¿Cómo dar volumen al cabello? ¿Cómo hacer para tener más volumen en el pelo? ¿Qué productos usar para dar volumen al cabello?

¿Tu pelo fino te hace pasar un mal rato? ¿Es irremediablemente ingobernable? Desde la elección de los productos de cuidado adecuados hasta la forma correcta de peinarlo, hay muchos consejos sobre cómo dar volumen al cabello fino y liso. Te los contamos a continuación.

Añade volumen al cabello fino con los productos de cuidado adecuados

En primer lugar, si quieres dar volumen a tu cabello, tienes que elegir los productos adecuados para el cabello fino. Desde los champús a las mascarillas, pasando por los acondicionadores y los productos sin aclarado, evita las fórmulas para cabellos normales o secos.

Estos productos tienden a apelmazar el cabello fino y hacer que parezca plano. También deben evitarse los tratamientos que contengan silicona o colágeno: aunque estas sustancias prometen un cabello suave y brillante, lastran la fibra capilar y dejan residuos. El cabello pierde volumen y se engrasa mucho más rápido.

Para tu rutina capilar, elige productos dedicados al cabello fino con fórmulas ligeras, limpiadoras e hidratantes, sin ser demasiado grasas. Recuerda aclarar bien el cabello después del champú y el acondicionador: Cuanto menos residuos haya, más volumen tendrá tu cabello. En cabellos secos, puedes aumentar el volumen utilizando champú en seco, o polvos texturizantes como los polvos ayurvédicos. Utilízalo con moderación para no crear caspa e irritar el cuero cabelludo.

Cómo dar volumen al cabello fino

A la hora de lavarlo, unos sencillos trucos pueden aportar volumen al cabello fino. Si tienes el pelo fino y seco, aplica tu mascarilla nutritiva sobre el cabello seco antes de lavarlo con champú. Dejar actuar de 30 minutos a toda la noche y luego lavar. El cabello estará hidratado, pero se eliminarán los residuos que pesan sobre el pelo cuando simplemente se aclara la mascarilla: Pelo suave y voluminoso garantizado.

Cuando te laves el pelo, aplica el champú masajeando suavemente el cuero cabelludo durante 2 o 3 minutos sin presionar demasiado. Este pequeño masaje ayudará a aflojar las raíces para dar volumen al cabello. Aclarar bien antes de aplicar un acondicionador muy ligero para facilitar el desenredado, de nuevo, aclarar bien.

Para peinarte, puedes utilizar un secador para secar el pelo o secarlo boca abajo. Pero ten cuidado, el calor del secador es muy perjudicial para el cabello. Utiliza sólo la función de aire frío o limita el uso del secador a una vez por semana como máximo. También hay que evitar los rizadores o las planchas para no dañar el cabello. Si no quieres utilizar aparatos, puedes atar tu cabello húmedo en varios moñitos o dos o tres trenzas y dejar que se sequen para crear ondas y dar volumen a tu cabello.

Corte y color para cabellos finos

Para evitar el efecto de cabello plano, necesitas un corte y un color adecuados para el cabello fino. Porque sí, cuando te falta volumen, puedes hacer un poco de trampa jugando con los cortes y los contrastes con la ayuda de tu peluquero.

Para dar volumen al cabello fino, son más adecuados los cortes cortos o de longitud media (longitud máxima a la altura de los hombros). Con menos masa capilar, y por lo tanto menos peso, tu cabello estará menos estirado y más voluminoso. Para acentuar este efecto, puedes optar por un corte a capas. No debes afinar demasiado para conservar la mayor cantidad de masa capilar posible, pero un ligero degradado creará movimiento y dará una impresión de textura.

Un último consejo: Juega con el color creando reflejos. Un balayage natural es perfecto para dar la ilusión de volumen, ya que, con un corte a capas, las mechas más claras crearán contraste y darán la impresión de una melena más densa.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!