¬ŅC√≥mo reforzar la inmunidad del beb√©?

¬ŅExisten acciones recomendables y no recomendables para poner en marcha el sistema inmunitario de tu peque√Īo? La respuesta es un rotundo s√≠, y vamos a repasar algunos comportamientos que son √ļtiles en ese sentido. Pero antes, unas palabras sobre el sistema inmunitario del cuerpo.

Inmunidad: Aspectos b√°sicos

Utilizamos el sistema inmunitario de nuestro cuerpo para combatir las infecciones. Combatir las infecciones es importante para evitar que enfermemos, pero una buena inmunidad tiene tambi√©n otros beneficios. Los beb√©s y los ni√Īos peque√Īos necesitan una buena inmunidad para crecer bien, y para todos nosotros, contribuye a una sensaci√≥n de bienestar que va m√°s all√° de evitar la enfermedad. Es, sin duda, uno de los sistemas del cuerpo que tiene un gran papel en mantenernos en funcionamiento.

El sistema inmunitario tiene muchos componentes: Las c√©lulas B producen unas prote√≠nas llamadas anticuerpos que pueden destruir las c√©lulas da√Īinas o neutralizar las sustancias qu√≠micas t√≥xicas que producen. Las c√©lulas T desempe√Īan un papel en el recuerdo de los g√©rmenes da√Īinos y en la eliminaci√≥n de las propias c√©lulas. Muchos otros tipos de c√©lulas y prote√≠nas tambi√©n tienen su funci√≥n, y es importante que se mantengan en plena forma.

¬ŅQu√© es lo que puede hacer que una persona no tenga una inmunidad √≥ptima?

  1. Los beb√©s, incluso los ni√Īos peque√Īos, tienen una inmunidad menor. El sistema inmunitario se desarrolla con el tiempo, en gran medida porque tenemos que encontrar cosas en el entorno para que se desarrolle. (Las personas mayores, en cambio, tienden a perder la inmunidad como parte del proceso de envejecimiento).
  2. Ciertas sustancias químicas -incluidos algunos medicamentos- pueden debilitar el sistema inmunitario.
  3. Condiciones gen√©ticas. Este t√©rmino se refiere a las enfermedades hereditarias con las que pueden nacer los beb√©s. Aunque son poco frecuentes, pueden tener un efecto devastador en la inmunidad. El m√©dico puede buscar pruebas de alteraci√≥n de la inmunidad en un beb√© o un ni√Īo peque√Īo que haya desarrollado un patr√≥n inusual de infecciones. No hablamos de esos resfriados constantes. Eso suele ser normal. Los m√©dicos estar√≠an buscando infecciones m√°s graves o, a veces, una alteraci√≥n del crecimiento.
  4. Algunos gérmenes -el virus del VIH, por ejemplo- pueden destruir temporal o permanentemente componentes del sistema inmunitario.
  5. Los ni√Īos necesitan prote√≠nas para construir un sistema inmunitario sano; los que vivimos en pa√≠ses desarrollados solemos tener m√°s que suficientes, esto puede ser un problema en los pa√≠ses en desarrollo.

Cómo reforzar la inmunidad

Bien, hemos hablado de algunos aspectos b√°sicos relacionados con nuestro sistema inmunitario y hemos discutido algunas cosas que pueden deprimirlo. ¬ŅC√≥mo podemos mejorarlo? Veamos algunas sugerencias, empezando por dos que ya sab√≠as que iba a decir:

Las vacunas est√°n dise√Īadas para trabajar con nuestro propio sistema inmunol√≥gico para reconocer los g√©rmenes da√Īinos y combatirlos y eliminarlos o neutralizarlos en caso de que invadan nuestro cuerpo.

Aunque los bebés no nacen con un sistema inmunitario bien desarrollado, pueden beneficiarse de los anticuerpos que combaten las infecciones presentes en la leche materna. La leche materna también contiene otras proteínas que refuerzan el sistema inmunitario e incluso algunas células que combaten las infecciones.

Mantener una buena nutrici√≥n. De nuevo, la lactancia materna es lo mejor para los ni√Īos peque√Īos. A pesar de los anuncios de "Come esto/no comas aquello", los ni√Īos mayores pueden beneficiarse de una dieta variada; si tus hijos comen varias raciones de una fuente de prote√≠nas (carne o sustituto de la carne), frutas y verduras, productos l√°cteos y pan/cereales con al menos algunas opciones integrales, lo m√°s probable es que est√©n recibiendo lo suficiente para un buen sistema inmunitario. Y aunque todos los nutrientes tienen su papel en el mantenimiento de una buena inmunidad, muchos dicen que las vitaminas C y D y el zinc son especialmente importantes.

Reduce el estr√©s. S√≠, los ni√Īos, e incluso los beb√©s, se estresan y necesitan nuestra presencia para sentirse menos estresados. Si tu hijo se siente especialmente estresado en estos tiempos de incertidumbre, dale la oportunidad de hablar de ello, o incluso de dibujar o representar sus sentimientos.

Todo tipo de sustancias químicas que refuerzan el sistema inmunitario comienzan a circular después de realizar una actividad física, y hacerlo tendrá otros beneficios para la salud de tu hijo.

Por √ļltimo, hay un par de cosas m√°s que se est√°n estudiando por su papel en la inmunidad, aunque hay que discutir cu√°l es exactamente ese papel:

Este término se refiere a la adición de bacterias "buenas" para complementar las que ya están en el intestino. Muchas veces pueden agotarse durante ciertas enfermedades, especialmente si se utilizan antibióticos. Aunque esta es otra razón de peso para evitar los antibióticos innecesarios (por ejemplo, para los resfriados), también es un buen tema para consultar con el médico.

"Limpio frente a sucio". Aunque no se puede negar que un buen lavado de manos es una de las mejores cosas que podemos hacer para combatir la propagaci√≥n de infecciones, desde el punto de vista inmunol√≥gico, hay quien considera que nos estamos volviendo demasiado prudentes. La idea es que necesitamos peque√Īas dosis del medio ambiente para desarrollar un sistema inmunitario sano. (El pensamiento var√≠a en cuanto a si esto ayuda a combatir las infecciones o a evitar las alergias). Este es otro tema de debate. Mientras tanto, si tienes un patio relativamente libre de peligros y hace suficiente calor, no hay nada malo en que tu hijo vaya descalzo por la hierba o incluso por el barro. Algunas personas que lo hacen juran que rara vez se ponen enfermas y, adem√°s, hacen ejercicio.

El sistema inmunitario es un √°rea de investigaci√≥n activa y en los √ļltimos a√Īos ha dado lugar a muchos tratamientos para diversas enfermedades. Afortunadamente, los cuerpos de la gran mayor√≠a de nosotros contienen mucha inmunidad natural y la capacidad de desarrollar a√ļn m√°s si prestamos atenci√≥n a lo que funciona. Siguiendo las sugerencias anteriores, los sistemas inmunitarios de los m√°s peque√Īos tendr√°n la mejor oportunidad de desarrollarse bien.

ūüĒÖ Tambi√©n te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!