¿Qué es percentil para niños?

El percentil es una medida utilizada por los pediatras para registrar el desarrollo físico del niño en forma de tabla. Se incluye en la historia clínica del niño y puede ser consultada en cualquier momento por los padres.

¿Qué es un percentil?

Un percentil es la diferencia entre la medida obtenida para un individuo y el porcentaje obtenido para la mayoría idéntica en edad y sexo. Esto significa que una niña de 6 años que mida 1,24 m será considerada fuera de la norma por el mundo médico, ya que la media es de 1,15 m.

La niña es entonces un 8% más alta que sus compañeros. Esto da una curva superior a la media en un gráfico. Pero estas cifras son sólo una base de observación y los profesionales adaptan sus diagnósticos en función de varios factores, como el perímetro craneal, el peso, la genética familiar, etc.

Una unidad compleja de entender

El percentil es una unidad estadística que permite a los profesionales de la salud determinar si un niño está dentro del rango normal de peso, altura y perímetro cefálico. Esta unidad se calcula a partir de los datos que proporciona la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año. Desde 2018, las tablas han evolucionado para tener en cuenta más información, como las circunstancias de los cálculos y el género, niña o niño.

¿Por qué debería importarnos?

Los gráficos son útiles para alertar de un desequilibrio en el desarrollo del niño, tanto físico como motor. El impacto de un desarrollo motor alterado puede tener, en efecto, consecuencias motrices: si el niño, por ejemplo, tiene un retraso en el crecimiento, puede resultarle más difícil utilizar el material escolar, las sillas, las mesas, etc., que no están a su altura. Otro ejemplo: un niño de 3 años que se expresa mal puede tener problemas psicológicos, pero también un retraso en el crecimiento y el pediatra utilizará la curva para comprobar si se produjo un traumatismo en algún momento de su vida.

La información más reciente de las tablas de crecimiento

La información contenida en estos cuadros se refiere a los niños hasta la edad de 18 años. Su historial médico debe ser rellenado por el médico que le atiende hasta esa edad. Esto permite recoger datos importantes sobre su desarrollo y consultarlos si es necesario en caso de operaciones o trastornos repentinos.

Los padres no están autorizados a rellenar las fichas, sólo los profesionales de la salud están autorizados a hacerlo. Los datos incorrectos podrían poner en peligro la atención médica adecuada del niño y causar una gran confusión en el tratamiento médico posterior.

A los 18 años, la profesión médica considera que el crecimiento es casi completo. Por supuesto, esto depende de cada persona, con una gran diferencia entre las chicas y los chicos. Las niñas empiezan a crecer antes y también terminan antes que los chicos, ya que las hormonas y su estirón difieren según la genética, la dieta y la experiencia individual.

Una curva que puede decir mucho

Cuando el pediatra examina las curvas, analiza los diferentes factores de crecimiento y organiza su revisión en consecuencia. Si, por ejemplo, la curvatura craneal no es normal, remitirá al niño y a sus padres a un colega especializado en trastornos mentales para comprobar si esta anomalía se debe únicamente a un crecimiento anormal o si va acompañada de enfermedades mentales como el autismo u otras. Sólo especialistas como neuropediatras o psiquiatras infantiles pueden responder a las preguntas de los padres.

No se puede hacer un diagnóstico sin el asesoramiento de especialistas de varias especialidades y sólo al final de una evaluación multidisciplinar se puede dar una respuesta concreta. Poner palabras a estas medidas extraordinarias es un verdadero apoyo para los familiares.

También te puede interesar leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!