estimulacion 8 a 11 meses

¿Por qué estimular a un bebé?

El cerebro de los niños pequeños se desarrolla de forma sorprendente. Así que nunca es demasiado pronto para empezar a estimular a un niño. De 0 a 3 años, su cerebro crece a un ritmo excepcional. Al nacer, el cerebro sólo tiene el 25% del tamaño del de un adulto. Durante el primer año de vida, el cerebro del bebé duplica su tamaño. A los 3 años, tiene el 80% del tamaño del cerebro adulto.

Este impresionante crecimiento se debe a toda la actividad que se produce en el cerebro del bebé durante este periodo. Al nacer, un niño tiene todas las neuronas necesarias para aprender. Sin embargo, necesitan ser estimuladas para que se establezcan conexiones entre sus neuronas y fluya la información. Cuantas más conexiones haya, más habilidades y conocimientos podrá adquirir el niño.

Juegos y Estímulos para Bebés de 8 a 11 meses - Cómo estimular al bebé

8 y 9 meses

  • Cuando estés cambiando al niño vete señalando y acariciando las diferentes partes del cuerpo mientras las nombras, dedos, pies, manos, rodilla...
  • Sienta al niño en la cama y muévelo suavemente hacia un lado y después hacia el otro. Estimulará su movimiento ante la pérdida de equilibrio. También puedes hacerlo hacia atrás, agarra sus pies y levántalos poco a poco, él irá haciendo fuerza para no perder el equilibrio hasta que al final se caiga hacia atrás. (pon un cojín o almohada detrás).
  • Dale juguetes u objetos con los que pueda hacer rotaciones y presiones con los dedos y las muñecas.
  • Ofrécele bloques para que los apile y de los de diferentes tamaños que se pueden introducir unos dentro de otros.
  • Ofrécele objetos de diferentes tamaños y formas, que se puedan abrir y cerrar, para que los manipule, explore e introduzca y saque cosas de ellos.
  • Dale pelotas de diferentes tamaños (que la más pequeña no le quepa en la boca).
  • Ata un cordón a su juguete favorito y deja el extremo cerca del niño, para que cuando tire de él vea como se acerca.
  • Incentívalo para que use los cubiertos y servilleta cuando coma. Depende de la dentición de cada niño, se le puede dar un trozo de fruta para que la manipule él solo.
  • Dale objetos y juguetes con los que pueda hacer ruidos.
  • Cuéntale cuentos, resalta palabras, diciéndolas de forma más pausada.
  • Cuando el niño diga palabras, repítelas con él. Y si la dice de forma incorrecta, corrígele.
  • Sácalo a pasear al aire libre, el parque es un buen sitio dónde ir ya que puede estar en contacto con otros niños.
  • Pinta sus manos con pintura de dedos para que pueda pintorrear libremente en cartulinas, murales, folios...
  • Puedes hacer títeres con calcetines viejos e inventarte personajes para que hablen con él, para usarlos en los cuentos, etc.

estimulacion 8 a 11 meses

10 y 11 meses

  • Deja que se arrastre o gatee libremente. Debes vigilarlo siempre, especialmente en zonas donde puedan existir riesgos y advertirle sobre estos.
  • Sujeta sus manos para ayudarle a ponerse de pie. Ponlo en zonas donde tenga puntos de apoyo seguros para que se pueda poner de pie.
  • Envuelve con papel objetos y juguetes para que él los desenvuelva. También puedes hacerlo con el cubierto que vaya a usar para comer.
  • Tapa el plato con su comida, para que tenga que destaparlo.
  • Esconde juguetes u objetos y anímale a buscarlos.
  • Cuando escuche música muéstrale el ritmo dando palmadas y palmeando sus manos.
  • Cuando el niño tenga algo en las manos, motívalo para que te lo de nombrando el objeto y extendiendo la mano.
  • Imita y repite las silabas que diga y vete añadiendo otras diferentes.
  • Cuando estén al aire libre, nombra los animales, plantas y cosas del entorno que se vayan encontrando.
  • Toma su mano y vete acariciando cada dedito y diciendo los nombres de papá, mamá, hermanos, abuelos...
  • Enséñalo a beber con un vaso, para empezar ponle poquita agua y según vaya aprendiendo le vas poniendo más cantidad. Al principio puedes utilizar vasos de plástico de los que vienen con la boquilla adaptada.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!