¿Cómo puedo afrontar un divorcio?

El divorcio se vive a menudo como un fracaso o una catástrofe. Sin embargo, es posible "tener éxito" en el divorcio, para evitar el sufrimiento de todas las partes, incluidos los niños. Para ello, es fundamental estar bien acompañado, contar con un abogado especializado en derecho de familia, formado en negociación, o incluso un coach especializado en separaciones y reconstrucción.

¿Por qué es tan doloroso el divorcio?

Divorciarse suele ser doloroso tanto para el que toma la decisión como para el que acaba aceptándola. La ruptura se vive siempre como una mutilación, continúa. Algo parece ser arrancado. Lo que se pierde en un divorcio es todo el entramado de la vida cotidiana y, a menudo, buena parte de la red de amistades de la pareja.

¿Puede un divorcio ser realmente exitoso?

Nos enseñaron a casarnos y a formar una familia. Pero la sociedad no nos ha enseñado a reconstruirnos tras la deconstrucción de nuestra vida conyugal. Pero el fracaso de una pareja es el comienzo de algo nuevo. Es un proceso hacia una transición vital, que requiere organizarse y adaptarse. Y admitir que el pasado pertenece al pasado.

¿Divorcio por consentimiento o judicial?

El divorcio de mutuo acuerdo es la opción menos gravosa, pero si hay la más mínima disputa, la decisión de un juez establece un marco tranquilizador. Una sentencia protege a todas las partes de la arbitrariedad, tanto a los cónyuges como a sus hijos. Sobre todo porque la decisión judicial siempre estipula que es válida "a menos que haya un acuerdo mejor". Esto significa que los padres pueden optar por una mayor flexibilidad.

¿Qué es un divorcio exitoso?

Un divorcio exitoso es aquel que logra una resolución completa del divorcio. Sobre todo, es necesario desdramatizar la situación y centrarse en su extensión, es decir, en el asentamiento y sus efectos. Los abogados de derecho de familia tienen una cultura de negociación y suelen estar formados en técnicas de negociación basadas en los intereses. Antes de pensar en presentar una demanda o una orden de divorcio ante una institución judicial, los abogados intentarán buscar un acuerdo.

Primero hay que estar seguro de la decisión que se toma cuando se decide separarse del cónyuge. Y cuando se sufre esta separación, es necesario admitir la nueva situación lo antes posible, no quedarse en la negación y creer que todo se arreglará, sino admitir que cada pareja toma una dirección diferente. Cuanto antes tengamos clara esta realidad, antes podremos entrar en la fase de organización del plan de coparentalidad.

¡Es necesario dialogar!

Ante todo, es necesario respetar al otro y, por tanto, hablar y escuchar al otro. Este diálogo, que puede ser llevado a cabo por abogados o por un mediador, debe conducir a acuerdos equilibrados, permitiendo a las partes mostrar empatía, ponerse en el lugar del otro para alcanzar una solución aceptable para ambos. Un acuerdo equilibrado entre las dos partes que sea aceptable para ambas es la solución menos mala, a corto, medio y largo plazo.

¿Cómo anunciarlo a los niños?

No hay que anunciar la separación el mismo día en que se toma la decisión. Hay que esperar a organizarse: saber si los niños tendrán que cambiar o no de colegio, dejar o no las actividades escolares, dónde vivirán, en custodia ompartida o no, mantener o no a sus compañeros, etc. Porque los niños también tendrán que pasar por su proceso de duelo y lo que más les preocupa es la incertidumbre. Así que hay que anticiparse a todo: así se evitan las crisis tanto de los niños como de los padres.

Hay que tener cuidado de no tomar a los niños como rehenes, de no pedirles que elijan, de no separarlos de su otro progenitor, prohibiéndoles cualquier contacto con él o denigrándolo. Al atacar al cónyuge, se corre el riesgo de dañar su parte en el niño. Una parte de la que no puede separarse sin peligro. Por otro lado, exagerar el buen entendimiento mantiene una esperanza de reconciliación que sólo puede desestabilizarlos. Por lo tanto, es necesario ser lo más claro posible.

¿Cómo se protege a los niños?

Son los que más sufren con un divorcio y deja huellas en su vida futurae. Un divorcio exitoso significa mantener una familia parental después del divorcio que esté unida y sea respetuosa y asegurarse de que sea lo menos complicado posible para los niños. Ya es difícil criar a los hijos en una familia unida, es aún más difícil en una familia divorciada. Los niños son la parte más delicada y complicada de un divorcio.

Nuevo comienzo

Hay que ser indulgente con uno mismo cuando se cae en la tristeza y también tener confianza en los recursos que se tienen. Pensar por fin en ti es una buena idea, siempre que no lo conviertas en un imperativo inmediato. Por ello, deberían retomar poco a poco las actividades artísticas o deportivas que habían interrumpido como pareja, o descubrir otras nuevas. Recurre al apoyo de los amigos y, si es necesario, busca ayuda profesional.

Tips para afrontar una separación matrimonial.

¿Cómo se debe afrontar una separación matrimonial? Aquí tienes algunas ideas:

1) En primer lugar, debes analizar la situación. Es decir, debes ser honesto con tus sentimientos. En caso de que tú hayas sido el abandonado merece la pena que aceptes los acontecimientos, cuanto más tardes en asumir tu nueva situación más difícil te será volver a la normalidad de tu nueva vida.

2) Reduce al máximo tus contactos con la otra persona. Tienes que romper el vínculo desde un punto de vista emocional y eso lleva tiempo. Tienes que olvidar pero no existe una receta rápida para lograr tal objetivo.

3) Céntrate en tu trabajo y en tus objetivos profesionales. Se trata de tener tu mente ocupada con algo que te motive.

4) Disfruta de tus amigos y de tu familia. Habrá días en los que no tendrás ganas de hacer planes con nadie. Encuentra el equilibrio, es decir, compréndete a ti mismo, relájate en ciertos momentos y llora cuando lo necesites. Pero no caigas en el error de encerrarte en casa durante una semana porque perderás el contacto con la realidad.

5) Muchas personas se obsesionan a la hora de encontrar el amor tras una ruptura. Será necesario un tiempo de duelo para curar las heridas y reponerte de verdad. Es decir, atravesarás un periodo de vulnerabilidad en el que estarás más sensible y triste.

En esos momentos, intenta quedarte con lo bueno de tu matrimonio, es decir, no pienses que todo ha sido un error porque seguro que también has sido muy feliz.

También te puede interesar leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!