Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Cómo superar una crisis de pareja

Lo ha escuchado un millón de veces, pero vale la pena repetirlo: incluso las relaciones más sólidas enfrentan desafíos.

Construir una relación feliz y saludable requiere trabajo y puede que no siempre sea fácil, especialmente cuando ha habido un abuso de confianza. Los problemas son parte de la vida y parte de la relación. Y el objetivo no es obsesionarse con el pasado, sino trabajar para crear juntos de manera significativa.

Entonces, ¿haces eso? Aquí hay algunos consejos para comenzar, ya sea que estés lidiando con las consecuencias de una traición o tratando de mantener una relación a larga distancia.

Cuando ha habido un abuso de confianza

Cada vez que se rompa la confianza, habrá una grieta en la relación. Puede ser doloroso enfrentarlo, pero dejar estos problemas sin resolver no ayudará a nadie a largo plazo.

1. Asume toda la responsabilidad si tienes la culpa

Si ha habido infidelidad o se ha roto la confianza, es importante asumir la plena responsabilidad por lo que pasó y comprender cómo tu comportamiento hirió a tu pareja.

Evita ponerte a la defensiva o esquivar tu error, pero tampoco caigas en el odio a ti mismo.

En pocas palabras: asume la responsabilidad, pero no intentes justificar tus acciones o culpar a alguien o algo más.

2. Dale a tu pareja la oportunidad de recuperar tu confianza

Si bien tiene todo el derecho a sentirse herido y enojado, debe haber un deseo de trabajar en la relación.

La confianza nunca se puede restaurar hasta que la persona cuya confianza se rompió le permita a su pareja la oportunidad de recuperarla.

3. Practica la transparencia radical

En lugar de reprimir emociones, lo idóneo es ser "radicalmente transparentes" entre sí sobre lo que les ha hecho daño. Esto implica realmente sacarlo todo, incluso si te sientes un poco tonto o cohibido al admitir ciertas cosas.

Si fuiste quien rompió la confianza, esto también implica ser radicalmente transparente contigo mismo sobre lo que te motivó a hacerlo. ¿Fue simplemente un error? ¿O fue un intento de sabotear una situación de la que no sabías cómo salir?

Para ser honestos el uno con el otro, tendrán que comenzar siendo brutalmente honestos con ustedes mismos.

4. Busca ayuda profesional

La confianza rota puede afectar a todos en la relación.

Si ha habido una brecha importante, considera trabajar junto con un terapeuta calificado que se especialice en relaciones y pueda brindar orientación para la curación.

5. Extiende compasión y cuidado a la persona que lastimaste

Si has lastimado a tu pareja, es fácil caer en una espiral de vergüenza y decepción en ti mismo. Pero eso no va a ayudar a ninguno de ustedes.

En lugar de dedicar todo tu tiempo a castigarte por lo que hiciste mal, intenta cambiar esa energía para mostrar cuidado y compasión a tu pareja.

Cuando estás en una relación a larga distancia

Estar físicamente separado la mayoría de las veces puede ser duro en una relación. Mantener vivo el romance requiere un esfuerzo adicional por parte de todos.

1. Manejar expectativas

Habla con tu pareja y establece reglas básicas que tengan en cuenta el compromiso mutuo.

Ser honesto y franco sobre las expectativas desde el principio puede evitar que las cosas salgan mal en el futuro.

2. Tener visitas programadas regularmente

Es muy importante que las parejas tengan visitas programadas y mientras esperan con ilusión que llegue el momento, planeen cosas especiales. De hecho, las investigaciones han demostrado que las relaciones a distancia en las que la pareja tiene un encuentro planificado son menos estresantes y más satisfactorias.

3. Reserva un tiempo para conectar online

Si no pueden organizar un encuentro debido a cualquier circunstancia se recomienda establecer fechas regulares a través de internet con un tema o enfoque específico.

No se limiten a sus temas de conversación habituales. Cocinen una comida juntos, vean una película mientras mantienen abierto el chat de video, jueguen un juego virtual o incluso lean un libro en voz alta, turnándose.

4. No dejes que tu mundo gire en torno a tu pareja

Si bien es importante prestar atención a fomentar la cercanía en una relación a larga distancia, ese aspecto no debería consumirte.

No importa cuánto extrañes a la otra persona, no te olvides de otras áreas importantes de tu vida. Mantén al día tus pasatiempos e intereses: una relación feliz y saludable implica, en parte, que cada miembro tenga su espacio.

Cuando viven juntos

No importa cómo se mire, pasar una mala racha en una convivencia es estresante.

1. Planifica una "reunión de parejas" semanal

Establezcan un horario específico cada semana que les permita a ambos hablar sobre temas más difíciles, como el dinero, la intimidad y la confianza para que estos no se desvanezcan en todas sus interacciones.

2. Aprende a comprometer

Todas las relaciones requieren dar y recibir. En la convivencia, acomodarte a las necesidades y preferencias de la otra persona sin sacrificar las tuyas puede ayudar a fomentar más felicidad y satisfacción.

Considera elaborar algún tipo de acuerdo temporal que les permita a cada uno de ustedes relajarse en casa solos. Por ejemplo, tal vez te quedes un poco más tarde en el gimnasio los martes y jueves, mientras que tu pareja pasa el rato con amigos los lunes y miércoles.

3. Pasa tiempo con amigos fuera de tu relación

Pasar tiempo con amigos puede tener un efecto poderoso en la salud emocional personal y puede ayudar a fortalecer la identidad personal.

Recuerda, mantenerse conectado con la pareja significa tener una vida fuera de la relación.

4. Contacto físico cariñoso

Es necesario que las parejas se abracen regularmente de una manera totalmente presente y conectada. Tomarse de la mano o abrazarse libera oxitocina que puede reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.

Si no están pasando un buen momento, esto podría ser más fácil decirlo que hacerlo. Intenta comenzar despacio; simplemente poner tu mano sobre la de tu pareja puede ayudar a demostrar que todavía te importa.

Cuando acabas de tener una gran pelea

Recoger las piezas después de una gran pelea puede parecer una tarea imposible. Prueba estas técnicas para ayudarlos a ambos a avanzar.

1. Usa comunicación experta

Una vez que los ánimos se hayan calmado, es importante asegurarse de que ambos tengan la oportunidad de expresar sus puntos. Cada uno debe tener su espacio para comunicar su punto de vista.

Ser abierto y honesto sobre los pensamientos e intenciones de uno sobre la relación en sí y el futuro puede restaurar, o crear de nuevo, una sensación de seguridad en la relación.

2. Habla desde el corazón

Para que tu pareja te escuche de verdad, es importante que comuniques lo que realmente sientes por debajo de toda la tensión.

Por ejemplo, evita frases acusatorias, como "¡Me hiciste esto!" En su lugar, apunta a algo como: "Cuando ocurre X, siento Y y creo que sería útil si pudieras hacer Z para tranquilizarme o evitar que eso suceda en el futuro".

3. Escucha activa

Si te das cuenta de que estás formando una refutación mental mientras tu pareja habla, no estás escuchando realmente. Te estás preparando para defenderte o ir a la batalla.

"Ganar" un argumento nunca es realmente ganar. Si tu pareja siente que perdió, probablemente contribuirá a una mayor distancia, tensión y resentimiento, por lo que, a la larga, también perderás.

4. Rompe el patrón

Al reconstruir la relación, es aconsejable considerarla como una nueva, en lugar de salvar una antigua.

Verlo de esta manera crea una oportunidad para definir reglas y límites desde el principio. Esto significa esforzarse por comprender y resolver los problemas subyacentes, así como dejar de lado los resentimientos pasados ​​a los que se han aferrado.

Cuando simplemente no lo sientes

La falta de pasión no significa automáticamente que la relación sea irreparable.

1. Mira el lado positivo de tu relación

Pasa una semana notando o escribiendo todas las cosas que su pareja hace "bien".

Los investigadores han descubierto que tendemos a ver lo que estamos buscando. Si estás buscando razones para estar enojado con tu pareja, probablemente las encontrará. Pero esto también funciona a la inversa. Mantén los ojos bien abiertos para ver las cosas buenas.

2. Di "gracias" por las cosas pequeñas

Del mismo modo, no solo observes en silencio las acciones correctas de tu pareja. Cuando haga algo que te guste, incluso si solo está limpiando la cocina después de una comida, agradécele verbalmente.

3. Divertirse juntos

A veces, simplemente caes en una rutina. Puede parecer un cliché, pero reservar algo de tiempo, incluso unas pocas horas, para hacer algo fuera de lo común puede marcar una gran diferencia.

Intenten tomar un descanso de la vieja rutina y dediquen tiempo a participar en experiencias nuevas y edificantes con las que experimentarán más emociones positivas y mayor felicidad.

Mantener la intimidad y la comunicación

Establecer cómo cuidarse unos a otros emocionalmente. ¿Qué significa esto realmente? Para empezar, comprométanse a darse cuenta cuando se sientan como si estuvieran separándose. Siéntense juntos y miren lo que podría estar causando el distanciamiento. ¿Han estado ambos muy ocupados en el trabajo? ¿Ha pasado demasiado tiempo desde que pasaron el día disfrutando de la compañía del otro?

El compromiso de trabajar en la relación es tan importante como el compromiso con la pareja.

¿Vale la pena?

No hay una respuesta fácil aquí. En última instancia, deberás evaluar si la relación vale la pena el trabajo que se requiere para salvarla.

También es aconsejable asegurarse de que todos los involucrados estén comprometidos a salvar la relación. Si eres el único dispuesto a trabajar, probablemente no sea probable la reconciliación.

Dicho esto, el abuso de cualquier tipo ya sea físico, verbal o emocional, es una señal de alerta. Ten en cuenta que los signos de toxicidad pueden ser bastante sutiles.

Si tienes algún indicio de que podrías estar sufriendo abuso de cualquier tipo, pide ayuda en el 016 (España)

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.