1 de junio Día Mundial de las Madres y los Padres

¿Porqué se celebra el 1 de junio el Día Mundial de las Madres y los Padres?

Establecido en 2012 por iniciativa de las Naciones Unidas, el Día Mundial de los Padres se celebra cada año el 1 de junio. Un evento que pretende "rendir homenaje a la dedicación de los padres, su compromiso y sacrificio para asegurar el futuro de sus hijos", pero también centrarse en los derechos respectivos de padres e hijos.

Honrar a los padres de todo el mundo

La principal responsabilidad de los padres siempre ha sido cuidar y proteger a los niños y garantizar el desarrollo armonioso de su personalidad. La familia debe garantizar un clima de felicidad, amor y comprensión para que los niños puedan crecer mejor y afrontar el futuro. Este Día Mundial rinde homenaje a la dedicación de los padres, su compromiso y su sacrificio para asegurar el futuro de sus hijos.

Desde la década de 1980, el papel de la familia ha llamado cada vez más la atención de la comunidad internacional. La Asamblea General ha adoptado varias resoluciones y ha proclamado el Año Internacional de la Familia (1994) y el Día Internacional de la Familia. En su resolución A/RES/66/292 del 17 de septiembre de 2012, la Asamblea General decidió proclamar el 1 de junio como Día Mundial de los Padres para honrar a los padres y madres de todo el mundo. #DíaMundialdelasMadresylosPadres

🔅Recursos educativos:

Los derechos de los niños y los padres

El Día de los Padres y madres es también una oportunidad para reafirmar los principios fundamentales de los derechos humanos, que se aplican tanto a los padres como a los hijos. Existe un texto específico para los más pequeños, firmado por todos los países en la ONU, llamado Convención sobre los Derechos del Niño, que establece el principio del interés superior del niño. Así, todas las decisiones relativas al niño tomadas por los padres, o por las instituciones del Estado si los padres no están presentes, deben estar dictadas por el interés superior del niño. Los padres tienen "una responsabilidad común en la crianza y el desarrollo del niño".

Al mismo tiempo, los padres tienen derechos en relación con sus hijos, casi siempre como corolario de la patria potestad. 

¿Cómo hacer feliz a tu hijo?

El Día Mundial de los Padres subraya el papel de los padres en la felicidad del niño, deben "asegurar el desarrollo personal de los niños creando un clima familiar de felicidad, amor y comprensión mutua en la familia". Pero, ¿cómo hacer feliz a un niño?

  • Garantizando su seguridad: nada es más importante para los niños pequeños que saber que pueden contar con sus padres. Por lo tanto, la estabilidad en el hogar es esencial, tanto en lo que respecta a las relaciones como a los hábitos que marcan el día (rituales de comida, baño, etc.). La confianza en sí mismo también es esencial y hay que hacer todo lo posible para desarrollarla en el niño.
  • Saber decir no: la satisfacción de todos los deseos aporta ciertamente un alivio inmediato, pero una vez satisfecha la necesidad, se crean otras nuevas. Por eso, decir que sí a todo, todo el tiempo a tus hijos, es una mala idea y no les hará más felices. En cambio, debe aprender a elegir sus prioridades, aceptar la frustración y limitar sus deseos.
  • Dedicarles tiempo y El juego, una actividad esencial para el desarrollo del niño.

Se necesita más apoyo para los padres que trabajan durante la pandemia de COVID-19

Las familias son las primeras víctimas de la pandemia de COVID-19. Los padres tienen la responsabilidad de proteger a sus familias, cuidar a los niños que no van a la escuela y, al mismo tiempo, continuar con sus responsabilidades laborales. Sin el apoyo de sus padres, la salud, la educación y el bienestar emocional de los niños pueden estar en peligro. Al introducir políticas y prácticas favorables a la familia, las empresas y organizaciones estarán mejor posicionadas para promover la seguridad y el bienestar de los niños, al tiempo que proporcionan un apoyo fundamental a sus empleados.

En una nota técnica conjunta, UNICEF, la OIT y ONU Mujeres subrayan que si se da a los padres trabajadores el tiempo, la información, los servicios y los recursos que necesitan para hacer frente a la crisis, las políticas y las prácticas favorables a la familia pueden marcar una diferencia crucial. El empleo, la protección de los ingresos, los permisos pagados para cuidar a los miembros de la familia, los acuerdos de trabajo flexibles y el acceso a guarderías de emergencia son medidas importantes que permiten a los trabajadores protegerse y cuidar de sí mismos, de sus hijos y de sus seres queridos, minimizando así el impacto de esta pandemia.

🔅Recursos educativos:

Comparte este artículo!