Cuentos para Reflexionar

Cuentos e historias para pensar y reflexionar que enseñan cosas sobre la vida.

Mamá Gaviota - Historias para Pensar

Recursos Educativos - Cuentos e Historias cortas para reflexionar

Mamá Gaviota

Hace mucho tiempo, en una playa castigada por olas gigantescas, había una gaviota desesperada. Acababa de poner sus huevos en la arena y el mar se los había arrebetado. Mamá gaviota se lanzó al mar para recuperarlos y se sumergió en él una y otra vez, pero sus intentos fueron en vano. Con el corazón roto, imploró al mar: "Devuélveme a mis hijos, por favor". Pero el mar no le contestó.

El Tesoro Escondido - Historias para Pensar

Recursos Educativos - Cuentos e Historias cortas para reflexionar

El tesoro escondido

El rabino Isaac tenía un sueño recurrente en el que una voz le ordenaba que viajase a la lejana Praga y que, una vez allí, empezara a cavar debajo del puente que conduce al Palacio Real hasta encontrar un tesoro. Como pasaban los meses y el sueño persistía, al final decidió hacer el largo viaje para comprobar qué había de verdad en esa revelación.

Cuentos infantiles - Vídeo Cuentos

El Hombrecillo de Papel

Para trabajar los valores humanos y el valor de la amistad

hombrecillo papel

Era una mañana de primavera, y una niña jugaba en su cuarto. Jugó con un tren, con una pelota y con un rompecabezas, pero pronto se aburría de todo.

Luego empezó a jugar con un periódico, hizo un sombrero de papel y se lo puso en la cabeza. Después hizo un barco y lo puso en la pecera. La niña se cansó también de jugar con la pecera y con el barco. Entonces hizo un hombrecillo de papel de periódico y estuvo toda la mañana jugando con él. 

Por la tarde la niña bajó al parque para jugar con sus amigos, con ella iba el hombrecillo de papel. 

Al hombrecillo de papel le gustaron mucho los juegos de los niños y los niños estaban muy contentos con aquel amigo tan raro que ahora tenían.

Cuentos, historias y textos para reflexionar

Puedes hacerlo

Cuentos, historias y textos para reflexionar

Si piensas que estás vencido,
lo estás.
Si piensas que no te atreves,
no lo harás.
Si piensas que te gustaría ganar pero no puedes,
no lo lograrás.
Si piensas que perderás,
ya has perdido.

Porque en el mundo encontrarás
que el éxito comienza
en la voluntad del hombre
Todo está en el estado mental.
Porque muchas carreras se han perdido
antes de haberse corrido.

Historias para reflexionar

Zanahorias, huevos y café

Recursos educativos - Cuentos para reflexionar

El niño negro

Esta es la historia del señor que vendía globos en el parque. Los tenía grandes, pequeños, rojos, verdes, amarillos, azules, de rayas y de puntos. Cuando los niños dejaban de comprar, soltaba un globo y este se perdía en el firmamento. El espectáculo atraía a los niños, pero al mismo tiempo tenía sumido en profunda reflexión a un niño negro que no compraba, sino que observaba en silencio al vendedor de globos.

El niño negro

todo-tiempo

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a su casa para poder ver a la mariposa cuando saliera de él. Un día vio que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar durante varias horas. Advirtió que la mariposa luchaba por hacerlo más grande y poder salir.

El hombre vio que la mariposa forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño agujero, hasta que llegó un momento en que se detuvo. Aparentemente se había atascado.

maestro-indu

Era un renombrado maestro; uno de esos maestro que corren tras la fama y gustan de acumular más y más discípulos. En una descomunal carpa, reunió a varios cientos de discípulos y seguidores. Se irguió sobre si mismo, impostó la voz y dijo:

-Amados míos, escuchad la voz del que sabe.

Se hizo un gran silencio. Hubiera podido escucharse el vuelo de un mosquito.

-Nunca debéis relacionaros con la mujer de otro; nunca. Tampoco deben jamás beber alcohol, ni alimentarse con carne.

La historia del cerrajero

Había una vez un cerrajero al que acusaron injustamente de unos delitos y lo condenaron a vivir en una prisión oscura y profunda. Cuando llevaba allí algún tiempo, su mujer, que lo quería muchísimo, se presentó al rey y le suplicó que le permitiera por lo menos llevarle una alfombra a su marido para que puediera cumplir con sus postraciones cada día. El rey consideró justo esa petición y dio permiso a la mujer para llevarle una alfombra para la oración. 

El prisionero agradeció la alfombra a su mujer y cada día hacía fielmente sus postraciones sobre ella.

Un padre y un hijo pasaron una semana en una humilde y pequeña granja de unos parientes lejanos.

El padre deseaba que el muchacho, consentido y algo perezoso, conociera la vida dura y sacrificada de aquella familia para que valorara todo lo que tenía.

Cuentos para pensar

Ya de regreso a casa, el padre preguntó:

Comparte este artículo!