Cuentos para Reflexionar

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Recursos educativos - Cuentos para reflexionar

El niño negro

Esta es la historia del señor que vendía globos en el parque. Los tenía grandes, pequeños, rojos, verdes, amarillos, azules, de rayas y de puntos. Cuando los niños dejaban de comprar, soltaba un globo y este se perdía en el firmamento. El espectáculo atraía a los niños, pero al mismo tiempo tenía sumido en profunda reflexión a un niño negro que no compraba, sino que observaba en silencio al vendedor de globos.

El niño negro

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

todo-tiempo

Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a su casa para poder ver a la mariposa cuando saliera de él. Un día vio que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar durante varias horas. Advirtió que la mariposa luchaba por hacerlo más grande y poder salir.

El hombre vio que la mariposa forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño agujero, hasta que llegó un momento en que se detuvo. Aparentemente se había atascado.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

maestro-indu

Era un renombrado maestro; uno de esos maestro que corren tras la fama y gustan de acumular más y más discípulos. En una descomunal carpa, reunió a varios cientos de discípulos y seguidores. Se irguió sobre si mismo, impostó la voz y dijo:

-Amados míos, escuchad la voz del que sabe.

Se hizo un gran silencio. Hubiera podido escucharse el vuelo de un mosquito.

-Nunca debéis relacionaros con la mujer de otro; nunca. Tampoco deben jamás beber alcohol, ni alimentarse con carne.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

La historia del cerrajero

Había una vez un cerrajero al que acusaron injustamente de unos delitos y lo condenaron a vivir en una prisión oscura y profunda. Cuando llevaba allí algún tiempo, su mujer, que lo quería muchísimo, se presentó al rey y le suplicó que le permitiera por lo menos llevarle una alfombra a su marido para que puediera cumplir con sus postraciones cada día. El rey consideró justo esa petición y dio permiso a la mujer para llevarle una alfombra para la oración. 

El prisionero agradeció la alfombra a su mujer y cada día hacía fielmente sus postraciones sobre ella.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Un padre y un hijo pasaron una semana en una humilde y pequeña granja de unos parientes lejanos.

El padre deseaba que el muchacho, consentido y algo perezoso, conociera la vida dura y sacrificada de aquella familia para que valorara todo lo que tenía.

Cuentos para pensar

Ya de regreso a casa, el padre preguntó:

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado

Hace muchos años en el país de las plantas vivían plantas y animales.

Vivían palomas en sus nidos, gorriones, calandrias, hormigas que subían y bajaban, y cantidad de bichitos, sobre y debajo de las plantas. Hasta que llegaron dos hombrecitos y cortaron todas las plantas. Echaron a las palomas, a las calandrias, a los gorriones, a las hormigas y a todos los bichitos que vivían sobre y de bajo de las plantas. Y ya no se llamó más el país de ls plantas. Lo llamaron el país de los hombrecitos. Antes, al salir el sol, el país de las plantas se llenaba de luces y sombras... Pero ahora, que ya no quedaba ni una sola planta, los hombrecitos tuvieron que fabricar sombrillas para tener sombra. Pero como ni a las calandrias, ni a los gorriones, ni a las palomas les gusta hacer nidos en una sombrilla ni pararse a cantar sobre una sombrilla, los señores tuvieron que fabricar aparatos para oír cantos y música.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Una mañana un viejo Cherokee le contó a su nieto acerca de una batalla que ocurre en el interior de las personas.

dos lobos

El dijo, "Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de todos nosotros.