Ideas de cómo decorar huevos de Pascua con niños, semana santa,

Actividades infantiles para Pascua

La decoración de los huevos de Pascua es el punto culminante de la primavera para muchos niños. Es un divertido proyecto familiar que puedes llevar al siguiente nivel utilizando una nueva técnica creativa que a tus hijos les encantará.

La diversión de la temporada de Pascua

La Pascua es una de esas fiestas que, si bien el día en sí mismo es siempre una celebración maravillosa, las semanas que la preceden son también una gran parte de los festejos. Desde la planificación de la búsqueda de huevos de Pascua hasta el encuentro con el conejo y el llenado de cestas, siempre hay algo divertido que hacer.

Ideas divertidas para la cesta de Pascua de tu hijo

Esto es especialmente cierto para la decoración de los huevos de Pascua. Seguro que sería bastante fácil comprar uno de esos kits para colorear de la tienda, pero con un poco de planificación y pensamiento creativo, puedes convertir el teñido de los huevos de Pascua en una divertida actividad familiar.

Huevos teñidos

De forma similar a como se tiñe una camiseta, utiliza gomas elásticas para crear líneas mientras sumerges los huevos en diferentes colores. Este proyecto se puede realizar con tu kit favorito para teñir huevos.

Coloca gomas de diferentes anchos a lo largo del diámetro del huevo en diferentes direcciones. Diviértete quitando y añadiendo gomas a medida que sumerges los huevos en diferentes tintes. A ver qué tipo de combinaciones de colores puedes hacer.

Fiesta de purpurina

Esta fiesta es un poco sucia, pero muy divertida, sobre todo con una habitación llena de niñas. Si tu caza de huevos de Pascua va a ser en el interior, esta puede no ser la mejor idea porque podrías tener purpurina por todas partes.

Empieza por teñir los huevos para darles un color de base. Deja que se sequen por completo.

Aplica pegamento para manualidades con una brocha sobre los huevos y luego pásalos por la purpurina para darles un acabado brillante.

Fiesta de pegatinas

Tanto los niños como las niñas se divertirán con este proyecto de huevos porque a todos los niños les encantan las pegatinas.

Consigue un montón de pegatinas en la tienda de manualidades. Deja que tu hijo las pegue en los huevos blancos o teñidos (asegúrate de que estén secos primero) donde quiera.

Huevos amigos

En este proyecto, los niños pueden convertir los huevos de Pascua en pequeños personajes. Pueden elegir animales, personas o cualquier criatura que les guste. ¿Pueden hacer uno para cada miembro de la familia?

Convierte los huevos de Pascua en pequeños amigos con ojos de goma, caramelos diminutos, hilo y rotuladores.

Haz que los niños hagan caras con los distintos materiales y peguen cosas en el huevo.

Huevos de gemas brillantes

Recoge joyas brillantes de la tienda de manualidades para que tu hijo de preescolar pueda crear fantásticos huevos enjoyados para Pascua.

Comienza tiñendo los huevos para darles un color base y deja que se sequen.

Crea huevos de gemas dignos de un joyero pegando joyas de caras planas de diferentes formas y colores por todo el huevo.

Termina perfilando cada gema con pegamento dorado y plateado.

Huevos con forma de remolino

Una forma divertida de dar un nuevo giro al tradicional huevo teñido, este proyecto es fácil y muy divertido para todos (¡tú incluido!). Coge tu kit de tinte favorito y ya estás listo.

Crea magníficos huevos con remolinos añadiendo simplemente un poco de aceite vegetal a cada recipiente de la mezcla de tinte y agua.

Introduce el huevo en el tinte y hazlo girar suavemente con una cuchara.

Sécalo y repite la operación con todos los colores que quieras.

Colorear con ceras de colores

Este proyecto requiere que los huevos estén calientes mientras se decoran, así que asegúrate de tener todo preparado antes de empezar.

Una vez que hayas hervido los huevos y estén todavía calientes, deja que tu hijo coloree sobre ellos con los lápices de colores.

El calor del huevo debería derretir un poco la cera, consiguiendo un efecto genial.

Los huevos con cosas

Diviértete recogiendo un montón de cosas pequeñas que los niños pueden pegar en los huevos de Pascua. Rebusca en los armarios de la cocina y en tu almacén de manualidades y dale un buen uso a esas cosas que podrías tirar.

Pega en los huevos pequeños objetos como macarrones, botones y cuentas.

Cuando el pegamento esté seco, puedes pintarlos para darles un toque de color o dejarlos tal cual.

Pintura de esponja

Añade una capa extra a los huevos teñidos con divertidas formas y pintura. A los niños les encantará ensuciarse un poco los dedos para crear estos huevos.

Tiñe los huevos como de costumbre o píntalos. Cuando tengan el tono deseado, coge esponjas cortadas con formas divertidas (pato, conejito, flor, etc.) y sumérgelas en la pintura blanca y luego en los huevos.

Crayones invertidos

Al principio, puede que no parezca gran cosa. Cuando saques el huevo del tinte, verás lo chulos que son estos huevos. El crayón funciona como una cera resistente, permitiendo que el tinte afecte sólo a las áreas no cubiertas por el crayón.

Si confías en tus habilidades de dibujo o simplemente estás haciendo un diseño al azar, colorea cada huevo con un crayón blanco.

Sumérgelos en el tinte y espera a que aparezcan los resultados.

También te puede interesar:

Comparte este artículo!