Productos domésticos tóxicos que deben evitarse durante el embarazo

Casi todas las mujeres embarazadas entrarán en contacto con sustancias químicas que podrían dañarlas a ellas o a su bebé. Por lo general, se trata de una cantidad tan pequeña que no hay que preocuparse, pero sigue siendo una buena idea evitar algunos productos tóxicos durante el embarazo.

¿Qué son los productos domésticos "tóxicos"?

Estamos rodeados de productos químicos y toxinas (venenos). Incluyen pesticidas en el jardín, plomo, mercurio y algunos productos de limpieza.

La mayoría de los productos químicos con los que te encuentras en tu vida diaria no dañarán a tu bebé. Pero si te expones a grandes cantidades de sustancias químicas durante mucho tiempo, es posible que tu hijo corra un mayor riesgo de sufrir trastornos congénitos o problemas de salud en el futuro.

Si respiras o tragas algunas sustancias químicas, éstas pueden entrar en el torrente sanguíneo y pasar al bebé a través de la placenta. Tu bebé también puede estar expuesto a sustancias químicas después de nacer a través de la leche materna o si se lleva los dedos a la boca.

Si estás embarazada o amamantando, estos consejos te ayudarán a minimizar tu exposición.

Sustancias químicas que debes evitar durante el embarazo o la lactancia

Pesticidas y herbicidas

Se sabe que algunos plaguicidas (mata insectos) y herbicidas (mata malas hierbas) afectan a los bebés en desarrollo y a los recién nacidos. Por lo general, los pesticidas utilizados en el hogar y para los tratamientos profesionales contra las plagas son seguros. Pero es una buena idea evitarlos en la medida de lo posible durante el embarazo. Pídele a otra persona, como a un profesional de control de plagas autorizado, que haga el tratamiento por ti.

Productos de limpieza

Aunque la mayoría de los productos de limpieza son seguros, se ha informado de que algunos productos químicos de uso doméstico causan sibilancias en la primera infancia. Para estar seguros, usa guantes y evita respirar los vapores de productos como limpiadores de hornos y azulejos.

Prepara la llegada de tu bebé con hasta un 15% de descuento ⬇⬇⬇lista de nacimiento bebe

Pintura

La mayoría de los vapores de la pintura son seguros durante el embarazo, pero existe un riesgo ligeramente mayor si se utilizan pinturas con base de disolvente o se quitan las pinturas viejas, ya que éstas pueden contener trazas de plomo. Elige una pintura a base de agua y una brocha o un rodillo de pintura en lugar de un spray (que contiene disolventes). Asegúrate de que la habitación esté bien ventilada si pintas - o pide a alguien que lo haga por ti.

Repelente de mosquitos

Todos los repelentes de mosquitos han sido probados y son seguros de usar. Sin embargo, una pequeña cantidad de los químicos DEET o picaridina entrará en la piel, y es mejor tener cuidado durante los primeros 3 meses de embarazo. Elige un repelente con una concentración baja a moderada del químico - entre el 5% y el 20% - y considera otras formas de evitar los mosquitos, como mosquiteros y mangas largas.

Mercurio

Estar expuesta a altos niveles de mercurio puede dañar tu salud y aumentar la probabilidad de sufrir daños cerebrales y problemas de audición y visión en un bebé en desarrollo. Algunos pescados contienen mercurio, como el tiburón , la picuda, el marlín y el pez espada. Para estar seguros, las mujeres embarazadas deben limitar el consumo de estas especies de peces a no más de una vez cada quince días. Si necesitas un empaste dental, habla con tu dentista sobre las opciones que no contienen mercurio. â‡’ El mercurio durante el embarazo

Madera tratada con arsénico

La madera para exteriores suele ser tratada con cobre, cromo o arsénico para protegerla de la podredumbre seca, los hongos, el moho y las termitas. Este tratamiento se ha relacionado con algunos cánceres, diabetes, abortos espontáneos y mortinatos. Le da a la madera un tono verdoso, que se desvanece con el tiempo. Puedes protegerte a tí misma y a tu bebé no poniendo comida en la madera tratada con arsénico y lavándote las manos (y las de tu hijo) después de que juegue en ella.

Esmalte de uñas

El formaldehído es una sustancia química utilizada en el esmalte de uñas, algunos cosméticos y productos para alisar el cabello. La cantidad de formaldehído en el esmalte de uñas es muy pequeña y se descompone rápidamente por el cuerpo, sin embargo no se pueden descartar los efectos adversos en el bebé. Así que es mejor usar esmaltes de uñas que no tengan formaldehído. â‡’ Manicura y pedicura durante el embarazo: ¿Es seguro?

Pintura y productos a base de plomo

Los altos niveles de plomo en el cuerpo pueden afectar a la salud de los bebés no nacidos y los niños. Los niveles muy altos pueden provocar un nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, o incluso un aborto o muerte al nacer. Es importante mantener la exposición al plomo lo más bajo posible.

La pintura que contiene plomo se usaba en muchas casas antes de 1970, por lo tanto, evita quitar la pintura vieja mientras estés embarazada. Ingerir una pequeña escama de pintura del tamaño de una moneda puede elevar los niveles en la sangre durante varias semanas, y parte de ésta permanecerá en el cuerpo de por vida. Es importante mantener a los niños pequeños alejados de la pintura vieja, también.

Retardantes de fuego

Las sustancias químicas utilizadas para hacer los muebles del hogar menos inflamables se han relacionado con las dificultades de aprendizaje de los niños. Para evitar la exposición, lávate las manos con frecuencia, usa una aspiradora con filtro HEPA y limpia el suelo con regularidad. Además, evita el contacto con cualquier espuma del interior de los muebles.

Productos químicos de limpieza en seco

Es seguro tener la ropa limpia en seco cuando estás embarazada. Si entra en contacto con muchos de los productos químicos -si, por ejemplo, trabajas en una tintorería- puedes tener un riesgo ligeramente mayor de aborto. Habla con tu jefe sobre cómo trabajar de forma segura mientras estás embarazada.

Amianto

El amianto se utilizaba en muchos materiales de construcción y está vinculado a varias enfermedades pulmonares como el cáncer de pulmón y el mesotelioma. Si bien no hay pruebas de que el amianto pueda afectar al embarazo o dar lugar a un trastorno congénito, debes evitar el contacto con el amianto - o con fuentes sospechosas de amianto - en cualquier momento.

BPA

El producto químico bisfenol A (BPA) se encuentra en la mayoría de los plásticos, y puede pasar de una madre a su bebé en el útero. Se ha sugerido que puede causar problemas cerebrales y de comportamiento en algunos niños.

Bolas de naftalina

Las bolas de naftalina contienen el producto químico naftalina, que se sabe que da a las personas dolores de cabeza, náuseas, mareos y vómitos. También puede provocar graves problemas de salud en los niños pequeños, ya que es más probable que se metan las bolas de naftalina en la boca. No utilices bolas de naftalina cerca de niños menores de 3 años y asegúrate de que se almacenen de forma segura.

El tabaco

Es fundamental no fumar durante todo el embarazo y periodo de lactancia. Recuerda que el tabaco es muy perjudicial para la salud y mucho más durante el embarazo.

Los bebés de mujeres fumadoras tienen más posibilidades de presentar problemas de salud, nacimientos prematuros, bajo peso al nacer, etc.

Evita lugares y ambientes llenos de humo, eso también es perjudicial para tu embarazo.

El alcohol

Cuando la mujer embarazada toma alcohol éste pasa directamente a la sangre del feto a través de la placenta haciéndole mucho daño ya que su organismo no está preparado para metabolizarlo, pudiendo producir malformaciones al mismo.

Sustancias

Consumir drogas hace mucho daño para al feto, alterando su normal desarrollo y llegando a producir malformaciones. Cuando la mujer es consumidora habitual, debe comunicárselo al personal médico inmediatamente desde el mismo momento en que sepa que está embarazada.

Los estimulantes

No abuses del café, té, bebidas de cola, chocolate, etc.

Los medicamentos

Nunca se debe tomar ningún medicamento sin consultar antes con el médico.

Las radiaciones

Durante el embarazo se debe evitar la exposición a los rayos x , o cualquier otro tipo de radiaciones, especialmente en el primer trimestre del embarazo, ya que podrían afectar al bebé. Si es necesario realizar una radiografía, se debe comunicar al médico sobre el embarazo para utilizar protección.

Cómo evitar la exposición a los productos químicos

Para reducir su exposición a los productos químicos:

  • Almacena todos los productos químicos de forma segura - fuera del alcance de los niños y con las tapas de seguridad atornilladas correctamente.
  • Siempre lee y sigue las instrucciones de cualquier embalaje.
  • Busca alternativas, si puedes - por ejemplo, utiliza productos que contengan bajos niveles de sustancias químicas, o bicarbonato de sodio y vinagre para la limpieza.
  • Lávate las manos con regularidad.
  • Considera la posibilidad de no renovar mientras esté embarazada o amamantando.
  • Si tienes una tarea que involucra productos químicos (como algunos tipos de limpieza), pídele a otra persona que la haga.
  • Mantén tu casa bien ventilada.

Trabajar con productos químicos durante el embarazo

Si tu trabajo implica la exposición a sustancias químicas, habla con tu jefe o encargado. Ellos deben llevar a cabo una evaluación de riesgos y encontrar maneras de reducir tu exposición. Por ley, los empleadores deben hacer que el trabajo sea seguro para la madre y su bebé.

Dónde buscar ayuda

Si te expones a un producto tóxico durante el embarazo, no te asustes. Recuerda que sólo la exposición a largo plazo a grandes cantidades de productos químicos puede dañar a tu bebé. Es muy poco probable que una exposición única cause algún daño. Ante cualquier duda consulta con el médico.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!