¿Cómo hacer cosméticos caseros?

Para diseñar cosméticos 100% adaptados a tus necesidades, para cuidar nuestro planeta o para encontrar una mejor relación calidad-precio, hay muchas razones para iniciarse en la cosmética casera. Para empezar, te ofrecemos un resumen de lo esencial para hacer cosméticos en casa.

Cosméticos caseros: ¿Qué material hay que utilizar?

Para hacer tus propios cosméticos en casa, necesitarás algunos utensilios. Nada demasiado complicado, la mayor parte es material de cocina básico: un batidor, una espátula, un bol de Pyrex, cucharas medidoras, cacerolas, un embudo y recipientes para sus preparaciones. Una balanza electrónica de precisión también puede ser muy útil.

Los materiales necesarios para los cosméticos caseros dependen, por supuesto, del tipo de cosmético que se quiera hacer y de su complejidad. Si quieres hacer jabones caseros, por ejemplo, necesitarás moldes para darles forma. Si se necesitan dosis muy precisas, pueden ser útiles las pipetas graduadas.

Para empezar con buen pie en la cosmética casera, elige recetas sencillas: al igual que en la cocina, se avanza paso a paso hacia recetas más complejas una vez que se dominan las técnicas, los utensilios y los ingredientes.

¿Cuáles son los ingredientes esenciales para los cosméticos caseros?

Los aceites y las mantecas vegetales forman parte de la mayoría de los cosméticos, por lo que es una de las primeras compras que debes hacer al elaborar tus cosméticos caseros. Para las texturas grasas, el aceite de almendras dulces o el aceite de oliva son ideales. Para los aceites menos ricos, si quieres hacer cosméticos para el cabello o la piel grasa, por ejemplo, puedes optar por el aceite de jojoba o el de macadamia, que son más ligeros.

Los aceites esenciales son buenos ingredientes activos para la cosmética casera, pero deben utilizarse con cuidado, ya que son productos muy concentrados.

Por supuesto, tienes que elegir tu surtido de aceites esenciales en función de tus necesidades, por ejemplo, el árbol del té está indicado para las pieles problemáticas, el palo de rosa para las pieles muy sensibles, la palmarosa para hacer un desodorante casero o el geranio para prevenir las arrugas.

En los cosméticos caseros se pueden utilizar algunos ingredientes activos más suaves, que son más fáciles de usar para los principiantes. Los hidrolatos son aguas florales más suaves que los aceites esenciales, pero que siguen teniendo interesantes virtudes. Asimismo, las arcillas son una forma segura de crear cosméticos caseros.

¿Cómo hacer tus propios cosméticos de forma segura?

Para fabricar tus propios cosméticos de forma segura, debes seguir algunas normas de higiene. Como la cocina no es un entorno estéril, puede producirse rápidamente la contaminación de tus cosméticos por bacterias, levaduras u hongos, lo que alteraría las virtudes de sus productos y su vida útil.

Antes de empezar la receta, limpia bien la superficie de trabajo y desinféctala con alcohol. A continuación, limpia el material antes de esterilizarlo, ya sea con agua hirviendo o con alcohol de quemar. Del mismo modo, lávate las manos antes de desinfectarlas con gel hidroalcohólico.

Al manipular principios activos potentes, como los aceites esenciales, hay que tener cuidado con las dosis y, en la medida de lo posible, utilizar guantes para evitar el contacto directo con la piel. En general, y sobre todo si eres principiante, respeta exactamente las dosis indicadas en las recetas. Cuando se elaboran cosméticos, hay que ser meticuloso en la dosificación gota a gota.

¿Cómo guardar tus cosméticos caseros?

Para guardar tus cosméticos, ten cuidado con los recipientes de metal o madera que pueden reaccionar mal con ciertos componentes de los productos. Elige productos de vidrio, compatibles con todo tipo de productos, o para evitar el riesgo de rotura, utiliza envases de plástico.

En general, los cosméticos deben guardarse en un lugar fresco y oscuro para evitar que se pierdan sus principios activos. No dudes en colocar una etiqueta en cada botella con el contenido, la fecha de producción y los ingredientes activos utilizados para diferenciar los productos.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!