¿Cuál es la mejor crema para la noche?  ¿Qué tiene que tener una crema de noche?

La piel no se comporta de la misma manera durante el día y la noche. Durante el día, la función principal de la piel es protegerse de las agresiones externas, como la contaminación y los rayos UV, y por la noche se regenera con total tranquilidad. Por eso es el mejor momento para cuidarla. La producción de sebo se ralentiza, la regeneración celular y la microcirculación se activan, los tejidos se fortalecen... Durante el sueño, la piel es especialmente receptiva y puede apreciar plenamente los ingredientes activos de los cosméticos aplicados antes de acostarse. Por eso existen productos para el cuidado de la piel que contienen agentes reparadores especialmente diseñados para su uso por la noche: Son las cremas de noche.

¿A qué edad debo empezar a utilizar una crema de noche?

A diferencia de la crema de día, que es una parte integral de nuestra rutina de belleza diaria, la crema de noche a menudo se descuida. Sin embargo, es especialmente eficaz y aporta un verdadero valor añadido a la piel. Y en cuanto a la cuestión de la edad, cuanto antes empezar con la crema de noche, mejor.

De hecho, no hay reglas reales para empezar a aplicar una crema de noche a la hora de acostarse, sólo hay que elegir una formulación que se adapte a las necesidades de cada edad. En la adolescencia, se agradece el uso de una crema de noche destinada a las pieles con tendencia a las imperfecciones; en la edad adulta, este cuidado ayuda a mantener un cutis fresco en cualquier circunstancia; unos años más tarde, las virtudes hidratantes y nutritivas de este tipo de cosméticos ayudan a retrasar la aparición de los primeros signos de envejecimiento; en las pieles maduras, la crema de noche es realmente indispensable. Combate la pérdida de luminosidad y la flacidez de la piel, alisa las arrugas y actúa sobre las manchas... Pero cuidado, la edad no debe ser el único criterio para seleccionar tu crema de noche.

¿Qué crema de noche utilizar para cada necesidad?

Más allá de la edad, la crema de noche también debe elegirse en función de la naturaleza y las necesidades específicas de la piel.

Si el problema proviene del hecho de que tu rostro tiende a brillar, esto significa sin duda que tu piel es mixta (si este fenómeno se concentra en la zona T) o grasa (si se globaliza). En este caso, necesitarás una crema de noche con propiedades purificantes y reequilibrantes, especialmente si tienes imperfecciones notables (granos, puntos negros, poros dilatados, etc.).

Si, por el contrario, la piel se muestra más tirante, es probable que esté seca o deshidratada (una condición temporal): entonces hay que recurrir a una crema de noche capaz de contrarrestarla, hidratándola en profundidad.

¿Tu piel es especialmente reactiva a las agresiones? Por lo tanto, se puede calificar de sensible y una crema de noche es el cuidado que necesitas. Elige una crema hipoalergénica y reconfortante. Tanto si los primeros signos de envejecimiento empiezan a aparecer en tu rostro como si ya están bien asentados, tu piel puede considerarse madura? En este caso, una fórmula antiedad y ultrahidratante te hará feliz. Como puedes ver, hay una crema de noche para cada necesidad.

Crema de noche: ¿Cómo aplicarla correctamente?

Para aprovechar al máximo los beneficios de la crema de noche, ésta debe aplicarse correctamente. Para ello, basta con proceder sobre una piel perfectamente limpia (es decir, liberada de todas las impurezas acumuladas durante el día). Este tratamiento no será tan eficaz con los poros obstruidos. Si tu rutina de belleza nocturna implica el uso de varios productos (como un sérum y un contorno de ojos), la crema de noche debe aplicarse como último paso.

La mejor manera de aplicarla es extenderla con movimientos circulares y ascendentes. Esto estimula la circulación sanguínea y optimiza la penetración de la fórmula. No olvides el cuello, que también necesita una dosis de hidratación y cuidado.

Aunque es perfectamente posible aplicar una crema de día al acostarse para beneficiarse de sus virtudes hidratantes, no se recomienda utilizar una crema de noche durante el día. De hecho, como esta última es mucho más rica que la media, está lejos de ser la base de maquillaje ideal. E incluso si no te maquillas, la capa más gruesa que se forma sobre la piel puede no convenirte en términos de sensación.

También te puede interesar:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!