Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Siempre que tenemos una cena o almuerzo en casa, queremos quedar muy bien con nuestros invitados y una de las primeras cosas con las que queremos sorprenderlos es con la preparación de la mesa.

Preparacion mesa

Si el grupo que esperas para comer no es numeroso, entre ocho y diez personas, la mejor forma de mesa es la redonda. Ya que una superficie circular separa menos a unas personas de otras y permiten que todos pueden conversar fluidamente. En caso de que los comensales sean muchos opta por una mesa ovalada, para evitar aislar a los que ocupan los asientos de los extremos, obligando a dividir las conversaciones.

También es importante el lugar de ubicación de la mesa, la habitación donde se ecuentra, el espacio, la luz, la ventilación, etc.

Elige un mantel elegante, amplio y colgante. Si es una cena opta por color blanco o liso muy claro. Puedes usar un mantel de plástico transparente para proteger el matel.

El servicio que debes poner a cada comensal consta de:

  • Dos platos, uno llano, que va en la parte inferior y sobre él uno hondo (sopero).
  • Los cubiertos debes colocarlos de la siguiente manera: los tenedores a la izquierda, y los cuchillos y las cucharas a la derecha. Además debes ordenarlos según su utilización. Debes poner en el lugar más alejado del plato el primero que se vaya a usar. Las puntas del tenedor deben ir hacia arriba, el filo del cuchillo mirando hacia el plato y la cuchara con el cuenco hacia arriba. Los cubiertos para el postre tienes que colocarlos entre los platos y las copas, aunque puedes presentarlos a la hora del postre y así la mesa estará más desahogada.
  • Necesitas dos copas para la comida, una para el vino y otra para el agua. La copa de agua es de mayor tamaño y se coloca a la izquierda de la del vino. Presenta el agua en una jarra de cristal con hielo y el vino en su propia botella.
  • También debes tener preparadas copas para licores o champán y sacarlas cuando llegue el momento de servirlo.

Las servilletas debes colocarlas a un lado del plato o encima de este, dobladas sencillamente y sin complicaciones.

A la izquierda del plato principal coloca un pequeño plato, para colocar el pan y si es necesario un cuchillo para untar mantequilla o paté. Es conveniente que tengas más pan cortado en una cesta.

Los recipientes de sal, pimienta, aceite y vinagre, puedes ponerlos en pequeñas bandejas o platos y distribuirlos por la mesa de forma que esten al alcance de todos los comensales y que sepan que contiene cada recipiente.

Una vez tengas todo colocado en la mesa, según el espacio que quede libre, puedes poner algún centro de mesa o candelabro (si es una cena) siempre que no sea un estorbo ni dificulte la visión. En caso de usar velas, debes encenderlas después de que tus invitados se hayan sentado en la mesa y antes de empezar a servir.

No coloques ni palilleros ni ceniceros en la mesa.

¿Qué vino puedes usar con cada tipo de comida?