¬ŅC√≥mo puedo conseguir que mi beb√© coja el chupete?

La aversi√≥n al chupete puede producirse si se ofrece con demasiada frecuencia y por las se√Īales equivocadas. Los beb√©s lloran por las siguientes razones: hambre, cansancio, pa√Īal sucio, c√≥licos, quieren la interacci√≥n de los padres, tienen demasiado calor o fr√≠o, o por otras razones menos frecuentes. El chupete s√≥lo debe utilizarse para el ni√Īo cansado o con c√≥licos. Si se ofrece el chupete repetidamente en otros momentos, el ni√Īo dar√° unas cuantas chupadas y se dar√° cuenta de que el chupete no ha resuelto la causa de su infelicidad. Como resultado, el beb√© aprender√° que el chupete no funciona y a menudo lo rechazar√°. Algunos pueden desarrollar una aversi√≥n y no volver a coger el chupete.

Si estás segura de que has ofrecido el chupete en los momentos adecuados, hay formas de entrenar a un bebé para que succione un chupete.

Al introducir un chupete, el tama√Īo y la forma son importantes. Los beb√©s pueden rechazar un chupete demasiado grande o que no tenga la forma adecuada para su boca.

Para animar al bebé a coger el chupete, sujétalo como si estuvieras preparada para darle de comer: mete los brazos a los lados, con las manos en el centro del pecho. Levanta sus rodillitas y deja que sus pies descansen en el pliegue de tu codo mientras lo sostienes. Esta posición flexionada ayuda a los bebés a succionar. Introduce tu dedo índice en el centro del chupete (en el hueco que hay detrás del protector bucal), sumerge el chupete en la leche materna o de fórmula y toca el labio inferior del bebé esto provocará el reflejo de enraizamiento y el bebé abrirá la boca. Introduce el chupete con suavidad y, ejerciendo una presión firme pero suave, pasa el chupete por el surco central de la lengua del bebé. Verás que la lengua hace una copa mientras los lados se elevan. Haz una pausa para darle la oportunidad de abrazar el chupete con la lengua y los labios, quizás chupando un par de veces.

Puede que te lleve unos días, pero practica este método cada pocas horas cuando el bebé esté un poco somnoliento y las probabilidades de que se dé por vencido son buenas. Al fin y al cabo, la práctica hace la perfección.

Algunos consejos para conseguir que el bebé coja el chupete

Ten paciencia

¬ŅTu peque√Īo no coge el chupete o lo escupe inmediatamente? Bueno, si alguien te metiera en la boca un objeto extra√Īo con sabor a pl√°stico, probablemente t√ļ tambi√©n lo escupir√≠as. Todo es nuevo para los beb√©s, incluidos los chupetes. Por eso, es comprensible que necesiten un poco de tiempo para aceptar esa cosa metida en la boca como un dispositivo para autocalmarse.

Puede que tu bebé no acepte el chupete a la primera... o a la segunda... o a la décima, pero podría sorprenderte un día cogiéndolo y negándose a soltarlo. No lo sabrás si no sigues intentándolo.

El momento adecuado

¬ŅSabes cuando est√°s enfadado y alguien te dice que "te calmes" y en realidad eso hace que te enfades a√ļn m√°s? Lo mismo ocurre con los beb√©s cuando lloran hist√©ricamente y les ofreces un chupete.

En otras palabras, no intentes introducirlo por primera vez cuando tu bebé esté alterado; es más probable que lo confunda en lugar de verlo como algo reconfortante. En su lugar, ofrécelo cuando tu bebé esté contento y tranquilo: es más probable que sienta curiosidad y esté dispuesto a probar algo nuevo de esta manera.

Más adelante, una vez que el bebé se haya acostumbrado al chupete y esté contento de tomarlo, podrás utilizarlo para evitar los inconvenientes de las crisis.

Prueba a utilizar el chupete en cuanto el beb√© termine de comer o en diferentes momentos del d√≠a. Si intentas introducir un chupete cuando tu beb√© tiene hambre, s√≥lo conseguir√°s frustrarlo: Quieren comida, no un trozo de pl√°stico. Si lo haces con la suficiente frecuencia, tu beb√© aprender√° que ese sustituto de la tetina tan poco apetecible no le aporta nada bueno y no lo querr√° nunca.

Pero si le ofreces el chupete justo despu√©s de haberle dado de comer, no esperar√° que le alimente, y estar√° lo suficientemente relajado y tranquilo como para pensar en cogerlo. Prueba cuando el beb√© tiene sue√Īo, puede ayudar a dormirse y es m√°s un reflejo que una acci√≥n consciente.

Reboza el chupete en leche materna o de fórmula

Exprime o frota un poco de leche sobre el chupete. NO utilices nunca miel ni az√ļcar. Si tu beb√© parece no saber qu√© debe hacer con el chupete, mojarlo en un poco de leche materna o de f√≥rmula puede atraerlo a llev√°rselo a la boca. Una vez metido, puede que no se quede quieto, pero es un buen truco para los beb√©s que no saben d√≥nde va el chupete.

Prueba un chupete diferente

A menudo, el beb√© puede preferir una forma diferente o tener una preferencia entre la goma y la silicona. Adem√°s, aseg√ļrate de tener el tama√Īo adecuado para la edad del beb√©. 

Puede que quiera un chupete con una forma diferente (redondo o plano), uno que se asiente m√°s alto o m√°s bajo en su boca, o uno que est√© hecho completamente de silicona flexible en lugar de pl√°stico duro. Es posible que hayas pasado por esta rutina si tu beb√© se alimenta con biber√≥n, al tratar de encontrar la combinaci√≥n exacta de biber√≥n y tetina para las preferencias √ļnicas de tu beb√©.

Siempre que los chupetes que compres sean seguros para la edad de tu beb√©, puedes probar varias opciones para ver cu√°l le gusta m√°s a tu peque√Īo. Y ni que decir tiene que no debes renunciar por completo al chupete si tu beb√© ha probado -y rechazado- un solo estilo.

Utiliza la psicología inversa

Si tu bebé escupe el chupete al azar, puedes tirar de él suavemente una vez que se lo haya llevado a la boca, como si fueras a sacarlo. Muchos bebés oponen naturalmente cierta resistencia a esta sensación, y esto les anima a chuparlo para mantenerlo en la boca.

Otros consejos

  • Calienta o enfr√≠a el chupete: Prueba a calentar el chupete en agua caliente o a enfriarlo en la nevera.
  • Coloca el chupete en la boca del beb√© y dale unos toques suaves para llamar su atenci√≥n y ayudar a agarrarse y seguir chupando.
  • Acariciar la nariz del beb√©: Esto no funciona con todos los beb√©s, pero la distracci√≥n de acariciar su nariz suele ayudarles a succionar. Tambi√©n puedes intentar incitar a tu peque√Īo a que se agarre al chupete tocando el lateral de su mejilla, igual que haces cuando le indicas que empiece a comer. Cuando tu beb√© se gire hacia el chupete con la boca abierta, introd√ļcelo directamente y ver√°s lo que ocurre.
  • Deja de intentarlo: Si nada funciona, prueba a tomarte un descanso durante unos d√≠as o incluso unas semanas. Los beb√©s pueden cambiar de opini√≥n sobre sus gustos en cualquier momento.

Ir sin chupete

Hay un viejo dicho que dice que no se puede obligar a un beb√© a hacer caca, comer o dormir. Si bien eso es totalmente cierto, tambi√©n a√Īadir√≠amos que no se puede obligar a un beb√© a tomar el chupete, ni se deber√≠a.

El uso del chupete tiene algunas ventajas y puede ser una gran comodidad para los padres, pero no es una necesidad. Tu bebé estará bien si no coge nunca el chupete.

También te puede intersar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!