Adaptación al nuevo trabajo

A la mayoría de nosotros nos cuesta el cambio. Normalmente, y aunque sea una situación elegida y que a largo plazo será beneficiosa, nos lleva un tiempo adaptarnos a las nuevas circunstancias.

Es normal que te sientas más frágil, como si todo el mundo fuera a evaluar tu trabajo, y que eso te produzca ansiedad. Intenta no darle importancia. Acepta que estás viviendo esa etapa en que vuelves a ser el nuevo y date tu tiempo. Y organízate muy bien para no caer en la tentación de trabajar en exceso creyendo que así los demás valorarán más tu trabajo.

Comparte este artículo!