Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Síntomas y Prevención del Ictus

Cada 6 minutos se produce un ictus en España, es la primera causa de muerte en las mujeres y la segunda en los hombres.

En nuestro país 300.000 personas sufren alguna discapacidad como consecuencia de un derrame cerebral.

Cuando se produce un ictus, la sangre no llega como debe al cerebro y se producen daños a veces muy serios. Una de las pruebas que se pueden realizar para ver el interior de las arterias cerebrales es la arteriografía. Este contraste se realiza a través de un catéter que se introduce por la arteria femoral ubicada en la ingle y que llega al cerebro. La arteriografía permite diagnosticar una enfermedad y además tratarla. Por ejemplo en el caso de un ictus es posible extraer el trombo una vez localizado y debe hacerse lo antes posible. En el diagnóstico y el tratamiento de un ictus no deben de pasar más de 8 horas.

Los síntomas del ictus dependen de la zona del cerebro afectada. Algunos pueden ser: vértigo intenso, dolor de cabeza intenso y repentino, alteración en el habla, pérdida repentina de visión, sensación de hormigueo y adormecimiento o pérdida de fuerza en un lado del cuerpo (cara, brazo, pierna)

En nuestro cerebro tenemos una gran cantidad de arterias, el sistema vascular permite que nos llegue la sangre por cuatro arterias al cerebro, dos por cada lado, son la arteria carótida (por delante), y la arteria vertebral (por detrás). Esas arterias se van ramificando en el interior del cerebro. Dependiendo de donde se obstruya la arteria el ictus será más o menos grave.

La sangre tiene que llegar al cerebro, que es un órgano muy sensible que necesita oxigeno y glucosa permanentemente, si algo hace que no esté llegando bien la sangre a alguna zona del cerebro, las neuronas de esa zona se van a morir, Lo que traerá consecuencias.

El trombo o trombosis es un coágulo de sangre que bloquea el flujo sanguíneo en una arteria.

Embolia: cuando un vaso sanguíneo está obstruido, se forman coágulos en la sangre que se pueden generar en cualquier parte del cuerpo, y luego viajar por el torrente sanguíneo hasta el cerebro, desembocando en una embolia.

Las consecuencias del ictus van a depender del tamaño y zona de la lesión.

Es muy importante mantener a raya el colesterol, la tensión y el azúcar. Ya que son los principales factores de riesgo para tener un ictus.

Cómo prevenir el Ictus

Hay factores que no se pueden modificar como la edad, el sexo, la genética o los antecedentes familiares. Pero si podemos modificar otros puntos que disminuyen un 70% el riesgo de tener un ictus, estos son:

  • Hacer ejercicio
  • Alimentación sana, equilibrada y variada
  • Controlar la tensión, el colesterol y el azúcar
  • No fumar
  • No tomar alcohol
  • Reducir el estrés - Aprende a relajarte
  • Seguir los tratamientos médicos adecuadamente y no interrumpirlos.

También te interesa leer: La Hipertensión - ¿Cómo tomar la presión? - Dieta DASHColesterol: Recomendaciones nutricionales y Diabetes: Recomendaciones nutricionales