Otros Cuentos

Cuentos infantiles variados.

Recursos educativos - Cuentos infantiles

El baile sin cabeza

Cuentos infantiles

Al principio de los tiempos, no era que había un diablo en el mundo.
Existían tres: el Diablo Viejo, la Diabla Vieja y el Diablito Chiquitico.
¿Te imaginas? Si el mundo está como está, con un solo diablo, ¿Cómo estaría con tres?: era una verdadera diablura.
A falta de los hombres – porque, según parece, el mundo era tan grande y salvaje que aún no habían aparecido –, las diabluras de los diablos caían sobre cada uno de los animales que por agua, tierra y aire andaban. Ni más, ni menos.
Cansados de todas las cosas que los diablos les hacían para molestarles – sin contar de las que se inventaban para jugar con ellos o, sólo, por quitarse el aburrimiento - los animales decidieron reunirse en una gran asamblea.

Recursos educativos - Cuentos sobre los amigos imaginarios

Tomás y su sombra

Cuentos sobre los amigos imaginarios

Sombras hay muchas. Pero como Justiniana, pocas. Y, cuando hablo de sombra no estoy hablando de un fantasma. No. No es una de esas sombras, ni siquiera una aparición…
En este caso, aunque tenga nombre propio y todo, se trata de una sombra de verdad, verdad.
De las que desde siempre lo acompañan a uno y van delante, detrás, de un lado o del otro. De las que se proyectan en las paredes, en los muros o cuando uno pasa por delante de una luz que se encuentra detrás de un biombo iluminado.

Recursos educativos - Cuentos tradicionales - La bella durmiente

Versión libre de Edgardo Ariel Epherra

 Cuentos tradicionales, la Bella Durmiente

Esta es la historia de una reina y un rey que vivían en un palacio rodeado de jardines, con una hija recién nacida. Los reyes organizaban la ceremonia para bautizar a su princesita e invitaron a las siete hadas que vivían en el reino.

Una de las hadas se había cambiado de cas sin avisar y la invitación que le pasaron por debajo de la puerta no llegó a sus manos. 

El día del bautizo, seis hadas rodearon la cuna de la princesa bebé, y por turno, cada una de ellas quiso otorgarle un don: "serás la joven más buena", "serás la más inteligente", "serás la más hermosa...". Así se lo iban anunciando para alegría de todos. Cuando el hada número seis termino de hablar, la septima entró en el palacio, furiosa porque no había recibido la invitación, y dijo su conjuro:

Educación Infantil - Comprensión oral

Comprender un cuento y responder cuestiones sobre el cuento.

Recursos educativos - Fichas didácticas

Sugerencia para la actividad: puedes hacer dibujos sobre el cuento o buscar imégenes que puedan servir de apoyo al niño mientras le cuentas la historia.

Cuento infantil La gallinita roja

Érase una vez una gallinita roja que vivía junto a una granja con tres amigos: un pato, un gato y un cerdo.
Un día, la gallinita encontró unos granos de trigo. Se puso muy contenta y fue corriendo a decírselo a sus amigos.

trigo

Entró en la casa y encontró al pato, al gato y al cerdo tumbados.
Se pasaban casi todo el día durmiendo y nunca se movían de sus lugares favoritos.

La gallinita roja preguntó a sus amigos los animales:

El personaje del Ratón Pérez aparece para aliviar la pérdida de una parte del cuerpo, en este caso, un diente. Ya que la pérdida de los dientes es para el niño un cambio muy importante.

raton perez

¿Cuál es el origen del Ratoncito Pérez?

El Ratón Pérez fue encargado para Alfonso XIII, cuándo se le cayó un diente, con 8 años. Su autor fue El Padre Luis Coloma en 1894.

concurso-casas

Mortimer era un duende que vivía en el lugar más luminoso del bosque. Se especializada en escribir carteles, cartelitos y cartelones. Nadie hacía las letras tan bonitas como él. Gracias a su trabajo, ahora el bosque estaba muy bien señalizado, lleno de carteles para que nadie se perdiera. “Casa de la bruja a diez pasos”,  “Pantano oloroso al fondo a la derecha”,  “Dragón dormido siguiendo la línea de humo”. Por eso todos apreciaban mucho su trabajo.

Una tarde, muy tarde al volver cansado después de un paseo en el que había disfrutado de los encantos del bosque, se sentó en su silla y miró con atención el interior de su casa.  Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que no tenía ninguna flor que le diera un poco de belleza a  su hogar. No había escrito ni siquiera un pequeñito cartel para colgar en su casa. Además, como no tenía forma de cerrar su puerta la gata y todo su gatitos habían entrado, ya dormían en su cama y se la habían llenado toda de pelos. El duende tuvo que dormir esa noche en el suelo apoyado en su almohadón que, para colmo de males estaba muy viejo y duro.

Por eso, al día siguiente se sentó en su silla y se pregunto:

princesa aventurera

Había una vez un rey y una reina que no sabían muy bien su oficio. No hacían más que perder guerras y meter la pata. Acabaron viviendo en una caravana, aparcada junto a un bosque espeso y tenebroso.
Un día la reina le dijo al rey que estaba esperando un hijo.

- ¡Que sea un niño! - ordenó el rey – Cuando crezca será un héroe, se casará con una rica princesa y volveremos a la buena vida.

Pero cuando el hijo nació…¡era una niña!

- No importa – dijo el rey – Cuando crezca será una bella princesa. Yo ofenderé a alguna hada mala, que hechizará a la princesa, y tendrá que venir un rico príncipe a desencantarla. Entonces, todos nos iremos a vivir a su castillo.

patito feo

Era primavera. En una granja, una pata había puesto cuatro huevos, y esperaba impaciente a que nacieran sus pequeños.

Un día se rompieron los cascarones – cric,cric,cric – y salieron tres traviesos patitos. Pero un huevo, el más grande, no se abría. La pata siguió esperando. Al fin…, ¡CROC!, se rompió el cascarón y apareció un pequeñuelo muy gracioso.

Recursos Educativos - Educación Infantil - Comprensión oral

Recursos educativos - Fichas didácticas

La gallinita roja

Érase una vez una gallinita roja que vivía junto a una granja con tres amigos: un pato, un gato y un cerdo.

Un día, la gallinita encontró unos granos de trigo. Se puso muy contenta y fue corriendo a decírselo a sus amigos. Entró en la casa y encontró al pato, al gato y al cerdo tumbados. Se pasaban casi todo el día durmiendo y nunca se movían de sus lugares favoritos.

La gallinita roja preguntó a sus amigos los animales:

- ¿Quién va a ayudarme a sembrar estos granos de trigo que he encontrado?
- Yo no- dijo el pato- y siguió durmiendo.
- Yo no- dijo el gato- y siguió durmiendo.
- Yo no- dijo el cerdo- y siguió soñando.
- Entonces lo haré yo- dijo la gallinita roja.

Cuento infantil ideal para utilizarlo en la unidad de la alimentación sobre la importancia del desayuno

Bernarda era la jirafa más coqueta de la selva. Todas las mañanas, cuando se levantaba, adornaba su largo cuello con collares de flores de muchos colores y disfrutaba de su rico desayuno: una gran ensalada de hojas frescas que acompañaba con sorbitos de agua cristalina. Después de desayunar; se cepillaba a conciencia los dientes.
Vivía en la selva, rodeada de muchos árboles, cerca de un hermoso río.
Cierto día, el sol asomaba resplandeciente y, después de desayunar y lavarse los dientes, tuvo muchas ganas de salir a jugar.

Comparte este artículo!