¿Qué causa la celulitis?  ¿Cómo eliminar la celulitis?

La celulitis puede definirse como una masa grasa bajo la piel. Suele aparecer alrededor de las caderas o en las nalgas y los muslos. La celulitis afecta al 90% de las mujeres, incluso a las que no tienen problemas de peso.

Normalmente, en el cuerpo, los vasos sanguíneos y linfáticos drenan los residuos y el exceso de agua y vascularizan las células grasas (o adipocitos). Cuando tenemos celulitis, estos adipocitos se llenan de grasa y crecen, se hipertrofian. Los intercambios entre estas células grasas y los vasos se ven alterados. El agua queda entonces atrapada entre las células y la circulación, ralentizada, ya no permite a los adipocitos liberar la grasa acumulada.

La celulitis es, por tanto, un aumento del volumen del tejido graso asociado a un fenómeno de retención de agua.

La celulitis tiene diferentes causas, aisladas o combinadas: genéticas, hormonales, vasculares o ligadas a un mal estilo de vida.

Aunque la celulitis suele manifestarse externamente en forma de piel de naranja, está originado por 4 aspectos internos muy definidos:

  • Formación excesiva de grasas (aumenta el volumen).
  • Compresión de los vasos sanguíneos (empeora la circulación).
  • Retención de líquidos y toxinas (se forman nódulos).
  • Las fibras de colágeno se endurecen (aparece la piel de naranja).

Tipos de celulitis

  • Celulitis acuosa: a menudo acompañada de piernas pesadas, puede estar vinculada a la falta de actividad física y a problemas de circulación, que van acompañados de retención de agua. Es más bien una prerrogativa de las mujeres delgadas.
  • Celulitis adiposa o grasa: un poco más visible, es ligeramente dolorosa cuando se pellizca. Generalmente localizado en el estómago, las cartucheras y la parte interior de las rodillas, casi siempre corresponde a unos cuantos kilos de más.
  • Celulitis fibrosa: en este tipo de celulitis, los hoyuelos están bien establecidos, es dura y compacta al tacto, duele al pellizcarla y está bien incrustada. Las fibras de colágeno que rodean a los adipocitos se han endurecido, frenando la eliminación natural de la grasa.

 Medidas preventivas para la celulitis

  1. Practicar actividad física regular como los deportes de resistencia (correr, nadar, caminar rápido, montar en bicicleta) para ayudar a reducir la masa grasa y favorecer la circulación.
  2. Bebe mucha agua (1,5 l al día) en forma de infusiones con propiedades drenantes como la ortiga, la grosella negra, la alcachofa, el guaraná, el tallo de cereza, la menta, la tila, el tomillo o el té verde.
  3. Limita las grasas de mala calidad, bollería, pastelería...
  4. Deja de fumar: el tabaquismo tiene un efecto negativo sobre la circulación venosa, lo que favorece la acumulación de células grasas y la retención de agua, con lo que aparece la celulitis.
  5. Masajea cada día las zonas más afectadas, es la forma más eficaz de combatir la celulitis. Utilizar aceites esenciales (limón, romero, salvia, geranio...) o una crema adelgazante rica en cafeína, con movimientos de "palpar y rodar" que mejoran la circulación linfática y estimulan el flujo sanguíneo local. Masajea las piernas de abajo a arriba, el estómago en el sentido de las agujas del reloj y, por último, masajea los glúteos y las caderas de forma tónica practicando el palpado.
  6. Termina tu ducha con un chorro de agua fría desde los tobillos hasta las nalgas.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!