Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

La piel, al estar en contacto con el exterior, está sometida a agresiones que modifican su apariencia.

También los trastornos internos del individuo se van a manifestar en la piel por ser este un órgano muy relacionado con el resto del organismo.

alteraciones de la piel

A las enfermedades de la piel se las denomina dermatosis.
Los factores causantes de las alteraciones cutáneas pueden ser muchos:

  • Desequilibrios hormonales.
  • Trastornos nerviosos.
  • Herencia genética.
  • Edad.
  • Alimentación.
  • Factores mecánicos: Callosidades, cicatrices, heridas, roces...
  • Factores físicos: Frío, calor, radiaciones solares, viento, humedad...
  • Factores químicos: Detergentes, medicamentos, cosméticos...
  • Factores biológicos: Virus, hongos, ácaros, piojos...

 

Estas alteraciones se pueden manifestar de diferentes formas:

  • Mácula: Mancha producida por un cambio de color en la piel de naturaleza vascular o pigmentaria.
  • Roncha: Protuberancia de color rosado acompañada de picazón, aparece y desaparece con rapidez.
  • Pápula: Lesión de color rojizo, que sobresale de la superficie de la piel.
  • Comedón: Grano sebáceo que contiene en su interior sebo endurecido, y que presenta al exterior un punto negro constituido por un tapón de queratina.
  • Ampolla: Prominencia de la epidermis constituida por una cavidad llena de líquido seroso y con forma redondeada u ovalada.
  • Pústula: Se produce por la acumulación de pus en la epidermis, transparentándose en la superficie su contenido purulento.
  • Flemón: Inflamación aguda del tejido conjuntivo con tendencia a la formación de pus.
  • Quiste: Cavidad de forma globular, rodeada de pared membranosa propia, conteniendo en su interior materiales líquidos semifluidos alterados, generalmente de tipo graso.
  • Nódulo: Se origina por un infiltrado y se localiza en la dermis e hipodermis, es sólido y de pequeño tamaño.
  • Tumor: formación abultada de aspecto variable que se origina anormalmente y suele persistir indefinidamente.
  • Nevo: Formación de tipo benigno inicialmente, en forma de mancha o tumor que se origina a partir de células embrionarias localizadas en la piel.
  • Fisura: Agrietamiento lineal de la piel.
  • Fístula: Abertura ulcerada por la que se expulsa pus.
  • Úlcera: Destrucción de la piel más o menos profunda con gran perdida de sustancia de color rojo violáceo, y con gran posibilidad de servir como foco infeccioso.
  • Costra: Masa sólida adherida a la piel y que acaba desprendiéndose.
  • Cicatriz: Tejido que se forma tras una lesión de la piel al reparase los tegumentos.