Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

como hacer huevos fritos

Los huevos son indispensables en la cocina, con ellos puedes preparar infinidad de platos dulces o salados, desde los más sencillos como un huevo frito, un huevo duro o revueltos, hasta tortillas, soufflés, merengues, tartas, etc.

Aquí te mostramos como sacar el máximo partido a los huevos con las recetas más básicas con las que puedes disfrutarlos.

Cómo hacer huevos fritos

Para hacer huevos fritos necesitas una sartén antiadherente, aceite, sal y huevos frescos y a temperatura ambiente (esto último es muy importante).

Pon una cantidad moderada de aceite en la sartén y calienta bien, pero no dejes que se queme. Parte el huevo y deja caer con suavidad sobre el aceite. Debe hacerse de 2 a 3 minutos, ayúdate de una espumadera limpia para evitar que se pegue y para retirarlo del fuego. La clara debe quedar sólida y los bordes algo crujientes, pero no quemados. Y la yema no muy cuajada para poder mojar con el pan. No hagas más de dos huevos a la vez.

De forma opcional si te gustan las yemas más hechas puedes verter un poco de aceite caliente con una cuchara.

Se recomienda comer los huevos fritos inmediatamente y añadir la sal una vez lo saques de la sartén.

Cómo hacer huevos duros

Sumerge los huevos a temperatura ambiente en agua fría y con una cucharada de sal para evitar que se rompa la cáscara, ponlos al fuego y cuando rompa el hervor, déjalos hervir 12 minutos.

Retira del fuego y deja que se enfríen bien antes de quitarles la cáscara. Un truco para pelar los huevos duros más fácilmente es hacerlo bajo el chorro de agua fría.

Si no calculaste el tiempo de la cocción de los huevos duros, saca uno con una cuchara y si la cáscara se seca al momento significa que está cocido.

Puedes conservar los huevos duros sin pelar y en la nevera hasta tres días.

Cómo hacer huevos pasados por agua

Cómo en los casos anteriores usa huevos a temperatura ambiente. Sumerge los huevos en agua fría con un poco de sal. Pon al fuego y cuenta dos minutos desde que empiece a hervir.

Retira y sirve los huevos pasados en hueveras.

Cómo hacer huevos revueltos

Bate los huevos (a temperatura ambiente) como para hacer tortilla. Echa en la sartén caliente con poco aceite. Añade un poco de sofrito de tomate, o unas salchichas en rodajas, o gambas, o espinacas, o ajos tiernos, etc. Revuelve bien con una cuchara de madera mientras se cuecen los huevos revueltos.

Cómo hacer una tortilla básica tipo francesa

Bate los huevos con sal, si quieres que la tortilla te quede esponjosa puedes añadirle un chorrito de leche o de cerveza. Calienta la sartén con poco aceite. Vierte los huevos y espera un poco. Si lo deas puedes añadirle un poco de queso, o jamón, o atún. Con una espátula retira la parte cocida de los bordes, e inclina la sartén para rellenar los huecos con el huevo crudo. Recoge - enrolla la tortilla sobre si misma.

Cómo hacer Huevos al plato

Precalienta el horno. Prepara unos platos adecuados para horno y coloca en cada uno de ellos un chorro de aceite, unos o dos huevos, tomate frito, guisantes, chorizo, morcilla y o jamón serrano, sal y pimienta al gusto. Mete al horno 10 / 12 minutos. Sirve los huevos al plato inmediatamente.

Cómo preparar claras a punto de nieve

Separa las claras de las yemas. Bate enérgicamente con una pizca de sal a mano o con monta claras durante un rato, hasta que obtengas una masa blanca, densa que no se caiga del recipiente al darle la vuelta. Así estarán las claras a punto de nieve. Se utilizan para hacer soufflés, merengues y para repostería en general.

Aquí puedes ver recetas con huevos y postres.

Embarazo y Parto      inglés para niños      encuento