¿Qué hacer con los caquis? Recetas con caquis

De octubre a enero, diferentes variedades de caquis invaden los mercados para deleite de nuestro paladar. Aunque apreciamos esta fruta mediterránea de gran sabor y pulpa melosa, también está llena de beneficios para nuestro organismo. Por lo tanto, sería una pena privarse de ellos, ¡sobre todo porque se prestan a suculentas recetas!

Si nos gustan al natural, comidos con una cuchara o en una macedonia, los caquis maduros también son perfectos para hacer sabrosas mermeladas o confituras caseras.

Comer caquis es también una oportunidad para llenarse de vitaminas y reforzar el organismo. Para un capricho sencillo y saludable, ¿Qué tal un smoothie bowl de mango y caqui?

También es posible transformar el caqui en recetas más gourmet, perfectas para cualquier ocasión.

Como puedes ver, los caquis son tan deliciosos como buenos para nuestro organismo, así que ¡cocínalos sin moderación!

El caqui: una fruta con múltiples beneficios

Su nombre botánico es "Diospyros kaki", y se reconoce por su gran similitud con el tomate. Su piel es lisa y de color entre naranja y rojo, según la variedad y el grado de madurez.

El caqui pertenece a la familia de las Ebenáceas y es originario de China. Su fruto también se conoce como "kaki" o "persimón".

Sin madurar y todavía verde, es picante, astringente e incomible. Cuando está maduro, la pulpa se vuelve tierna y suave: el caqui es entonces delicioso y ofrece un sabor dulce y suave.

Conocida por sus beneficios nutricionales, la fruta del caqui contiene vitaminas, minerales y propiedades antioxidantes.

Su contenido en fibra está indicado para favorecer el tracto intestinal y reforzar las defensas del organismo. Además de estos beneficios, el caqui tiene un potencial energético y vigorizante.

Fácil de conservar, el caqui se puede consumir de varias maneras:

  • Cuando está maduro, se puede comer con una cuchara, pero cuando aún está firme, se puede comer como una manzana.
  • Añadido a una ensalada de frutas, es igual de agradable. Cocido, en mermelada, en compota o en un crumble, el caqui se presta a todos tus deseos.

Recetas con caquis ⤵⤵

  1. Receta para hacer Mermeladas y confituras con Caquis
  2. Receta para hacer pastel de caquis
  3. 😋 3 Recetas para hacer Helado de caquis
  4. 😋 4 Recetas para hacer mousse de caquis
  5. Receta para hacer Crumble de caqui y jengibre

Caqui: beneficios para la salud

  1. El caqui está lleno de vitaminas (A, B y C), minerales (potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio), pero también de manganeso y selenio; lo que lo hace astringente, diurético y depurativo.
  2. También es un energizante y un tónico, muy eficaz en la lucha contra las bacterias dañinas gracias a la vitamina C que contiene.
  3. Las propiedades antioxidantes que le confieren los carotenoides, taninos, flavonoides (ácido gálico, catequinas, proantocianidinas...) que contiene, favorecen el tratamiento de las enfermedades coronarias.
  4. También es esencial para el crecimiento de los niños y estimula el sistema inmunitario. También mejora la vista.
  5. Los profesionales de la salud recomiendan el caqui para reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.
  6. Su papel de protector estomacal y limpiador intestinal le confiere virtudes digestivas: la fibra que contiene favorece el metabolismo de los lípidos.
  7. Verdadera fruta calmante, el "caqui" también está indicado en casos de digestión perezosa, estreñimiento.
  8. También es conocido por sus propiedades de refuerzo inmunológico y la lucha contra los resfriados y la gripe.
  9. En el caso del tratamiento y la prevención de la diabetes, las propiedades de las hojas de caqui inhiben la alfa-amilasa. Sirven para aumentar la sensibilidad a la insulina.
  10. Para una piel bonita y suave, el consumo del caqui está indicado muy a menudo.

El caqui maduro puede comerse como postre o a media mañana: debe comerse sobre todo en invierno para mantener la forma, sin excederse porque el caqui es sobre todo un laxante.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!