¿Cómo sobrellevar el duelo en el día de San Valentín?

Como sobrevivir a la pena de una pérdida en el día de San Valentín

Los días especiales suelen desencadenar poderosas emociones y recuerdos en algunas personas, independientemente del tiempo que haya pasado desde la muerte de un ser querido. La reacción a un día festivo o a un aniversario puede producirse porque se asocia una fecha del calendario o el propio acontecimiento con alguien significativo, como un cónyuge, un familiar o un amigo.

Para cualquier persona que esté de luto por una pérdida debida a la muerte, el Día de San Valentín puede resultar especialmente duro porque hace hincapié en la unión, el amor y el romance. Además, dado su importante marketing y los destacados expositores de mercancía en tiendas de todo tipo, es prácticamente imposible evitar los recordatorios de que se acerca la "fiesta del amor".

Utiliza estos consejos para ayudarte a sobrellevar el dolor que sientes en el Día de San Valentín o en los días cercanos mientras intentas afrontar tu pérdida.

Ignorar las reglas

La presión para actuar de una determinada manera añade una carga desafortunada e innecesaria a quienes lloran una pérdida. Si durante el Día de San Valentín sientes la necesidad de ocultar tus lágrimas o poner cara de valiente (o, por el contrario, de no reír o disfrutar en algunos momentos), entonces debes darte permiso para hacer el duelo a tu manera. A pesar de las presiones sociales -reales o imaginarias- o de la idea de la universalidad de las etapas del duelo, simplemente no hay una forma correcta de llorar la pérdida de un ser querido.

Enfrentarse al dolor

En 2008, se publicó un estudio sobre la capacidad de recuperación de las personas que se enfrentan a acontecimientos potencialmente traumáticos, incluido el duelo. Los autores expresaron la idea de "hacer frente a lo feo", lo que significa que hacer frente a lo feo no tiene que ser necesariamente algo bello, sólo hace falta hacer el intento. Haz lo que tengas que hacer durante las fechas especiales para afrontarlas.

Escribe un diario

Escribir un diario no sólo ayuda a aliviar el estrés, sino que también puede ayudarte a procesar y organizar tus pensamientos y sentimientos al escribirlos. Tanto si te expresas mejor sentado frente al ordenador como si lo haces con papel y bolígrafo, explorar y registrar tus emociones e ideas más íntimas "sólo para tus ojos" suele resultar terapéutico y puede aportar información sobre tu respuesta al duelo.

Enterrar el pasado

Si te sientes cómodo con la idea, selecciona un recuerdo importante, una memoria o un objeto que asocies fuertemente con la persona fallecida y, literalmente, entiérralo en la tierra durante una ceremonia privada que hayas planificado. Tanto si se trata de una fotografía concreta, una carta, una caja de cerillas, un recuerdo o cualquier otra conexión física con tu ser querido, la idea es despedirse simbólicamente y con cariño del fallecido y "dejar ir" vuestra relación pasada para poder seguir adelante.

Sé tu propio San Valentín

El duelo no sólo tiene un coste emocional para los que lloran una muerte, sino que también tiene un coste físico. A menudo, la persona en duelo se siente agotada debido a los malos hábitos alimenticios, la falta de ejercicio o el sueño inadecuado. Si esto te describe, practica un poco de amor propio durante las celebraciones prestando atención a tus necesidades físicas. Si no te sientes con la energía suficiente para preparar una comida, pide comida a domicilio o ve a tu restaurante favorito. Saca a tu perro a pasear o invita a un amigo a que te acompañe al centro comercial.

Honra a tu ser querido

Centrar tu atención en una forma significativa de honrar y conmemorar a tu ser querido puede ayudarte a canalizar tus pensamientos y sentimientos de forma positiva durante las fiestas. Pregúntate cómo te gustaría que recordaran a tu ser querido y hazlo realidad. Puede ser un recuerdo físico, como plantar un árbol en su jardín o donar uno a una escuela o iglesia, o añadir una pequeña placa "En memoria de...". Pero hay formas de honrar a tu ser querido que no requieren gastar dinero. Puedes donar sangre o colaborar en una campaña de donación de sangre, dedicar tu tiempo a ayudar a los demás o visitar y leer a los que están en una residencia de ancianos. Piénsalo bien y encontrarás una forma de honrar a la persona que has perdido. Puedes convertirlo en tu tradición de San Valentín.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!