Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

ela

ELA - Síntomas, Diagnóstico y tratamiento

La ELA es una enfermedad poco común que afecta el cerebro y los nervios. Causa debilidad que empeora con el tiempo.

Siempre es fatal y puede acortar significativamente la esperanza de vida, pero algunas personas viven con ella durante muchos años. No hay cura, pero existen tratamientos para ayudar a reducir el impacto que tiene en su vida diaria.

Síntomas de la ELA

Los síntomas de la enfermedad aparecen gradualmente y pueden no ser obvios al principio.

Los primeros síntomas pueden incluir:

  • Debilidad en el tobillo o la pierna: puede tropezarse o tener dificultades para subir escaleras.
  • Habla arrastrada, que puede convertirse en dificultad para tragar algunos alimentos.
  • Agarre débil: es posible que se le caigan los objetos o que le resulte difícil abrir tarros o botones de apertura.
  • Calambres y espasmos musculares
  • Pérdida de peso y de masa muscular.
  • Dificultad para dejar de llorar o de reír.

La ELA es una enfermedad poco común que afecta principalmente a personas de entre 60 y 70 años, pero puede afectar a adultos de todas las edades.

Es causado por un problema con las células en el cerebro y los nervios llamados neuronas motoras. Estas células gradualmente dejan de funcionar con el tiempo. No se sabe por qué sucede esto.

Tener un pariente cercano con esta enfermedad, o una afección relacionada llamada demencia frontotemporal, a veces puede significar que sea más probable que se pueda tener. Pero no parece que se de en familias en la mayoría de los casos.

Consultar con el médico de cabecera si:

  • Cree que puede tener síntomas tempranos de ELA; ellos considerarán otras posibles afecciones y pueden referirlo a un especialista llamado neurólogo, si es necesario.
  • Un pariente cercano tiene la enfermedad o demencia frontotemporal y le preocupa que pueda estar en riesgo; pueden derivarlo a un asesor genético para hablar sobre su riesgo y cualquier prueba que pueda necesitar.

Es poco probable que tenga ELA, pero obtener un diagnóstico correcto tan pronto como sea posible puede ayudarlo a obtener la atención y el apoyo que necesita.

Pruebas y diagnóstico

Puede ser difícil diagnosticar en las primeras etapas. No existe una prueba única para ello y varias afecciones causan síntomas similares.

Para ayudar a descartar otras afecciones, un neurólogo puede organizar:

  • Análisis de sangre.
  • Un escaneo de su cerebro y columna vertebral.
  • Pruebas para medir la actividad eléctrica en sus músculos y nervios.
  • Una punción lumbar (también llamada punción espinal): cuando se usa una aguja fina para extraer y analizar el líquido que se encuentra dentro de la columna vertebral.

Tratamiento y soporte

No hay cura para la ELA, pero el tratamiento puede ayudar a reducir el impacto que los síntomas tienen en su vida.

Será atendido por un equipo de especialistas y su médico de cabecera.

Los tratamientos pueden incluir:

  • Centros especializados, por lo general con una enfermera especializada y terapia ocupacional para facilitar las tareas diarias.
  • Fisioterapia y ejercicios para mantener la fuerza y reducir la rigidez.
  • Asesoramiento de terapeutas y dietistas.
  • Medicación para ralentizar un poco la progresión de la enfermedad.
  • Medicación para aliviar la rigidez muscular y facilitar la deglución.
  • Apoyo emocional para usted y su cuidador.

Cómo progresa

La ELA empeora gradualmente con el tiempo.

Moverse, tragar y respirar se vuelven cada vez más difíciles, y es posible que se necesiten tratamientos como un tubo de alimentación o aire para respirar a través de una mascarilla facial.

La condición finalmente es fatal, pero el tiempo que se tarda en llegar a esta etapa varía mucho. Algunas personas viven durante muchos años o incluso décadas con la enfermedad.

Más información y apoyo

Tener ELA es un gran desafío para usted, sus amigos y su familia. Hable con su médico de cabecera o equipo de atención si está luchando para hacer frente y necesita más apoyo.

También puede ser útil leer más información y consejos de la Asociación española de ELA:

C/ Emilia 51, local
28029 Madrid (España)
Tlf.: 91 311 35 30

e-mail:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://adelaweb.org/