Poesías Infantiles

Las poesías infantiles aportan a los más pequeños de la casa vocabulario nuevo, estimulan la memorización y la atención.

Además el niño descubre la entonación y la musicalidad de las palabras. Una excelente opción para enseñarles divirtiéndose con estos recursos educativos.

ranita toronjita

Recursos Educativos - Poesías Animales

La Ranita Toronjita por Gonzalo Ramos

Mi papi se la encontró,
en una selva preciosa,
la vio linda, muy bonita,
delicada mascotita.

A mí, me la regaló,
me la dio en una cajita,
estaba tan pequeñita,
¡qué ternura me causó!

Yo, le puse Toronjita,
por gordita, jugosita,
me parece una cosita
de las que manda Diosito.

Sus ojitos son saltones,
tiene las patitas largas,
luce diversas manchitas,
que son oscuras, negritas.

 Poesías para niños sobre Pascua y Semana Santa

Recursos educativos - Poesías para niños sobre Pascua y Semana Santa - Poesías Pascua

Dulce Pascua de Leo Antivero

Un conejo saltarín
con la Pascua ya llegó
y una canasta con sorpresas
para mí él dejó.

Dentro de la canasta
había un huevo reluciente
envuelto en un papel
de celofán transparente.

¡Un huevo de chocolate!
decorado con dos flores,
que en su interior contenían
sorpresas de mil colores.

Poesías para niños sobre Pascua y Semana Santa

Recursos educativos - Poesías para niños sobre Pascua y Semana Santa - Poesías Pascua

Huevos de Pascua de Nilda Zamataro

La gallinita laboriosa
huevitos ha preparado,
con confites, chocolate
y primorosos decorados.

Cada cual con su diseño:
pintitas multicolores,
cordoncillos apretados,
animalitos o flores.

Dentro de una canasta,
envueltos en celofán
los conejos saltarines
a repartirlos saldrán.

viaje espacial

Recursos educativos - Poesías infantiles

Viaje espacial - Nilda Zamataro

Viajar por el universo,
será una idea genial.
Ni en avión ni en helicóptero,
iré en mi nave espacial.

Encenderé los motores,
se iluminará el tablero;
orientarán a un viajero
aquí los ordenadores.

¡Ya ha comenzado este vuelo!

Con corazón de pantalla
y con aburrida voz
responde el control remoto
mi asistente este robot.

carta hijo padres

Textos y Reflexiones para padres sobre los hijos, la educación...

Carta de un hijo a todos los papás del mundo.

No me des todo lo que pido. A veces solo pido para ver cuánto puedo tomar.

No me grites. Te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a gritar a mi también y yo no quiero hacerlo.

No me des siempre órdenes. Si en vez de órdenes, a veces me pidieras las cosas, yo la haría más rápido y con más gusto. 

Cumple las promesas, buenas o malas. Si me prometes un premio, dámelo, pero también si es castigo. 

No me compares con nadie, especialmente con mi hermano o con mi hermana. Si me prefieres a mi antes que a los demás, alguien va sufrir y si prefieres a los demás antes que a mí, seré yo quien sufra. 

No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer, decídete y mantén la decisión. 

Deja que intente valerme por mí mismo. Si lo haces todo por mí, yo nunca podré aprender. 

educar bien hijo

Textos y Reflexiones para padres sobre los hijos, la educación...

Si quieres educar bien a tu hijo

PROTÉGELO, no lo cubras.

ABRÍGALO, no lo tapes.

AYÚDALO, no lo reemplaces.

ÁMALO, no lo idolatres.

ACOMPÁÑALO, no lo lleves.

INCORPÓRALO, no lo aísles.

MUESTRALE EL PELIGRO, no lo aterrorices.

ALIÉTALO EN SUS ESPERANZAS, no lo desencantes.

a mi hijo

Poesías y textos para dedicar a los hijos e hijas

A mi hijo...

Sólo por hoy, en la mañana, voy a sonreír cuando vea tu rostro y a reír cuando tenga ganas de llorar.

Sólo por hoy, en la mañana, voy a dejarte escoger la ropa que te vas a poner, voy a sonreír y a decirte que te queda perfecta.

Sólo por hoy, pediré un día de descanso, o vacaciones, para llevarte al parque a jugar.

Sólo por hoy, al mediodía, voy a dejar los platos en la cocina y voy a dejarte que me enseñes cómo armar ese rompecabezas juntos.

Sólo por hoy, en la tarde, voy a desconectar el teléfono y a apagar la computadora, para sentarme junto a ti en el jardín para hacer burbujas de jabón.

Sólo por esta tarde, no voy a reclamarte ni siquiera a murmurar, cuando tu grites y llores cuando pase el carro de los helados, y voy a salir contigo a comprarte uno.

Sólo por esta tarde, no voy a preocuparme sobre qué va a ser de ti cuando crezcas y voy a pensar otra vez en todas las decisiones que haya hecho acerca de ti.

Comparte este artículo!