Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cocción de verduras

Unas gotas de zumo de limón en la cocción de las verduras ayudan a reducir la perdida de vitaminas en el proceso. También evitarás la destrucción de vitaminas, si las preparas al horno o al vapor con su piel.

Morcillas

Para que a la hora de freír morcilla no se desmigue, lo mejor es freírla de entrada en aceite muy caliente (luego ya se puede bajar el fuego), para que la piel que la cubre se endurezca y no se encoja.

Pelar ajos

Para pelar los ajos de forma sencilla, ponerlos un rato en agua templada.

Buñuelos sin grasa

Para que los buñuelos no queden grasientos, añadir a la masa un chorrito de vinagre.

El aguacate multiusos

El aguacate puede servirse natural, como ensalada, y como plato. Puedes llenar el medio fruto con macedonia de frutas, ensaladas de carne o de pescado o queso fresco aderezado con hierbas aromáticas. Obtendrás un exquisito entrante si lo trituras junto con carne cocida de pollo, sal y pimienta, ligas el conjunto con una bechamel, lo espolvoreas de queso rallado y lo gratinas 10 minutos en el horno.

Ajo rico y blanquito

Es importante freír correctamente el ajo al principio de un guiso, ya que si lo quemas, adquiere un sabor amargante. Consérvalo a la sombra, lejos de la luz, y de esta manera incluso lograrás que no se ponga amarillo.

Evita el olor a ajo en las manos

El olor a ajo en las manos puede quitarse frotándolas con sal y lavándolas entonces con agua fría.

Evita el olor a ajo en el aliento

El olor a ajo se elimina del aliento masticando unas briznas de perejil o unos granos de café.

Albóndigas más ricas y tiernas

La albahaca pierde todo su aroma al cocer; por esto conviene añadirla en el último momento. Para darles más sabor a unas albóndigas, puedes incluir entre los ingredientes una cucharada de setas secas, de pasas o de piñones. Una patata cocida, salsa bechamel, queso fresco o un puñado de espinacas añadidos a la masa hace que las albóndigas resulten más tiernas.

Para aliñar las ensaladas...

Es preferible aliñar la ensalada con limón a hacerlo con vinagre, pues el limón lleva mucha vitamina C y el vinagre está casi privado de valor nutritivo.

Arroz suelto

El arroz te quedará suelto si añades unas gotas de zumo de limón al agua en que lo cuezas.

Evita el olor y la humareda al asar sardinas

Si cuando asas sardinas o cualquier otro tipo de pescado, pones unas hojas de laurel junto al pescado en la parrilla, evitarás tanto la humareda como el olor característico.

Cebollas y carnes ricas y doradas

Las cebollas adquirirán un bonito tono dorado si durante el asado las espolvoreas con un poco de azúcar. La carne o las butifarras también pueden recibir un poco de azúcar. Esto hará que tengan un mejor aspecto, serán más crujientes y en el sabor de la carne no se conocerá el azúcar.

Asado más tierno

Conseguirás un asado tierno si dejas reposar la pieza, una vez asada, sobre una hoja de papel de plata durante unos minutos.

Para aliviar quemaduras

Si te quemaste cocinando, aplica de inmediato tomate rojo rebanado sobre la lesión y evitarás el ardor y que se hagan ampollas.

Para quitar el mal olor de las manos después de cocinar

Para quitar cualquier mal olor de las manos después de cocinar (cebolla ajo, etc.) colocar un poco de jugo de limón en las manos y restregarse con él unos minutos, luego enjuagar con agua fría.

Para salar almendras

Una forma rápida y fácil de hacerlo es meter en el microondas las almendras crudas y peladas con bastante sal en un recipiente tapado durante un par de minutos, se le dan unas vueltas para que se mezclen bien y las volvemos a poner otros dos minutos.

Rallar queso

Rallar algunos quesos, especialmente los blandos, puede llegar a ser realmente difícil. Un buen truco es meter el queso al congelador durante una hora, cuando haya endurecido un poco, lo podrás rayar sin problemas.

Para que el cubo de la basura no huela mal

Después de haberlo lavado bien con agua y lejía, echa un poco de bicarbonato en el fondo del mismo.

Pinchos más sabrosos para tu barbacoa

Si ya te aburren los habituales pinchos de carne, prueba lo siguiente: unos pinchitos de pollo, bacón y piña ¡deliciosos!