Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

tarta oreo casera

Cómo hacer Tarta de galletas Oreo - Recetas Caseras

Los ingredientes que necesitas son:

  • 20 galletas tipo oreo
  • 120 gramos de azúcar
  • 200 gramos de queso cremoso para untar tipo philadelphia
  • 300 ml de nata para montar con un 35% de materia grasa
  • 90 ml de leche
  • 50 gramos de mantequilla
  • 4 hojas de gelatina neutra o 5 gramos de gelatina en polvo neutra

Elaboración de la tarta de Oreo casera:

Lo primero que tienes que hacer es separar la crema de las galletas. 

En un plato vete poniendo las galletas y en un cazo la crema. 

Derrite la mantequilla en el microondas a baja potencia en intervalos de 30 segundos y una vez derretida deja enfriar. 

Pon en un plato con agua fría las hojas de gelatina a remojar, sumerge bien y deja reposar.

En el cazo donde tienes la crema de las galletas, añade el azúcar y el queso philadelphia. Ponlo a fuego medio y vete removiendo para que se vaya derritiendo.

Una vez que ya esté derretido añade la leche y sigue moviendo a fuego medio durante unos 5 minutos. Si ves que ya está todo integrado, retira del fuego. Coge la gelatina que habías puesto a remojar anteriormente y escurre muy bien, hay que quitarle toda el agua. Agrega a la mezcla de queso y remueve para que se integre. Deja enfriar.

Mientras, pica las galletas, con una picadora, mortero o batidora hasta que queden reducidas a polvo. Separa un poco más de la mitad de las galletas que has triturado y mezcla con la mantequilla ya fría. Prepara un molde para horno desmontable de unos 18 cm de diámetro y ponle un papel sulfurizado y extiende la mezcla de galleta en fondo del molde. Deja reposar en la nevera.

A continuación, monta la nata. Es muy importante que la nata, el recipiente y las varillas estén muy fríos. Comienza a batir hasta que la tengas semimontada, es importante que no la montes del todo porque al mezclar con la otra mezcla, al moverla puede que se corte.

Une la mezcla de queso totalmente fría con la nata semimontada y mezcla bien con movimientos envolventes para que la nata no se baje. 

Saca el molde con la base del frigorífico y vierte la crema dentro. Tapa con papel film y guarda en el frigorífico un mínimo de 6 horas. 

Pasado el tiempo, desmolda la tarta. Decora por encima con el resto de la galleta molida y con ayuda de un colador para evitar que caigan trozos más grandes.

Y así queda esta rica tarta lista para comer, también se puede comer congelada, de las dos formas está muy buena.

Receta para hacer Tarta Oreo - Postres Fáciles

Embarazo y Parto      inglés para niños      encuento