Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Cupcakes de chocolate blanco y arándanos

Cómo hacer Cupcakes de chocolate blanco y arándanos - Recetas Caseras

Los ingredientes que necesitas:

  • 70 gramos de mantequilla sin sal, blanda
  • 210 gramos de harina normal
  • 250 gramos de azúcar en polvo
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 210 ml de leche entera
  • 2 huevos grandes
  • 60 gramos de arándanos secos
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja rallada

Para el glaseado

  • 60 gramos de chocolate blanco picado
  • 500 gramos de azúcar glas, tamizada
  • 160 gramos de mantequilla sin sal, blanda
  • 50 ml de leche entera

Para la decoración

  • 20 gramos de arándanos secos
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja rallada

Elaboración de los Cupcakes de chocolate blanco y arándanos:

Precalienta el horno a 170°C. Prepara los moldes para muffins con cestas de papel.

Primero haz el pastelito. En una procesadora con el accesorio de paleta o usando una batidora eléctrica de mano, mezcla la mantequilla, la harina, el azúcar, la levadura y la sal hasta formar una consistencia similar a la miga.

En un recipiente, bate la leche y los huevos a mano.

Con la batidora a velocidad lenta, vierte gradualmente la mitad del líquido en la mezcla de migajas y mezcla bien hasta que se combine. Sube la velocidad a media y bate hasta que la masa esté suave y espesa, sin grumos. Raspa los lados del recipiente ocasionalmente. Una vez que haya desaparecido cualquier grumo, baja la velocidad y vierte gradualmente el líquido restante, continua mezclando hasta que la masa esté suave.

Agrega los arándanos y la ralladura de naranja, y mezcla con la masa, asegurándote de que estén distribuidos uniformemente. Coloca la masa en los moldes preparados, llenándolos hasta dos tercios, el uso de una cuchara para bolas de helados de 50 ml puede hacer que este proceso sea más fácil y dará un mejor resultado.

Hornea durante 20-25 minutos o hasta que el pastelito se recupere cuando se toque ligeramente. Deja enfriar un poco antes de sacarlo de los moldes y coloca sobre una rejilla para enfriar completamente antes de glasear.

Para hacer el glaseado, derrite el chocolate blanco en un recipiente apto para microondas en el microondas o en un recipiente resistente al calor sobre una olla de agua hirviendo.

Usando la procesadora con el accesorio de paleta o la batidora eléctrica de mano, mezcla gradualmente el azúcar glas y la mantequilla a baja velocidad hasta que se combinen y no haya grandes trozos de mantequilla. Poco a poco vierte la leche mientras se mezcla a baja velocidad. Cuando se incorpore todo el líquido, sube a alta velocidad y bate el glaseado hasta que esté suave y esponjoso. Agrega el chocolate blanco derretido al glaseado, mezcla bien hasta que el glaseado sea uniforme y suave.

Coloca una cantidad generosa de glaseado en cada cupcake, luego alisa suavemente con una espátula, haciendo un remolino en la parte superior si lo deseas. Cubre cada cupcake con un par de arándanos secos y una pizca de ralladura de naranja.

Recetas sanas y caseras

Embarazo y Parto      inglés para niños      encuento