Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

recetas keto, cetogénicas

Cómo hacer Barritas de mantequilla de maní y chocolate - Recetas Caseras

La crema de cacahuete es adictiva. Y cuando se combina con chocolate negro, es el paraíso. Estas barritas son muy fáciles de hacer, sin horno y sólo necesitarás unos pocos ingredientes.

Harina de almendras: finamente molida. No recomiendo usar una harina de almendras gruesa. Mantequilla. Crema de cacahuete natural sin añadidos. Edulcorante opcional. Stevia o un edulcorante en polvo. Chips de chocolate negro con alto porcentaje de cacao + de 85%

Los ingredientes que necesitas:

  • ½ taza de mantequilla sin sal, derretida y ligeramente enfriada
  • 1/2 cucharadita de stevia (colmada, para igualar 1/4 taza de azúcar) - OPCIONAL
  • ½ taza de mantequilla de maní cremosa natural sin azúcar, a temperatura ambiente
  • 1 taza de harina de almendras finamente molida blanqueada
  • 3/4 taza de chips de chocolate con 85% de cacao como mínimo
  • 1 cucharada de mantequilla sin sal

Elaboración de las barritas de crema de cacahuete y chocolate keto:

Forra una fuente de horno cuadrada de 20 cm. con papel pergamino dejando que sobresalga por ambos lados. Esto permitirá que luego lo puedas desmoldar más fácil.

Haz la capa inferior:

Derrite la mantequilla en un tazón mediano apto para microondas. Deja enfriar un poco.

Mezcla la Stevia (opcional), la mantequilla de cacahuete y la harina de almendras. Comienza a mezclar con una espátula de goma, luego usa un batidor manual para mezclar bien hasta que esté completamente suave y no queden grumos de harina de almendras.

Usa la espátula para transferir la mezcla a la fuente preparada y extiende la mezcla de manera uniforme. Congela unos 20 minutos.

Haz la capa superior:

Coloca las chispas de chocolate y la mantequilla en un recipiente apto para microondas. Calienta en incrementos de 30 segundos, revolviendo después de cada sesión de microondas, hasta que se derrita casi por completo. Revuelve la mezcla con una espátula de goma hasta que se derrita por completo.

Vierte el chocolate derretido sobre la capa de mantequilla de cacahuete, usando la espátula para rasparla del tazón y esparcirla uniformemente. Trabaja suavemente, de modo que la capa de chocolate permanezca encima de la capa de mantequilla de maní.

Cubre la fuente con una envoltura de plástico. Refrigera hasta que esté firme, aproximadamente 4 horas.

Levanta con cuidado el papel encerado y colócalo sobre una tabla de cortar. Con un cuchillo de cocinero afilado, córtalo en 16 cuadrados.

Conserva en la nevera en un recipiente hermético, separado por capas de papel encerado. Retíralos del refrigerador de 5 a 10 minutos antes de consumir (pero no más, o se ablandarán demasiado). Y se ocurre tampoco pasa nada que a cucharadas también está muy rico.

Postres caseros

Embarazo y Parto      inglés para niños      encuento