leucemia linfoblastica inf

Leucemia linfoblástica aguda en niños - Síntomas, diagnótico y tratamiento

La médula ósea en un niño sano producirá células madre sanguíneas que maduran en células madre mieloides o células madre linfoides. Una célula madre mieloide producirá glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Una célula madre linfoide madurará en una célula linfoblástica que se convertirá en linfocitos B, linfocitos T y células destructoras de la vida que atacan a los virus y las células cancerosas.

La leucemia linfoblástica aguda infantil es un trastorno en el cual una gran cantidad de células madre se convierten en células linfoblásticas. Esto conduce a una producción excesiva de linfocitos B, linfocitos T y células asesinas naturales.

Una complicación adicional es que a medida que las células leucémicas crecen en número, disminuye el número de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.La combinación de células linfocíticas inadecuadas y la falta de glóbulos blancos hace que los niños sean más susceptibles a las infecciones, la anemia y la hemorragia.

Síntomas de la leucemia linfoblástica aguda infantil

  • Fiebre, que es indicativo de una infección en el sistema.
  • Fácil aparición de hematomas o sangrado de heridas.
  • Manchas rojas oscuras vistas debajo de la piel causadas por una hemorragia interna.
  • Dolor en articulaciones o huesos sin razón aparente.
  • Bultos formados en el área del cuello, las axilas, el estómago o la ingle, que son indoloras.
  • Aparición de cansancio y fatiga con un mínimo esfuerzo.
  • El apetito del niño se reduce severamente.
  • Palidez de la piel.
  • Sudores nocturnos a pesar de las condiciones ambientales para dormir.

Causas de la leucemia linfoblástica aguda infantil

Todavía se están realizando investigaciones sobre las posibles causas de la leucemia linfoblástica aguda infantil. No es infeccioso y no puede transmitirse a los familiares ni a los cuidadores. Sin embargo, hay un patrón de herencia genética. Es probable que las familias con antecedentes de síndrome de Down, neurofibromatosis tipo 1, síndrome de Shwachman, síndrome de Bloom y ataxia telangiectasia corran más riesgo de presentarla.

Los factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de que un niño desarrolle leucemia linfoblástica aguda infantil incluyen la exposición a rayos X antes del nacimiento y haber sido tratada con quimioterapia e incluso exposición a la radiación en general. No hay una causa exacta que pueda identificarse que desencadena la aparición de la condición.

Diagnóstico

Se pueden realizar una serie de pruebas para diagnosticar la leucemia linfoblástica aguda infantil. También servirán para verificar qué tan lejos se han propagado las células leucémicas en el cuerpo. Éstas incluyen:

Examen físico e historial de salud: en este examen clínico del paciente, el médico observará bultos en el cuerpo, signos de hematomas en la piel, manchas oscuras que indican sangrado debajo de la piel y cualquier otro signo visible inusual. Se examinarán los antecedentes familiares y el historial de salud del paciente.

  • Recuento sanguíneo completo con diferencial: un análisis de sangre para determinar la cantidad de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas en la muestra. También buscará la hemoglobina en los glóbulos rojos y la porción de la muestra compuesta de glóbulos rojos.
  • Aspiración y biopsia de la médula ósea: Esto incluye extirpar médula ósea de un hueso insertando una aguja hueca en la cadera o el esternón. Luego se examina la médula ósea para detectar signos de cáncer.
  • Punción lumbar: se realiza insertando una aguja entre dos huesos en la columna y extrayendo una muestra de líquido cefalorraquídeo de la columna vertebral.Este líquido luego se estudia para detectar signos de células leucémicas. El proceso también se llama punción espinal.

Opciones de tratamiento

El tratamiento implica corregir el desequilibrio y hacer que los recuentos sanguíneos vuelvan a la normalidad. Las opciones de tratamiento dependerán de varios factores, como la edad del niño, la detección de células leucémicas en diferentes partes del cuerpo, como la columna vertebral, la detección de cambios en los cromosomas de los linfocitos, si el niño tiene síndrome de Down, peso del niño durante el diagnóstico, etc.

El tratamiento primario consistirá en quimioterapia para acabar con las células leucémicas cancerosas. Se puede requerir un trasplante de médula ósea o de células madre de un donante sano. La radioterapia craneal se puede prescribir para el cerebro. El tratamiento dependerá de la condición exacta del niño y se pueden esperar una serie de efectos secundarios tales como pérdida de cabello, náuseas, pérdida de apetito, reducción de peso, cambios de humor y debilidad muscular.

Pronóstico para pacientes con leucemia linfoblástica aguda infantil

La perspectiva posterior al tratamiento es positiva. La mayoría de los niños con este tipo de leucemia se curan. Hay pocos efectos secundarios a largo plazo y los niños pueden desarrollarse normalmente. Una vez que el cáncer entra en remisión y no se repite durante los primeros tres años, el pronóstico es excelente.

También te puede interesar leer: Leucemia Linfoblástica aguda en Adultos

Comparte este artículo!