Uso de lentillas en niños

Cuando un niño tiene un problema de vista, los padres piensan inmediatamente en las gafas, porque creen que las lentes de contacto no son adecuadas. Sin embargo, tienen ciertas ventajas: No corren el riesgo de romperse a la hora de jugar por culpa de un balón, no se empañan ni se mojan con la lluvia y estéticamente el niño puede llegar a sentirse más cómodo. Además, se pueden adquirir lentillas baratas online fácilmente desde casa a través de páginas web especializadas en productos de este tipo como puede ser www.visiondirect.es y muchas otras. Pero ¿Cuáles son los requisitos y a partir de qué edad pueden los niños llevar lentes de contacto? Te lo contamos a continuación.

¿Cuáles son las ventajas de usar lentillas?

La idea de que tu hijo lleve lentes de contacto puede generar muchas dudas. Probablemente te preguntes si será capaz de cuidarlas y si le causarán molestias o una infección ocular. El aspecto más importante para tener en cuenta es la capacidad del niño para cuidar las lentillas.

Sin embargo, es perfectamente posible dejar que tu hijo use lentes de contacto por muchas razones:

  • Algunos niños se sienten acomplejados por llevar gafas; las lentes de contacto pueden aumentar su confianza y autoestima, especialmente si tienen que llevar cristales gruesos.
  • Las lentes de contacto son más adecuadas para ciertos deportes de contacto, como el fútbol, mientras que las gafas pueden romperse en cualquier momento.
  • Las lentillas pueden ser más eficaces para corregir la visión que las gafas en determinados casos, como una catarata congénita, una miopía progresiva o una hipermetropía. En algunos casos, incluso podemos observar una ralentización de la evolución de la miopía gracias a ellas. Además, también aumenta el campo visual en comparación con las gafas y son más prácticas, sobre todo en el ámbito de las actividades deportivas. Sin embargo, las gafas requieren menos precauciones de higiene.

¿Quién puede usar lentes de contacto?

¿Quién puede usar lentes de contacto?

En general casi todo el mundo. Al menos en teoría. No hay contraindicaciones visuales para usar lentillas. Además, su colocación es curiosamente menos complicada para los niños que para los adultos, ya que son más ágiles.

Se pueden recomendar a partir de los 6 años si tienen un problema importante de desarrollo visual difícil de compensar con el uso de gafas, como los mencionados anteriormente. Por otro lado, su manipulación podría ser un problema ya que requiere un cuidado riguroso y padres pacientes que puedan ayudar regularmente.

Como norma general, se aconseja el uso de lentes de contacto en niños a partir de los 10 años, siempre que estén interesados en utilizarlas, que sepan manejarlas por sí mismos, que sean responsables, que respeten el tiempo de adaptación y que tengan una buena higiene.

¿Cuáles son las mejores lentes de contacto?

Las lentillas pueden corregir los defectos de la visión en los niños. Por eso, las lentes de contacto desechables de uso diario son la opción más popular y sencilla. También son más higiénicas y cómodas, ya que no es necesario limpiarlas y guardarlas después de cada uso. También hay lentes quincenales y mensuales, pero la elección de la lente dependerá de la graduación y del propio niño.

Si el niño utiliza lentillas para una quincena o para un mes, tendrá que aprender a limpiarlas y guardarlas correctamente. La mayoría de los niños que llevan lentes de contacto suelen acudir al oftalmólogo cada seis meses o menos para asegurarse de que las lentillas les están funcionando y no les perjudican.

¿Por qué son recomendables las lentillas para niños?

Lentillas con filtros de luz azul y UV

Los niños están todo el día pegados a las pantallas. Una práctica que hay que considerar seriamente, ya que tiene un impacto real en la vista. Los ordenadores, las tablets y los teléfonos móviles concentran la luz azul, que se vuelve perjudicial. Las repercusiones de la luz azul en nuestra salud son múltiples. También puede favorecer la degradación de la retina y la aparición de la Degeneración Macular Asociada a la Edad. Si tus hijos se exponen regularmente a ella, existen lentillas con filtros para luz azul. También se recomienda usar lentes de contacto que protejan de los rayos UV, ya que éstos son perjudiciales para los niños. Hasta los 12 años, los ojos de los jóvenes están expuestos a unas 5 veces más radiación UV que los adultos. Piensa en esto si tus hijos desean usar lentes de contacto.

Cuidado de las lentillas

Si tu hijo lleva lentes de contacto, explícale la importancia de cuidarlas bien y seguir las siguientes recomendaciones:

  • Nunca intercambiar las lentes de contacto con otra persona o entre los ojos.
  • No utilizar saliva o agua para humedecer o limpiar las lentes de contacto.
  • Respetar el tiempo recomendado de uso.
  • Utilizar siempre la solución limpiadora recomendada por el oftalmólogo.
  • No usar lentillas mientras se nada.
  • Lavarse y secarse siempre las manos antes de ponerse o quitarse las lentes de contacto.

En definitiva, las lentes de contacto pueden usarse a cualquier edad. Sin embargo, es importante que los niños se sometan a un examen médico ocular específico con su oftalmólogo para que autorice el uso de lentillas.

Comparte este artículo!