Imp√©tigo en beb√©s y ni√Īos

El imp√©tigo en beb√©s y ni√Īos

El imp√©tigo es la infecci√≥n cut√°nea m√°s com√ļn en los ni√Īos. Altamente contagioso, existen dos formas principales: el primero, caracterizado por p√ļstulas y la formaci√≥n de costras amarillentas, y el segundo, que se manifiesta por ampollas que pueden llevar a erosiones significativas.

¬ŅQu√© es el imp√©tigo?

El impétigo es una infección bacteriana causada por el estafilococo áureo o el estreptococo. Hay dos formas de impétigo:

  1. Impétigo no ampolloso (microvesiculoso o contagioso).
  2. Impétigo ampolloso.

Esta enfermedad de la piel es com√ļn en ni√Īos de entre 2 y 5 a√Īos.

Características del impétigo no ampolloso

Es la forma m√°s com√ļn, alrededor del 70% de los casos, y afecta particularmente a los ni√Īos menores de 10 a√Īos. Inicialmente, se ve una erupci√≥n de peque√Īas ampollas o burbujas transl√ļcidas, a veces rodeadas de un √°rea rojiza. Estas peque√Īas lesiones se revientan y rezuman despu√©s de unas horas, se secan y luego forman una costra amarillenta que cubre una peque√Īa erosi√≥n roja. Estas lesiones rara vez son dolorosas, pero a veces pueden causar picaz√≥n. Esta infecci√≥n es superficial y por lo tanto no causa fiebre.

Altamente contagioso, causa peque√Īas epidemias en guarder√≠as y escuelas, principalmente durante el verano, probablemente debido al uso de camisas de manga corta o pantalones cortos, que favorecen el contacto de la piel con otras personas y peque√Īas lesiones traum√°ticas en las zonas expuestas.

Características del impétigo ampolloso

Puede ocurrir en la piel sana y representa el 30% de los casos de impétigo. Afecta más frecuentemente a los recién nacidos y a los bebés. La lesión inicial es una burbuja más grande, que mide de 1 a más de 2 cm. Las lesiones se multiplican y después de 2 o 3 días, se revientan y forman grandes erosiones que se extienden rápidamente.

Por regla general, no hay fiebre ni dolor, pero es aconsejable consultar inmediatamente para evitar la sobreextensión y el riesgo de superinfección.

Causas y lugares del impétigo

Las bacterias responsables de esta enfermedad de la piel son el estreptococo, el estafilococo √°ureo o ambos. Estos g√©rmenes a menudo provienen de la membrana mucosa de la nariz, la boca o el √°rea perineal del ni√Īo. En estos casos, se denominan autocontaminaci√≥n. Por esta raz√≥n, el imp√©tigo suele estar localizado: alrededor de las fosas nasales, la boca o en la regi√≥n perineal.

Sin embargo, todas las localizaciones son posibles (brazos, piernas, axilas, cuello...), excepto las palmas de las manos y las plantas de los pies. El impétigo también puede propagarse por el contacto con otra persona (tocando, besando) así como a través de la ropa.

En lo que respecta a las bacterias implicadas, desde hace algunos a√Īos el germen que se ha aislado con m√°s frecuencia en Europa en las dos formas principales de imp√©tigo ha sido el Staphylococcus aureus. Se han identificado algunas cepas resistentes a uno o m√°s antibi√≥ticos, tanto en entornos comunitarios (guarder√≠as, escuelas) como en hospitales, de ah√≠ el inter√©s de tomar muestras en algunos casos para identificar la posible presencia de una cepa resistente. Esta decisi√≥n depende, por supuesto, del m√©dico.

Factores que favorecen el impétigo

Hay una serie de situaciones que pueden conducir a la aparición del impétigo, incluyendo:

  • Lesiones de la piel causadas por un traumatismo como una mordedura, un rasgu√Īo, picaduras de insectos o lesiones causadas por enfermedades (eccema, varicela, herpes, sarna, pediculosis).
  • Falta de higiene.
  • La presencia de casos de imp√©tigo en el centro educativo.
  • Infecciones nasales, diarrea.
  • Medicamentos utilizados para tratar ciertas enfermedades cr√≥nicas (corticoides o inmunosupresores).

Tratamiento del impétigo

Independientemente de la forma de impétigo, el objetivo del tratamiento es lograr la curación en el menor tiempo posible a fin de evitar la propagación de la infección, las complicaciones y las reincidencias (infecciones repetidas), así como evitar la contaminación del entorno, tanto en el hogar como en el colegio.

En la mayoría de los casos, el médico prescribirá:

  • Un tratamiento local basado en antis√©pticos.
  • La aplicaci√≥n local de un antibi√≥tico con actividad sobre los g√©rmenes responsables del imp√©tigo en forma de pomada es el tratamiento de elecci√≥n. En efecto, la aplicaci√≥n del antibi√≥tico a nivel de la lesi√≥n permite obtener altas concentraciones del producto con muy poca absorci√≥n en la sangre y una rehidrataci√≥n de la piel gracias a las sustancias grasas contenidas en el ung√ľento. Este tipo de tratamiento se prescribe para lesiones localizadas.
  • Un antibi√≥tico oral (lesiones extensas o importantes, reca√≠da despu√©s de un tratamiento previo...) o un tratamiento asociado si hay otras enfermedades (eccema, sarna, pediculosis...). S√≥lo √©l m√©dico puede decidir el tratamiento m√°s apropiado para cada caso.

Afortunadamente, la evolución del impétigo es benigna y el proceso de curación está bajo control en pocos días en la gran mayoría de los casos, por lo que es importante que se siga cuidadosamente el tratamiento prescrito.

Prevención del impétigo

Para garantizar la eficacia del tratamiento, pero tambi√©n para evitar nuevas infecciones en tu hijo o entorno, es necesario seguir una serie de reglas de sentido com√ļn:

  • Mant√©n a tu hijo en casa para evitar la propagaci√≥n de la infecci√≥n en la comunidad.
  • Ba√Īarse a diario, lavarse las manos con frecuencia, tener las u√Īas cortas. Para luchar contra los g√©rmenes, lava cuidadosamente las aberturas y pliegues naturales de tu hijo,
  • Evita, en la medida de lo posible, que tu hijo toque sus lesiones, se chupe el pulgar o se muerda las u√Īas para evitar la contaminaci√≥n de otras partes del cuerpo.
  • L√°vate las manos despu√©s del tratamiento local o de cualquier contacto con las lesiones.
  • Cambia frecuentemente la ropa potencialmente contaminada.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!