Seguridad bebés

Brindar un ambiente seguro es una parte importante del cuidado del bebé. Los bebés deben estar seguros en casa y cuando están fuera de casa. Hay algunas cosas simples que puedes hacer para ayudar a mantener al bebé seguro y protegido. Siempre consulta a un profesional de la salud si te preocupa tu bebé.

Las lesiones en los bebés se pueden prevenir

Las lesiones son la causa más común de muerte en la infancia más allá del primer año de vida y son una razón importante para que los niños necesiten atención médica.

La mayoría de las lesiones en los bebés no ocurren por casualidad o por mala suerte, y no son un acto del destino. La mayoría de las lesiones son predecibles y en gran medida prevenibles. El término "lesión" ahora se usa en lugar de "accidente" (accidente implica que el evento no pudo haberse evitado).

Por su propia naturaleza, los bebés son activos, curiosos y a menudo excitables. Todos estos son atributos que los ponen en riesgo de lesiones. Como padre o cuidador, puedes hacer mucho para evitar lesiones a tu bebé.

Manteniendo seguro al bebé

Haz de la seguridad de tu bebé una prioridad. Algunas de las áreas clave que debes tener en cuenta son:

  • Asegúrate de que el bebé viaje en un sistema de retención infantil en todo momento en un vehículo.
  • Proporciona un entorno seguro para dormir al bebé; esto incluye tomar precauciones para reducir el riesgo de muerte súbita del lactante.
  • Proporciona un ambiente seguro en el hogar.
  • Verifica la seguridad del entorno cuando estés lejos de casa.

Seguridad del bebe en el coche

Los bebés aprenden mirando a los demás. Copian todo lo que ven a los adultos. Asegúrate de actuar con seguridad y hacer lo correcto cuando estés con bebés y niños pequeños.

Los bebés menores de seis meses de edad deben estar sujetos con un sistema de retención infantil orientado hacia atrás cuando viajen en el automóvil. La ley establece que los niños hasta 12 años o 1.35 cm de estatura, deben viajar en un asiento de seguridad o asiento elevado homologado. Adecuado para la edad y el tamaño del niño. Los niños necesitan diferentes restricciones a medida que sus cuerpos crecen. La restricción que uses debe coincidir con el tamaño del cuerpo de tu hijo. Como los niños de la misma edad pueden diferir en tamaño, la edad es solo una guía aproximada de la restricción correcta

El sistema de retención debe estar debidamente instalado en el vehículo. Sigue las instrucciones del fabricante.

Otros problemas de seguridad a tener en cuenta incluyen:

  • El bebé y cualquier otro niño menor de cuatro años deben viajar en el asiento trasero del automóvil si tiene dos o más filas de asientos. De hecho, es más seguro para los niños de cualquier edad viajar en el asiento trasero.
  • Nunca dejes al bebé desatendido en el automóvil, ni siquiera por poco tiempo. Es ilegal.
  • Incluso en climas más fríos, la temperatura en un coche puede alcanzar niveles peligrosamente altos en un corto período de tiempo. Los bebés y los niños pueden sobrecalentarse. En un día caluroso, es posible que el bebé solo necesite una camiseta ligera cuando esté en el coche. Evita los viajes largos cuando hace calor.
  • Usa la moderación para cada viaje, no importa si es corto. La mayoría de los accidentes ocurren cerca de casa.
  • Desarrolla buenos hábitos de seguridad en el vehículo. Siempre coloca al bebé dentro y fuera del automóvil por lado de la acera, lejos del tráfico.
  • Nunca des marcha atrás o muevas el coche hasta que sepas dónde están los niños.

Fular para llevar bebés

Si se usan correctamente, son una herramienta segura y práctica para los padres, pero los bebés pueden correr el riesgo de asfixiarse si no se colocan en la posición correcta, porque todavía no tienen la edad suficiente para salir de una posición peligrosa que puede bloquear sus vías respiratorias.

Las dos posiciones que pueden causar un peligro significativo son cuando el bebé está acostado con la espalda curva con la barbilla apoyada sobre el pecho y cuando el bebé está acostado con la cara presionada contra el cuerpo del usuario o la tela del fular.

Los bebés prematuros y de bajo peso al nacer o los bebés que no están bien corren un mayor riesgo y los padres deben hablar con un médico antes de usar un porteador.

Las reglas para la seguridad de los porteadores para bebés son:

Debe estar apretado, con el bebé colocado en posición alta y vertical con el apoyo para la cabeza. Cualquier tela suelta puede hacer que el bebé se desplome, restringiendo su respiración.

A la vista en todo momento: el usuario siempre debe poder ver la cara del bebé simplemente mirando hacia abajo. Hay que asegurarse de que el arnés y el cuerpo del usuario no cubran la cara, la nariz y la boca del bebé.

Lo suficientemente cerca como para besar: el bebé debe estar lo suficientemente cerca de la barbilla del usuario para que, al inclinar la cabeza hacia adelante, puedan besar fácilmente al bebé sobre su cabeza.

Asegúrate de que la barbilla del bebé esté levantada y lejos de su cuerpo. El bebé nunca debe acurrucarse para que su barbilla se fuerce sobre su pecho, ya que esto puede restringir la respiración. Revisa regularmente al bebé. Los bebés pueden estar angustiados sin hacer ruido ni movimiento.

La espalda del bebé debe estar apoyada en una posición natural, con la barriga y el pecho contra el usuario. Al agacharse, sostén al bebé con una mano detrás de la espalda y dobla las rodillas, no la cintura.

Seguridad del bebé en casa

Los bebés recién nacidos tienen muy poca protección contra las infecciones, por lo que es importante que proporciones un entorno limpio e higiénico. Una de las cosas más importantes que puedes hacer es asegurarte de que cualquier persona que maneje al bebé, se lave las manos primero.

Las personas que tienen infecciones, por ejemplo, resfriados, gripe o herpes labial (herpes simple), no deben entrar en contacto con el bebé. El herpes labial puede ser particularmente peligroso para un bebé recién nacido. Las vacunas están disponibles para proteger al bebé contra algunas enfermedades infecciosas. Sigue las indicaciones médicas.

Debido a que los bebés pueden desarrollar nuevas habilidades rápidamente, pueden ocurrir lesiones. Si comprendes el desarrollo de un niño, esto ayudará a planificar con anticipación la seguridad. Aparecen diferentes riesgos en cada etapa del desarrollo y el cambio tiene lugar muy rápidamente en los primeros meses y años.

Para asegurarte de que el bebé esté seguro en todo momento, debes:

  • Supervisar a los niños pequeños siempre que estén cerca del bebé.
  • Mantener a los animales alejados del bebé o supervisar. Los cambios en casa cuando hay un nuevo bebé puede molestar a algunas mascotas.
  • Coloca berreras en escaleras.
  • Tapa los enchufes. Mantén fuera de alcances todo tipo de cables. Coloca topes para que no pueda abrir cajones o puertas de armarios. No dejes al acance objetos con los que se pueda hacer daño o asfixar.
  • Para evitar quemaduras graves por escaldadura, no tomes bebidas calientes cuando cargues a al bebé.
  • Cuando cambies al bebé, asegúrate de colocarlo en un lugar seguro, por ejemplo, en una mesa de cambio con bordes elevados para evitar que el bebé se caiga. Recuerda mantener una mano sobre el bebé en todo momento. Nunca lo dejes solo en la mesa de cambio. Para evitar caídas, algunos padres optan por cambiar al bebé en el suelo.

Seguridad para bebés en el baño

Cuando bañes a tu bebé (o niño):

  • Siempre supervisarlos en el baño. Debes estar al alcance del niño en todo momento.
  • No uses un soporte para bebés o un asiento de baño para sostener al bebé en la bañera.
  • Nunca dejes a un niño mayor para supervisar a un niño más pequeño en el baño.
  • Si suena el teléfono o el timbre, lleva a tu hijo contigo.
  • Vacía el baño inmediatamente después de su uso.
  • Para evitar el riesgo de ahogamiento, mantén siempre cerradas las puertas del baño.

Un ambiente seguro para dormir

Muchos padres se preocupan por el síndrome de muerte súbita infantil. Investigaciones han demostrado que hay algunas cosas simples que puedes hacer para reducir los riesgos:

  • Acuesta a tu bebé boca arriba.
  • Amamantar proporciona importantes factores inmunes, como los anticuerpos, para ayudar a proteger a los bebés del SMSL. Los bebés amamantados también se despiertan más fácilmente del sueño a los dos o tres meses de edad, que es la edad máxima de aparición de SMSL.
  • No tengas juguetes mullidos o fundas en la cuna o el moisés, ya que pueden sobrecalentar a los bebés o sofocarlos.
  • Prepara el fondo de la cuna con mantas y sábanas, como lo harías con una cama normal. Coloca al bebé con los pies en el fondo de la cuna.
  • Mantén la cabeza del bebé destapada mientras duerme.
  • No permitas que nadie fume en la casa, en el vehículo o cerca de su bebé.

Consejos para la seguridad del bebé en casa

  • Evita escaldaduras en el baño. Reduce la temperatura del agua caliente del grifo en el lavabo, baño y ducha o coloca una válvula termostática de mezcla o templado.
  • Usa barreras en las puertas de la cocina y el baño.
  • Guarda los medicamentos y productos de limpieza fuera del alcance y en armarios con cerradura.
  • Para evitar la asfixia, elige juguetes apropiados para su edad sin partes del juguete más pequeñas que una batería de tamaño "D". Revisa los juguetes regularmente en busca de piezas sueltas pequeñas. Las piezas pequeñas pueden ser peligrosas y pueden asfixiar a un niño menor de tres años.
  • Evita alimentar al bebé con trozos crudos de zanahoria y manzana cruda. Tritura, ralla o cocina al vapor frutas y verduras duras para reducir el riesgo de asfixia. Los frutos secos son muy peligrosos para niños menores de cinco años por riesgo de asfixia. Enseña a los niños a sentarse en silencio mientras comen y disfrutar de una comida sin prisas.
  • Ten en cuenta los alimentos que pueden asfixiar a los niños.
  • Mantén las bebidas calientes fuera del alcance de los niños.
  • Quédate con los niños en todo momento cuando estén en el baño.
  • Mantén los cubos de pañales alejados del suelo y asegúrate de que tengan una tapa firme y bien ajustada.
  • Coloca un protector fijo alrededor de los calentadores y los fuegos abiertos, instala detectores de humo y ten un plan de evacuación.
  • Elige muebles infantiles que cumplan con las normas de seguridad.

Mantener al bebé seguro al aire libre

  • Asegúrate de usar el cochecito del bebé correctamente.
  • No cuelgues bolsas de compras de los mangos, ya que puede hacer que el carro se caiga.
  • Asegúrate de leer las instrucciones del fabricante y utilizar las funciones de seguridad.
  • Siempre coloca el arnés al bebé (incluso para viajes cortos) para evitar lesiones por caídas.
  • Crea áreas de juego seguras para los niños: separa las áreas de juego del camino de entrada y las carreteras.
  • Los niños deben estar a la vista de un adulto en todo momento mientras están al aire libre
  • Recuerda proteger al bebé del sol y el viento.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!