niños y coronavirus

Cómo hablar con los niños sobre el coronavirus

Con la cuarentena y tantas noticias sobre la pandemia de COVID-19, en los niños pueden aparecer miedos sobre el riesgo para su propia salud y seguridad.

Los profesionales dicen que los padres deben escuchar los temores de sus hijos y no quitarles importancia.

Antes de hablar con los niños sobre lo que pueden estar viendo en las noticias o escuchar de otros, los padres deben asegurarse de comprender y estar bien informados sobre el virus.

La pandemia de COVID-19 es un grave problema de salud para la mayoría de las personas en este momento. Pero para los niños que escuchan las noticias, los temores que los rodean pueden ser especialmente desalentadores.

¿Cómo puedes ayudar a tus hijos a manejar sus miedos?

Así es como los profesionales aconsejan a los padres abordar el tema del brote de COVID-19 y hablar con sus hijos sobre los riesgos potenciales.

Mantente al tanto del brote de COVID-19, pero siempre sigue la información de fuentes fiables, contrasta y no compartas bulos.

¿Debo sacar el tema o no? Para los niños que muestran preocupación, los padres deben estar disponibles para ayudarlos a superar esos miedos. Pero, ¿deberían las familias plantear el tema si un niño aún no ha dicho nada?

Los padres suelen notar cuando sus hijos pueden tener inquietudes o temores, incluso si no hablan de ello. El hecho de que los niños no lo cuenten, no significa que la preocupación no esté en su mente.

Es imprescindible tener una comunicación abierta con ellos, para que puedan acudir a los padres para que den respuestas a sus  preguntas y también los padres pueden adelantarse y hablarles de lo que está ocurriendo si creen que es necesario y útil.

Antes de hablar con los niños sobre lo que pueden estar viendo en las noticias o escuchando en su entorno, los padres deben estar bien informados sobre el coronavirus para poder responder honestamente a las preguntas de sus hijos.

Se debe informar a los niños que lo que se sabe sobre el virus en este momento es que es un virus respiratorio y que la enfermedad puede ser sin síntomas o tener síntomas que varían de leves a graves.

Los padres pueden usar el ejemplo de compararlo con otros virus como la gripe y hablar sobre cómo la higiene de las manos es lo más importante para prevenirlo.

Es muy importante enseñar a los niños a lavarse las manos durante 20 segundos después de usar el baño, antes de comer y después de ir a lugares públicos. Y que además, deben evitar tocarse la boca, los ojos y la nariz.

Los padres deben escuchar los temores de sus hijos y no descartarlos. Esto se puede lograrse practicando la escucha activa. Presta a tus hijos toda la atención y reconoce sus sentimientos en voz alta.

Ayúdalos a comprender los hechos en lugar de los rumores sobre el virus cuando sea apropiado para el desarrollo.

Por supuesto, eso requiere manejar nuestros propios miedos con respecto a la enfermedad. Es por eso que es importante estar bien informado sobre lo que está sucediendo, sobre cómo protegerse mejor y  seguir todas las indicaciones de las autoridades sanitarias y gubernamentales.

Los padres deben “autoanalizarse” y considerar cómo sus temores pueden estar afectando a sus hijos.

Cuando un padre tiene ansiedad, su hijo lo sentirá y la asumirá como propia, independientemente de lo bien que piensen que enmascaran u ocultan su ansiedad.

Por esta razón, si el ciclo de noticias actual está contribuyendo a tu ansiedad, es aconsejable hablar con un profesional de la salud.

Si tu hijo está comenzando a experimentar ataques de pánico o fobias alrededor del coronavirus o cualquier otra cosa un terapeuta podría ser el siguiente paso para ayudarte a ti y/o a tu hijo a superar estos miedos de una manera saludable.

Lo importante es seguir teniendo una comunicación abierta como familia. Si tu hijo está experimentando preocupaciones o inquietudes, habla sobre esos miedos, confía en los datos que tenemos actualmente para calmar esos miedos cuando sea posible, y no tengas miedo de apagar las noticias si necesario.

A veces está bien alejarse del ciclo actual de noticias en beneficio de su salud mental y la de la familia.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!