Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Trastornos del comportamiento en niños

El trastorno de oposición desafiante es un problema de comportamiento infantil caracterizado por una constante desobediencia y hostilidad. Se cree que alrededor de uno de cada 10 niños menores de 12 años tiene TOD, y los niños superan en número a las niñas de dos a uno.

El TOD pertenece a un grupo de trastornos de conducta conocidos colectivamente como trastornos de conducta disruptivos, que incluyen el trastorno de conducta (TC) y el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

La intervención y el tratamiento tempranos son importantes, ya que los niños con TOD no tratada pueden continuar siendo difíciles y antisociales en la edad adulta. Esto puede afectar sus relaciones, perspectivas de carrera y calidad de vida. Algunos niños con TOD desarrollarán el trastorno de conducta (TC) más grave, que se caracteriza por conductas violentas.

Características de TOD

Los comportamientos generalmente aparecen cuando el niño está en la escuela primaria, pero el trastorno se puede encontrar en niños de hasta tres años de edad.

Un niño con TOD puede:

  • Enfurecerse, enojarse o irritarse fácilmente.
  • Tener berrinches frecuentes.
  • Discutir con frecuencia con los adultos, particularmente con familiares, como los padres.
  • Negarse a obedecer las reglas.
  • Tratar deliberadamente de molestar o agravar a otros.
  • Tener baja autoestima.
  • Tener un umbral de frustración bajo.
  • Culpar a otros por cualquier accidente o mal comportamiento.

Enlace al trastorno de conducta

Sin intervención y tratamiento, algunos niños con TOD progresan para desarrollar un trastorno de conducta (TC), que se caracteriza por comportamientos agresivos y delincuentes que incluyen:

  • Mentir.
  • Ser sádico o cruel con los animales y las personas.
  • Abusar de otros (en cualquier sentido).
  • Comportamientos que infringen la ley, como encender fuegos deliberadamente, vandalismo o robo.

Vida familiar y TOD

Se desconoce la causa de los trastornos de conducta disruptivos, pero la calidad de la vida familiar del niño parece ser un factor importante en el desarrollo de TOD. Algunos estudios han encontrado que ciertos factores ambientales en la familia aumentan el riesgo de trastornos de conducta disruptivos. Éstas incluyen:

  • Pobres habilidades de crianza (supervisión inadecuada, disciplina dura o inconsistente, rechazo).
  • Conflicto matrimonial.
  • Violencia doméstica.
  • Abusos de cualquier tipo.
  • Negligencia.
  • Pobreza.
  • Uso indebido de sustancias por parte de los padres o cuidadores.

Diagnóstico de TOD

TOD es diagnosticado profesionalmente por un psicólogo infantil, psiquiatra infantil o pediatra especializado en trastornos del comportamiento. El diagnóstico implica entrevistas detalladas con el niño (si son lo suficientemente mayores), padres y maestros.

Tratamiento de TOD

Las opciones de tratamiento para TOD pueden incluir:

  • Capacitación de los padres: para ayudar a los padres a manejar e interactuar mejor con sus hijos, incluidas las técnicas de comportamiento que refuerzan el buen comportamiento y desalientan el mal comportamiento. Esta es la forma primaria de tratamiento y la más efectiva. El apoyo social aumenta si los padres reciben capacitación en grupos con otros padres que tienen hijos con TOD
  • Terapia familiar funcional: para enseñar a todos los miembros de la familia a comunicarse y resolver problemas de manera más efectiva
  • Consistencia de la atención: todos los cuidadores del niño (incluidos los padres, abuelos, maestros, trabajadores de cuidado infantil, etc.) deben ser consistentes en la forma en que se comportan y manejan al niño.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.