Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

ansiedad miedos

Los trastornos de ansiedad y miedos entre niños y adolescentes son muy frecuentes, desde el niño que tiene miedo a un monstruo o a la oscuridad, hasta el que tiene miedo de que se rían de él en el colegio.

La ansiedad es una sensación de alerta o miedo ante situaciones que nos asustan o son desconocidas y tememos hacerles frente. Pero en esas circunstancias sentir miedo es normal y esa ansiedad puede ayudar a superar situaciones difíciles. Por ejemplo, en el caso de los niños, estudiar más para un examen que tienen miedo de suspender.

Las preocupaciones y miedos van cambiando según la edad. Los miedos más habituales en los niños pequeños es separarse de sus padres, la oscuridad o los monstros debajo de la cama. Según van creciendo surgen nuevos conflictos como hacer el ridículo, las tormentas o hacerse daño. Ya en la adolescencia lo que más ansiedad puede causarles, es tener o no popularidad, la apariencia, el acoso por parte de otros compañeros o el rendimiento escolar.

Lo normal es que el miedo vaya desapareciendo con el tiempo según el niño va aprendiendo a dominar las situaciones. Pero si en vez de desaparecer continua, e incluso aumenta, puede interferir en su vida diaria: bajo rendimiento escolar, nervios, mal humor, tristeza, nauseas, dolor de barriga, dolor de cabeza, evitar actividades de grupo, etc. Se convierte en un trastorno de ansiedad.

Los trastornos de ansiedad han existido siempre, son un problema médico con origen biológico cerebral y en algunos casos hay cierta heredabilidad.

Existen diferentes tipos de trastornos por ansiedad:

  • Trastorno obsesivo-compulsivo
  • Trastorno de estrés post-traumático
  • Ansiedad generalizada
  • Ansiedad por separación
  • Fobias: Fobia social, agorafobia, fobia específica
  • Ataques de pánico

Factores como la sobreprotección, el abuso, el acoso y maltrato, el abandono o pérdida de un familiar querido, etc. Pueden desencadenar en un trastorno de ansiedad, que a la larga puede traer graves consecuencias, como el aislamiento social.

Diagnóstico y tratamiento

Los niños con ansiedad deben ser evaluados por un psiquiatra o psicólogo, para que sean diagnosticados y tratados si es necesario y así evitar que persista y en el futuro se convierta en un verdadero problema.

La Terapia Cognitivo Conductual es la más eficaz para estos trastornos de ansiedad. El tratamiento consiste en conseguir que el niño (o cualquier persona) afronte el miedo y no lo evite.

La Terapia Cognitivo Conductual  consta de tres fases: evaluación, tratamiento y seguimiento.

Cuando la ansiedad genera mucho sufrimiento en el día a día es posible que el tratamiento incluya tomar medicación.

Es muy importante que el niño sea tratado ya que los trastornos de ansiedad graves desembocan en depresión y además con el tiempo puede llevarles a otro tipos de problemas como son el consumo de alcohol, drogas, trastornos alimenticios, aislamiento, etc.

También te puede interesar leer: Fobias y Cómo superar el miedo