Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

hitos 18 24

Aprendizaje y desarrollo del niño desde los 18 hasta los 24 meses

Independientemente del tamaño y peso, la mayoría de los niños de entre 18 y 24 meses alcanzan los hitos del desarrollo casi al mismo tiempo.

Comer con un tenedor es solo uno de los muchos logros que tu hijo puede alcanzar entre las edades de 18 a 24 meses.

Con 18 meses la mayoría de los niños caminan y probablemente hasta corren y la mayoría habrá comenzado a subir y bajar escaleras con ayuda.

Aunque a los niños de esa edad probablemente le gusta jugar cerca de otros niños, es posible que no siempre quiera jugar con ellos. También en esta etapa adquirirán mejores habilidades para patear o lanzar una pelota, garabatear con un lápiz y crear estructuras con bloques.

A los 24 meses, el niño probablemente mostrará su preferencia por usar una mano sobre la otra. Los niños de esta edad a menudo quieren comer y beber solos, usando una cuchara y una taza y tal vez un tenedor.

Es posible que el niño ya colabore al desvestirse, quitándose los calcetines, los zapatos y la ropa que no tenga botones. Desde aproximadamente los 18 meses, es normal que el niño cambie sus hábitos alimenticios al comer menos según va disminuyendo su velocidad de crecimiento. También es normal que se vuelvan quisquillosos con la comida y muestren preferencias y aversiones (que pueden cambiar rápidamente). ¿Qué hacer cuándo el niño quiere comer siempre lo mismo?

Hay niños que sobre los 18 meses ya están listos para dejar el pañal y otros lo estarán aproximadamente sobre los 24 meses.

Hitos emocionales

A esta edad, tu hijo comienza a sentir más emociones como la ira, la vergüenza y la euforia. Pueden comenzar deliberadamente a hacer lo que les has dicho que no haga. Pero también están aprendiendo a pensar acerca de cómo se sienten y cómo lidiar con estas emociones, lo que puede conducir a rabietas.

Los niños pequeños usan las rabietas para lidiar con sentimientos difíciles. Una rabieta puede incluir las siguientes actitudes o comportamientos:

  • Estar muy enojado.
  • Llanto o gritos.
  • Tirar o romper cosas.
  • Huir, salir corriendo.
  • Patear, tirarse al suelo o ser agresivo.
  • Tornándose rígido.
  • Aguantar la respiración o vomitar.

Es importante que el niño tenga una alimentación sana y equilibrada y que descanse lo suficiente. El niño debe dormir de 12 a 13 horas en un período de 24 horas, esto incluye un largo sueño nocturno y una siesta durante el día. Hay niños que no quieren o no necesitan dormir la siesta.

La ansiedad por separación suele ser más fuerte alrededor de los 18 meses, por lo que puedes notar que va disminuyendo sobre los 24 meses.

Hitos de pensamiento y comunicación

Entre los 18 y 24 meses, el cerebro del niño está desarrollando conexiones nerviosas y vías que se ven afectadas por todas las cosas que aprenden y experimentan. Te imitan a ti y a otras personas y repiten lo que escuchan.

El niño probablemente comenzará a ser capaz de:

  • Encontrar cosas escondidas.
  • Ordenar formas y colores.
  • Completar rimas familiares y partes de canciones.
  • Nombrar elementos que ve en libros.

Sus habilidades lingüísticas se desarrollan también. Experimentan con entre una y siete palabras nuevas cada semana para describir cosas que ven, partes de su cuerpo y sonidos de animales. También comienzan a señalar cosas que reconocen en los libros ilustrados.

Tu hijo aprenderá a comprender y seguir las instrucciones y es probable que empiece a pedir "más" y decir "no" y "por qué" cuando se le pida que haga algo. A los 24 meses, la mayoría de los niños pequeños saben aproximadamente 50 palabras y usan oraciones de dos o más palabras para describir sus necesidades o lo que ven.

Algunos niños vinculan los nuevos sentimientos que están experimentando con palabras, como "triste", o expresan afecto al dar un juguete favorito, abrazos o besos.

¿Cómo ayudar al niño en su desarrollo?

  • Si fomentas y elogias los intentos de actividades nuevas y existentes, el niño ganará la confianza para experimentar cosas nuevas, desarrollar nuevas habilidades y ampliar las que tiene.
  • Puedes ayudar a tu hijo a ser seguro e independiente al permanecer cerca mientras explora su entorno, pero dejándole su espacio.
  • Hablar con los niños pequeños y leer en voz alta los anima a intentar usar palabras para comunicarse.

Consulta con el médico si estás preocupado por algo o si a los 24 meses tu hijo:

  • No usa frases de dos palabras como 'beber leche'.
  • No parece saber qué hacer con cosas comunes como un cepillo, teléfono, tenedor o cuchara.
  • No imita tus acciones o palabras.
  • No sigue instrucciones simples.
  • No camina de manera constante.
  • No retiene habilidades adquiridas.