como buscar niñera, canguro, Babysitter

Cuidar y educar niños no es una tarea fácil y más cuando se trata de los hijos de otras personas. No todo el mundo está preparado para estas tareas. Por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de contratar a una canguro o niñera.

La mayoría de los padres saben que encontrar la niñera adecuada para su hijo puede ser un poco complicado. Alguien con quien fluya una conexión, que sepa encontrar las palabras adecuadas para tranquilizar y cuidar de tu pequeño... Porque sí, confiar tu hijo a un extraño no es fácil y es esencial tener todas las cartas en la mano para hacer la elección correcta.

Los principales criterios a tener en cuenta para elegir una niñera o canguro

Tanto si se trata de un cuidado de niños a tiempo completo como si es ocasional (citas de última hora, salidas románticas o salidas con amigos...) es importante comprobar un cierto número de puntos con la persona que será responsable de tu hijo en caso de ausencia.

Si decides entrevistar a candidatos antes de hacer tu elección, no dudes en discutir todos los temas que puedan resultar útiles:

  • El nivel de experiencia en el cuidado de niños.
  • Referencias.
  • Los cursos de formación (cuidado de niños, primeros auxilios...).

Sin embargo, ten en cuenta que no hay un perfil "perfecto": Tu elección dependerá en gran medida de la sensación. Algunos preferirán una niñera que ya tenga varios años de experiencia a sus espaldas, esto no significa que una niñera joven no pueda cuidar de tu hijo.

Para tu máxima tranquilidad, siempre puedes acudir a una agencia especializada en el cuidado de niños que recogerá tus preferencias y presentará una lista de perfiles que podrían ser de tu interés. La ventaja de pasar por este tipo de estructura radica en su reactividad y profesionalidad (conocen bien su trabajo).

Una necesidad de seguridad por encima de todo

como buscar niñera

Más allá de la formación y de los diplomas, ciertas cualidades humanas siguen siendo esenciales en el cuidado de los niños: sentido de la escucha, paciencia, responsabilidad, dominio de las emociones, respeto, conocimiento de los elementos básicos de la psicología infantil.

Tu futura niñera debe proporcionar un entorno seguro para tu hijo y ser capaz de manejar situaciones de emergencia si es necesario.

Una vez más, recuerda que no hay un perfil "típico": hombre, mujer, madre joven, anciano... lo que cuenta sobre todo es el sentimiento y la seguridad. El mejor perfil será el que satisfaga tus necesidades en cuanto a organización (regular u ocasional, durante el día o por la noche) y sentimientos.

El objetivo es que estés completamente tranquila cuando estés fuera y que confiar a tu hijo a una segunda o tercera persona no te suponga una carga mental adicional.

Así que, aunque puede ser tentador pensar que el vecino de abajo probablemente hará el trabajo muy bien y costará menos que una agencia de cuidado de niños, lo más importante es contar con una niñera confiable y competente.

Cuando estás fuera, prefieres tener la tranquilidad de saber que tu hijo está en manos de la persona "correcta".

Elegir una niñera es un paso fundamental en la vida de un padre. Más que un simple ayudante, le proporciona el apoyo que necesita en un momento dado y así alivia su rutina diaria. Al mismo tiempo, tiene que satisfacer las necesidades vitales y emocionales de su hijo, permitiéndole desarrollarse de forma segura y cuidadosa. Por eso es esencial tomarse su tiempo y elegir a la persona más adecuada para acompañarte a ti y a tu hijo en esta importante etapa de la vida.

Recuerda: Son muchas las personas que se ofrecen para ese trabajo y no tienen ningún tipo de afinidad con los niños. Privándolos de seguridad y felicidad mientras sus padres no están con ellos.

Recomendaciones para elegir niñera:

  • Pide los nombres y números de teléfono de las personas para las que ha trabajado. Comunícate con estas personas y pregúntales qué les gustó y qué no les gustó de la niñera.
  • Entrevista a la niñera. Busca a alguien que sea de confianza, capaz y que se sienta a gusto con los bebés.
  • Haz una prueba. Invita a la niñera a cuidar al bebé mientras estás en casa. Así puedes observar cómo interactua la niñera con el bebé.
  • Describe las rutinas de tu hijo. Dale a la niñera información sobre los hábitos del bebé y sus preferencias respecto a la comida, los pañales, el juego y el sueño.
  • Dale instrucciones claras. Asegúrase de que sepa cómo atender las emergencias.
  • Dile cómo puede comunicarse contigo. Dale el nombre y número de teléfono de un amigo o familiar a quien puede llamar si no puede localizarte.
  • Apunta el número de teléfono del médico del bebé o del niño/a.
  • Enséñale las habitaciones de la casa y dónde están las cosas que pueda necesitar. Infórmale sobre cualquier cosa que no sea normal.
  • Dile a qué hora regresarás. Llame si vas a llegar tarde.
  • Asegúrate de que la canguro o niñera entienda todas las reglas de seguridad para con el niño/a.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!