Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
 

baby led weaning

¿En qué consiste el Baby-led Weaning?

El baby-led weaning es una forma diferente para ir introduciendo la alimentación complementaria a partir de los seis meses. Con este método no se utilizan los típicos purés o cremas de verduras o frutas, sino que se le ofrece al bebé alimentos sólidos para que él mismo, primero con las manos y más adelante con los cubiertos, vaya descubriendo su textura y sabor. El niño irá dirigiendo su alimentación según sus gustos y necesidades, además se sentará en la mesa a comer con la familia y tomará los mismos alimentos que ellos, siempre que sean fáciles de masticar, que no ofrezcan peligro y que se van introduciendo poco a poco para evitar intolerancias o alergias.

Gill Rapley (nutricionista y directora adjunta de la Iniciativa de Hospitales Amigos de los Niños (IHAN) de UNICEF en Reino Unido) es la creadora de este método, cada vez más extendido y que cuenta con el apoyo de la AEPED - Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría.

Ventajas del baby-led weaning 

  • El bebé descubre olores, sabores, colores, texturas.
  • Favorece la autonomía e independencia del bebé. Come a demanda, la cantidad que le apetezca. Prueba los alimentos siguiendo su curiosidad y aprende a distinguir de forma precoz lo que le gusta y lo que no.
  • Aprende a reconocer el sabor de los alimentos por separado y no mezclados en purés.
  • Potencia y mejora la coordinación y masticación.
  • Motiva al bebé a comer activamente desde el principio.
  • El bebé se integra con la familia comiendo lo mismo que ellos y las mismas horas.

Desventajas del baby-led weaning

  • Atragantamientos - No se trata de darle al bebé alimentos duros y/o pequeños, deben ser alimentos que puedan deshacer fácilmente con los dedos y con las encías, las verduras cocidas, por ejemplo.
  • Hay que tener paciencia con este método, ya que el bebé lo ensuciará todo (suelo, ropa...), recuerda que consiste en que experimente con los alimentos.
  • Habrá que tener precaución en bebés con alguna patología, alergias o intolerancias alimentarias.

Consejos para llevar a la práctica el baby-led weaning

  • Sienta al niño en una posición erguida, estable y frente a la mesa. Sus brazos y manos deben quedar totalmente libres para moverse.
  • Ofrece un plato al bebé con los alimentos para que sea él quien decida que comer.
  • Los primeros alimentos que le ofrezcas al bebé deben ser de fácil manejo, en forma y tamaño) para sus dedos pequeñitos (plátano, láminas o tiras de papa o zanahorias hervidas, etc.).
  • Siempre que se pueda, sienta al bebé en la mesa con el resto de la familia y ofrécele la misma comida, siempre respetando el orden de introducción de los alimentos según la edad del bebé.  Comienza con pan, galletas, frutas, verduras, etc. Recuerda que hay alimentos que el bebé no debe de comer antes de los 8, 10 o 12 meses.
  • No se trata de meterle la comida en la boca. Debe ser el bebé quien experimente con los alimentos y que aprenda y adquiera los hábitos alimenticios jugando.
  • Si sigues ofreciéndole el pecho, hazlo primero y luego ofrécele los demás alimentos. Cuando tu bebé vaya necesitando menos leche, él mismo disminuirá las tomas.
  • Evita preparar la comidas son sal y azúcar, o al menos reduce lo más posible su uso.
  • En caso de alimentos que tengan hueso, quítalos antes de ofrecérselos al bebé.
  • Durante las comidas el bebé debe tener agua cerca por si quiere beber.
  • Limita el consumo de frutos secos hasta los 3/4 años de edad.
  • Consulta con el pediatra del bebé sobre el orden de introducción de alimentos y además, éste debe llevar un control del peso del bebé y correcto desarrollo y crecimiento.

Puedes obtener más información en el libro de Gill Rapley, El niño ya come solo.