Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

adolescencia

¿Qué me está pasando? 

Estás embarcado/a en una de las más fascinantes y complejas transiciones en la vida de los seres humanos, la famosa adolescencia.

Durante esta travesía, en tu cuerpo, aparecen cambios, a veces bruscos y acelerados, que te sorprenden y no siempre te gustan.

Comienzas a experimentar más libertad y autonomía o eso te gustaría... Pero esta mayor independencia te hace tener que asumir nuevas responsabilidades. ¿Estás dispuesto/a?

Tus relaciones con los demás cambian. No eres un niño ni una niña ¡Por fin! Pero tampoco te consideras un adulto, vives en un período de transición, donde tienes que encontrar tu sitio, tu lugar en el mundo.

Algunos de estos cambios hacen que esta etapa resulte de especial importancia para tus oportunidades de desarrollo y, en algunas ocasiones, para los riesgos.

No todos los adolescentes son iguales, algunos pasáis por esta etapa de cambio con algunas dificultades y otros lo hacéis con más éxito.

Me quiero, me gusto

En poco tiempo tu cuerpo ha cambiado... ¡Y lo que le queda! Se crece, aparece pelo donde no había, la regla, cambia la voz, etc.

Para algunas personas, su cuerpo puede resultarle poco atractivo y querido, generándose algunos problemas: no querer salir de casa, encontrarse feos o feas, valorarse poco...

La publicidad y los medios de comunicación no te ayudan mucho, imponen modelos "idealizados" que en poco se parecen a la realidad. ¿Imitarlos?, ni lo intentes, es "misión imposible".

Has de ser paciente para acostumbrarte a tu nuevo cuerpo. Es importante que te sientas bien contigo mismo/a, saber qué quieres en la vida y satisfacer tus necesidades sin renunciar a tus propios valores.

Si comienzas por valorarte es más probable que los demás te valoren también. Que te gustes no significa que seas perfecto/a o que te gusten tus defectos, es mejor aceptarlos y saber que es  posible cambiarlos. Vamos, que puedes MEJORAR.

Puedes aprender a valorarte positivamente. En algunas ocasiones ciertas ideas falsas y pensamientos erróneos te pueden amargar la vida sin justificación. Aprender a identificar estos pensamientos así como modificar falsas creencias puede ayudarte. "Que no te rayen". Tú, vales mucho.

¡Qué familia!

¿Por qué  me siguen tratando como a un niño/a? ¿Por qué no me entienden? ¿Por qué no les entiendo? Quieres tu intimidad, tienes opiniones propias y deseas organizar tu vida, pero siempre hay alguien que te dice lo que tienes que hacer.

Lo que tus padres tienen pensado para ti y lo que tú quieres hacer con tu vida, no suele coincidir ¡Vaya novedad! En este choque de intereses aparecen la mayoría de los conflictos entre vosotros.

Todo esto es normal. Necesitas construir tu propia identidad personal "¿Quién soy yo?" y sentir que posees el control sobre tu vida.

A pesar de todo lo anterior, tu familia en general y tus padres en particular, son un apoyo fundamental para ayudarte a vivir los cambios que la adolescencia supone. Ellos siempre están ahí.

Al hacerte mayor, tu padre y tu madre se hacen menos necesarios; y esto a ellos no siempre les resulta fácil de aceptar. Muchos padres y madres no saben qué hacer, se sienten "despistados". No pases de tus padres, habla con ellos aunque sea para protestar.

En las relaciones con tu familia como con tus amigos, profesores o con tu pareja, hay que aprender a "CONVIVIR" y la convivencia exige negociar, dar y recibir.

El diálogo ayuda a ir superando y construyendo unas relaciones que no siempre son fáciles.

Las amigas, los colegas, el grupo

Los amigos son necesarios para desarrollarnos como personas.

Con el "grupo" de amigos y amigas de tu misma edad, compartes: Intereses, sentimientos, valores, aficiones, secretos, buenos y malos momentos.

La opinión e influencia del grupo puede llegar a ser más importante que la de tu familia.

En el grupo experimentas nuevos "papeles", das rienda suelta a tu expresividad: palabras, ropas, gustos. O sea, mola poder ser uno mismo/a y hacer y decir lo que quieres.

En ocasiones  haces o dices cosas que no deseas porque te preocupa el "qué pensarán" o el "qué dirán de ti". Esto puede hacerte sentir mal. Es bueno que lo sepas para que no te dejes llevar y hacer cosas con las que no estés de acuerdo.

Los amigos "de verdad" te apreciarán y te apoyarán aunque no siempre estés de acuerdo con ellos en todo.

Me aburro ¿Qué hacemos?

No siempre dispones de todo el tiempo libre que te gustaría. Pero, a veces, el que tienes tampoco sabes cómo aprovecharlo.

¿En qué piensas cuando tienes un rato libre? Seguramente en descansar y divertirte. Muchos jóvenes usan además su tiempo libre para desarrollar aficiones como leer, hacer deporte, ir al cine o escuchar música. También participáis en asociaciones juveniles, ONG, grupos musicales, etc. Algunas actividades pueden ser "divertidas", pero también te pueden traer problemas.

Valora y alterna entre las opciones de ocio, solo o en grupo, sé creativo, y evita pasarte con "ordenatas",T.V., alcohol, actividades de riesgo, etc. Te ayudará a sentirte mejor contigo mismo/a y con los demás.

Futuro

Seguro que te estás preguntando si sirve para algo lo que estás estudiando, si no estarás perdiendo el tiempo.

Estudiar es una forma de aprender y un medio para ganarte la vida en el futuro, pero no siempre estás motivado/a. Puedes mejorar tu motivación mediante métodos de estudio y con una buena orientación.

Decidir a qué dedicarás tu vida no es tarea fácil. Has de meditarlo y no tomar decisiones precipitadas llevado/a por el cansancio, la falta de reflexión o la presión de los demás.

No siempre sabes lo que quieres hacer o cómo hacerlo, y esto puede generarte dudas, mal rollo o agobio.

Si estás pensando en incorporarte al mundo laboral, infórmate, tómate tiempo y valora las posibilidades. Cuando hayas tomado una decisión prepárate, la competencia es dura.

Sexo con seso

La sexualidad forma parte fundamental de las personas. El cuerpo, el deseo, las emociones, los sentimientos, son algunos de sus componentes.

Las "primeras veces" no suelen ser como te lo contaron; no se abren los cielos ni suenan las campanas. Hay que tener paciencia y tranquilidad, irás aprendiendo con cada relación.

Gozar conlleva comunicarse y respetarse, no hagas lo que no quieras hacer. Hablar y dialogar es fundamental para que tu relación funcione.

Se vive y disfruta más de la sexualidad cuando lo hacemos sin miedo al embarazo o a las infecciones de transmisión sexual (ITS).

Los métodos anticonceptivos y especialmente el preservativo te protegerán. Si a pesar de todo, el preservativo se rompe o se queda dentro, existe el riesgo de embarazo o de contraer una ITS. Acude a tu Centro de Salud antes de las 72 horas.

Cargarse el fin de semana

La curiosidad, expresar independencia, el deseo de integrarse en un grupo, la necesidad de probarlo todo son algunas de las características de la adolescencia.

La mayoría de las adicciones de los adultos se iniciaron en su juventud, por ejemplo, pocos son los "fumadores" que se han iniciado después de los 20 años. Es fácil empezar a fumar, dejarlo es muchísimo más difícil.

Hay personas que no se saben enfrentar a ciertas situaciones, y acaban fumando, bebiendo o consumiendo todo tipo de sustancias sin saber muy bien por qué. "Yo creo que está todo relacionado, salir, beber, el estar con los amigos". (Juan, 17 años).

La influencia del grupo puede explicar que una persona que no desea consumir acabe haciéndolo, y, posteriormente, incluso justificando por qué lo hace.

El límite a partir del cual el alcohol perjudica tu salud es muy fácil superarlo. Muchos accidentes mortales tienen detrás el alcohol. Recuerda que las  mezclas pueden ser explosivas, que la noche es larga, ¡dosifícate! Y por supuesto, "si conduces, no bebas".

Tengo hambre

¿Tienes tendencia a "saltarte"comidas, sobre todo el desayuno? ¿Picoteas? ¿Abusas de las comidas rápidas? ¿Haces alguna dieta específica (vegetariana u otras) y/o de adelgazamiento?

Estos hábitos alimentarios los realizáis, en parte, como una manifestación de independencia o por la influencia de la publicidad y las modas o por el ritmo y estilos de vida de nuestra sociedad.

¿Sabías que tus necesidades nutritivas superan a las de cualquier otra etapa de la vida? El rápido y gran crecimiento de tu cuerpo, en especial el desarrollo de tu esqueleto, la práctica de deportes o la menstruación en las chicas, requieren una alimentación correcta.

Puede que no quieras engordar, sin embargo, en muchas ocasiones, comemos en exceso aquello que engorda y no alimenta.

Creces física y mentalmente. Tu "edificio" (cuerpo y mente) necesita los materiales alimentarios. Según sea la calidad de los materiales, así será la calidad de tu "edificio". Tomar alimentos con calcio y hacer ejercicio físico en esta época de crecimiento es fundamental.

Hemos de tener cuidado con las dietas, sean del tipo que sean. Si vas a comenzar alguna, consulta antes con profesionales de la salud.

Accidentes

Tal vez no lo sabías, pero la primera causa de muerte entre los y las jóvenes son los accidentes de tráfico.

Es frecuente que a vuestra edad os consideréis invulnerables "a mí no me pasará" Ten cuidado, esta sensación puede hacer que cometas imprudencias.

Sólo tienes un cuerpo, protégelo, usa el casco, el cinturón de seguridad, etc. Te pueden parecer un "rollo", pero te acostumbrarás rápido y, te lo aseguramos, pueden salvarte la vida.

En muchos deportes existe riesgo de accidentarse y lesionarse. Si no controlas tus posibilidades o te "pasas" puedes hacerte daño. Un entrenamiento adecuado sabiendo lo que haces es fundamental.

Con frecuencia lo que te lleva a cometer errores, es tu afán de competir, de ser el primero, el mejor. Recuerda que los "fantasmas" están en el "otro mundo".

La publicidad, el cine, la TV te presentan el riesgo pero no sus consecuencias. No te dejes engañar, todo es un montaje.

Si vas a conducir o realizar alguna actividad de riesgo, no bebas.

Las vacunas

Es posible que pienses que las vacunas son cosas de niños.

Muchas vacunas las iniciaste durante la infancia y debes continuarlas en la adolescencia y en otros momentos de tu vida, como el tétanos. Mira el calendario y comprueba que no te falte ninguna.

Te recomendamos de forma especial, que si no te has puesto la vacuna de la Hepatitis B, lo hagas. Recuerda que la Hepatitis B se transmite por vía sexual.

Si tienes intención de viajar a otros países infórmate de las vacunas recomendadas u obligatorias para  cada destino.

De interés

El adolescente y sus retos. Castillo Ceballos, G.  Editorial Pirámide

La edad del pavo. Vallejo Nájera, Alejandra Editorial Temas de  hoy

Manual para adolescentes. Autoestima. Palmer. Ed. Promo Libro

¡Socorro! Tengo un hijo adolescente. Bayard, P. Editorial "Temas de Hoy".

Fuente: Madrid+Salud