Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Aumentar productividad trabajo

Si bien todos tenemos nuestras listas de tareas pendientes, objetivos y fechas límite, muchos asumen que trabajar más horas y dejar de lado los fines de semana puede ser la solución para enfrentar una carga de trabajo más pesada. Por el contrario, podría ser más simple y más eficiente incorporar algunas estrategias para mejorar la productividad y, a su vez, completar las tareas con éxito.

¿Cómo aumentar la productividad en el trabajo?

  1. No hagas multitarea

Si bien muchos afirman que la multitarea es una habilidad especial, en realidad podría estar impidiéndote que realices las tareas de manera eficiente. Los expertos dicen que es mejor concentrarse en una tarea en su totalidad que hacer varias cosas al mismo tiempo y no poder dar el 100 por ciento a cada una.

  1. Date un plazo

Las tareas abiertas son retrasadas en la lista de prioridades y pueden olvidarse hasta que alguien las solicite. Por lo tanto, podría ser beneficioso tener una fecha límite para esas tareas para aumentar su enfoque y productividad.

  1. Establecer un temporizador

Si bien puedes creer que administras el tiempo de manera eficiente, un temporizador puede realmente demostrarte que estás equivocada/o. Puede tener sentido programar un cronómetro y hacer un seguimiento del tiempo dedicado a cada actividad en el hogar y al trabajo, y puede ser sorprendente saber cuánto tiempo pierdes en las redes sociales cada mañana, cuando en realidad podrías comenzar a trabajar unos minutos antes.

  1. Utiliza tu viaje diario

Ya sea que conduzcas para ir al trabajo o uses el transporte público, puedes utilizar el tiempo para organizar el día en tu mente o en un papel o agenda. Si bien el viaje de la mañana puede ser lo mejor para revisar correos electrónicos o intercambiar ideas contigo misma/o para establecer un plan para el día, el viaje de la noche se puede usar para planificar el día siguiente, de modo que puedas pasar la noche con tu familia, en lugar de preocuparte por el trabajo.

  1. Divide el trabajo en sesiones de una hora y media:

Una investigación realizada en la Universidad Estatal de Florida concluyó que los profesionales exitosos de diferentes ámbitos de la vida se desempeñaban mejor cuando dividían su trabajo en intervalos de 90 minutos.

  1. No olvides tus descansos

Los estudios demuestran que una tarea, especialmente una larga, se realiza mejor cuando se intercalan con breves descansos. Estos descansos pueden ayudar a mantener la consistencia, mientras que tomar cero descansos puede causar una disminución en el rendimiento.

  1. Intenta reducir las interrupciones.

Si tienes que acabar un proyecto importante y con un plazo determinado, asegúrate de reducir las interrupciones, como las notificaciones telefónicas, los compañeros que acuden a tu mesa buscando conversación, etc. Puede ayudar  mantener cerrada la puerta de tu despacho, cambiar las horas para trabajar antes de lo habitual o trabajar desde casa, si es posible.

  1. Enfocarse en la eficiencia, no en la perfección.

La perfección es una ilusión porque la idea de perfección varía de una persona a otra; algo que es perfecto para ti puede que ni siquiera esté a mitad de camino para otra persona. Por lo tanto, se recomienda concentrarse en completar una tarea de la manera más eficiente posible, en lugar de dedicar más tiempo a tratar de hacerla perfecta.

  1. Aprende la regla de los 2 minutos.

Los expertos dicen que si parece que una tarea puede realizarse en dos minutos o menos, debe completarse de inmediato. Posponerlo solo porque es una tarea pequeña generalmente aumenta el tiempo necesario para completarla.

  1. Organiza tu escritorio / despacho

Organizarte es una de las claves para tener éxito, por lo que debes ordenar tu escritorio / cabina / despacho, tener a la vista sólo las cosas que usas todos los días, mantener todo lo demás guardado pero accesible, colocar una planta para agregar un toque de verde, aumentar la positividad y mostrar elementos como fotografías familiares o palabras de motivación para mantenerte en movimiento incluso en días difíciles.

Si te ha resultado difícil mantenerte enfocada/o y ser productiva/o en el trabajo, intenta incorporar algunos de estos consejos y observa cómo las cosas encajan en su lugar, con mayor eficiencia, mayor productividad y una experiencia laboral satisfactoria en general.