Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

estrategias dolor perdida

Lidiando con el dolor y la pérdida

La pena y la pérdida ocurren no solo por la muerte de un ser querido sino también por una serie de otras pérdidas en la vida de una persona. Esto incluye la pérdida de control y la independencia que podría venir al envejecer y no poder hacer las cosas que antes disfrutaban. Algunas personas mayores pueden sentir que han perdido su "voz" y que ya no tienen nada que decir en su cuidado y actividades cotidianas. Las personas con demencia y sus cuidadores pueden sentir pena y pérdida a medida que avanza su demencia. Otros pueden sentir una pérdida de todas las cosas familiares al mudarse de su hogar familiar y al cuidado residencial de ancianos.

Los sentimientos de dolor y pérdida pueden tener un gran efecto en su salud física, su bienestar mental, su situación financiera y mucho más. Es importante reconocer que estos sentimientos son completamente normales.

El duelo no tiene una línea de tiempo y puede sentirlo durante un período prolongado. Con el apoyo de familiares y amigos, la mayoría de las personas encuentran gradualmente formas de aprender a vivir con estos sentimientos. Sin embargo, para algunos, puede ser útil buscar apoyo profesional. Existen estrategias y terapias disponibles para ayudarlo a manejar los sentimientos de dolor y pérdida.

Experimentando pena y pérdida

Todo el mundo experimenta el dolor y la pérdida de manera diferente. Puede sentirse lloroso, triste, enojado, frustrado, confundido, ansioso o resentido. Todas estas emociones pueden ser expresiones y síntomas de dolor. Sus sentimientos de tristeza pueden ser tan complicados y profundamente arraigados que usted y los demás a su alrededor no los reconocen.

Todos lloran a su manera. No existe una forma correcta o incorrecta de afligirse, siempre y cuando no se cause daño a usted mismo ni a quienes lo rodean.

Estrategias para enfrentar el dolor y la pérdida

Al igual que las personas experimentan el dolor y la pérdida de manera diferente, las personas también encuentran diferentes maneras de ayudarlos a lidiar con esos sentimientos. Algunas de las siguientes estrategias podrían ayudar:

  • Llanto: algunas personas sienten que llorar no es apropiado; otros temen que una vez que empiecen a llorar, las lágrimas no paren. Si siente la necesidad de llorar, siga adelante y llore. Si es posible, trata de llorar con alguien más que le acompañe o abrace, pero también puedes llorar solo si lo prefiere. El llanto es una respuesta humana normal a los sentimientos intensos, pero incluso si no llora, no significa que no sienta pena.
  • Pase algún tiempo solo: si siente la necesidad, programe un tiempo solo cada día para concentrarse en sus sentimientos y expresarlos de cualquier manera que le parezca natural. Por ejemplo, puede optar por tomarse un descanso y reconocer cómo se siente, sentarse en un jardín o parque, llorar, mirar fotografías o escribir en un diario.
  • Hacer algo de actividad física: para algunas personas, la actividad física es una forma de liberar la tensión y distraerse de la intensidad del dolor. Si puede físicamente, piense en salir a caminar, unirse a un grupo de senderismo o participar en una clase de ejercicio en grupo.
  • Mímese, incluya actividades en su horario diario o semanal que disfrute. Si puede, elija la actividad que le brinde la mayor comodidad.
  • Busque apoyo: esto podría incluir a viejos, nuevos amigos, familiares, médicos, un centro de salud comunitario, un grupo de apoyo para el dolor o un consejero profesional. Hablar de las cosas con alguien puede ayudar. A veces es posible que desee hablar con alguien que no conoce.
  • Obtenga ayuda profesional.
  • Obtenga ayuda de emergencia: llame al 112 si se siente lo suficientemente angustiado como para querer lastimarse o lastimar a otra persona.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.