Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

conflictos familiares

Discusiones familiares

El conflicto puede ocurrir cuando los miembros de la familia tienen diferentes puntos de vista o creencias que chocan. A veces, puede ocurrir cuando las personas se malinterpretan entre sí y llegan a una conclusión incorrecta. Los problemas de conflicto que no se resuelven de manera pacífica pueden llevar a discusiones y resentimiento.

Es normal estar en desacuerdo entre sí de vez en cuando. El conflicto ocasional es parte de la vida familiar. Sin embargo, el conflicto en curso puede ser estresante y perjudicial para las relaciones. Algunas personas encuentran difícil manejar sus sentimientos y se vuelven intencionalmente hirientes, agresivos o incluso violentos.

Comunicarse de manera positiva puede ayudar a reducir el conflicto para que los miembros de la familia puedan alcanzar una resolución pacífica. Esto generalmente significa que todos están de acuerdo con un acuerdo o están de acuerdo en no estar de acuerdo.

A veces, las emociones fuertes o los desequilibrios de poder que pueden estar presentes en las relaciones son difíciles de resolver y solo pueden abordarse en una situación de asesoramiento.

Causas comunes de conflicto familiar

Es bien sabido que algunas de las etapas por las que pasa una familia pueden causar conflicto. Estos pueden incluir:

  • Aprender a vivir como una nueva pareja.
  • Nacimiento de un bebe.
  • Nacimiento de otros niños
  • Comienzo de la vida escolar.
  • Pre-adolescencia y adolescencia.
  • Un joven que se hace adulto.

Cada una de estas etapas puede crear tensiones nuevas y diferentes y conflictos potenciales.

Los cambios en la situación familiar también pueden afectar a la familia y contribuir al conflicto. Esto puede incluir eventos tales como:

  • Separación o divorcio.
  • Mudarse a una nueva casa o país.
  • Viajar largas distancias para ir a trabajar.
  • Desplazamientos por trabajo.
  • Cambio en las circunstancias financieras.
  • Las opiniones, los valores y las necesidades de cada padre también pueden cambiar y pueden encontrar que ya no son compatibles.

Negociar

Por lo general, nuestro primer impulso cuando nos enojamos es insistir en que tenemos razón y ganar el argumento a cualquier costo. Encontrar una resolución pacífica puede ser difícil, si no imposible, cuando ambas partes se aferran tercamente a sus armas. Ayuda si todos deciden en familia tratar de escucharse unos a otros y negociar en su lugar.

Las sugerencias incluyen:

  • Reflexionar si vale la pena pelear por el problema.
  • Trate de separar el problema de la persona.
  • Trate de calmarse primero si se siente demasiado enojado como para hablar con calma.
  • Tenga en cuenta que la idea es resolver el conflicto, no ganar la discusión.
  • Recuerde que la otra parte no está obligada a estar siempre de acuerdo con usted en todo.
  • Defina el problema y no se salga del tema.
  • Respete el punto de vista de la otra persona prestando atención y escuchando.
  • Hable clara y razonablemente.
  • Trate de encontrar puntos de terreno común.
  • Esté de acuerdo en no estar de acuerdo.

Intente escuchar

El conflicto puede aumentar cuando las personas involucradas están demasiado enojadas para escucharse unas a otras. Los malentendidos alimentan las peleas. Las sugerencias incluyen:

  • Intente mantener la calma.
  • Intente poner las emociones a un lado.
  • No interrumpa a la otra persona mientras está hablando.
  • Escuche activamente lo que están diciendo y lo que significa.
  • Compruebe que los entiendes haciendo preguntas.
  • Comunique su parte de la historia con claridad y honestidad.
  • Resista la tentación de traer a colación otras cuestiones no resueltas pero no relacionadas.

Trabajar en equipo

Una vez que ambas partes comprendan las opiniones y los sentimientos de la otra persona, pueden encontrar una solución juntos. Las sugerencias incluyen:

  • Invente tantas soluciones como pueda.
  • Esté dispuesto a transigir.
  • Asegúrese de que todos entiendan claramente la solución elegida.
  • Una vez que se decide la solución, apéguese a ella.
  • Haga como un "contrato", si es necesario.

Consejo profesional

Hay servicios disponibles para ayudar a los miembros de la familia a resolver problemas difíciles de conflicto. Busque asesoramiento profesional si cree que necesita ayuda.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.