Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Cuándo y Cómo usar mascarillas para el coronavirus

¿Cuándo y cómo usar los guantes y las mascarillas para evitar contagiarnos del coronavirus?

Con la reciente propagación del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, las personas buscan mascarillas faciales quirúrgicas como una forma de protegerse a sí mismas y a otros del virus, que causa la enfermedad COVID-19.

Pero, ¿usar una máscara facial realmente previene la propagación de virus, como la gripe o el SARS-CoV-2?

Te contamos qué mascarillas son más efectivas y cómo usarlas correctamente.

Los estudios demuestran que las mascarillas ayudan

Durante muchos años, los científicos no estaban seguros de si usar una mascarilla era eficaz para prevenir la propagación de virus. Sin embargo, estudios recientes sugieren que pueden ayudar.

Un estudio de 2013, Trusted Source, analizó cómo las mascarillas podrían evitar que las personas con algún virus puedan propagarlo cuando exhalan pequeñas gotas que contienen el virus. En general, los investigadores encontraron que las mascarillas condujeron a una reducción de más del triple en la cantidad de virus que las personas “rociaron” en el aire.

Otro estudio, que analizó datos de miles de escolares japoneses, descubrió que la vacunación y el uso de una mascarilla reducían la probabilidad de desarrollar gripe estacional.

Es importante destacar que los investigadores también encontraron que las tasas de gripe eran más bajas cuando las mascarillas se combinaban con una higiene de manos adecuada.

En otras palabras, el lavado de manos regular sigue siendo una herramienta esencial para prevenir la propagación de virus.

Diferentes tipos de mascarillas

Si estás considerando usar mascarilla para protegerte contra las infecciones, hay dos tipos que debes conocer:

Mascarillas quirúrgicas

Evitan que gotas de fluidos corporales que pueden contener virus u otros gérmenes escapen por la nariz y la boca. También protegen contra salpicaduras y aerosoles de otras personas, como los estornudos y la tos.

Pero las mascarillas promedio que puedes comprar en una farmacia no son suficientes para filtrar los virus.

Para ello, los expertos recomiendan máscaras especiales con malla fina que pueden capturar organismos muy pequeños. También deben usarse correctamente para que funcionen.

Las mascarillas que se usan sobre la cara tampoco pueden protegerte de la entrada de partículas de virus en el aire, por tos o estornudos, en los ojos.

Mascarillas filtrantes

Son más complejas que la mascarilla quirúrgica. Llevan un filtro en el frente que no deja pasar algunas micropartículas del exterior.

Deben adaptarse a la cara y formar un sello perfecto para que no haya huecos que permitan la entrada de virus. Los trabajadores de la salud los usan para protegerse contra enfermedades infecciosas en el aire, como la tuberculosis y el ántrax.

A diferencia de las mascarillas normales, los respiradores protegen contra partículas grandes y pequeñas.

En general, este tipo de mascarillas se consideran mucho más efectivas para prevenir virus que las mascarillas normales.

Aun así, los estudios han encontrado beneficios para ambos tipos de máscaras.

Hay tres niveles de filtro:

  • FFP1 o P1, son las menos eficientes de este grupo para proteger de aerosoles infecciosos.
  • FFP2 o P2, filtran hasta el 92% de las partículas circulantes, dejando pasar al interior, como máximo, el 8%. La OMS recomienda, frente al coronavirus, que filtren un 95% o más, así que este tipo se encuentra en el límite recomendado.
  • FFP3, filtran hasta el 98%, sólo dejan pasar un 2% de las partículas circulantes.

Cómo usar mascarillas adecuadamente

Se recomienda y es primordial que los trabajadores de la salud usen mascarillas cuando trabajen con pacientes contagiados o cuando se sospeche que puedan estarlo.

Se recomienda y es primordial que las personas contagiadas o que sospechen que puedan estarlo usen mascarillas para proteger a otras personas.

En el caso del nuevo coronavirus y COVID-19, no se recomienda que las personas que están bien se pongan una mascarilla para protegerse de las enfermedades respiratorias, incluido COVID-19. Solo debe usar mascarilla si un profesional de la salud lo recomienda. Las personas que tienen COVID-19 si deben usar una mascarilla para evitar contagiar a otros.

Si bien las mascarillas pueden ayudar a reducir la propagación de la gripe y otros virus respiratorios, solo lo hacen si se usan correctamente y con frecuencia.

Aquí hay algunas pautas para usar una máscara de la forma correcta:

  • Antes de manipular la mascarilla lávate muy bien las manos.
  • Coloca la mascarilla de manera que quede firmemente en su lugar sobre la nariz, la boca y el mentón. Intenta no tocar la mascarilla nuevamente hasta que te la quites.
  • Cuando hayas terminado de usar la mascarilla o cuando esté húmeda, tírala y lávate las manos. Nunca reutilices mascarillas de un solo uso.
  • Quítate la mascarilla por detrás, sin tocar la parte delantera; tira inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávate las manos con agua y jabón o con un gel desinfectante.
  • Usa una mascarilla cuando estés a menos de 2 metros de una persona enferma.
  • Usa una mascarilla antes de acercarte a otras personas estás contagiado.
  • Si estás contagiado o lo sospechas y necesitas ver a un médico, usa una mascarilla para proteger a los demás en el área de espera.
  • Considera usar una mascarilla en lugares con mucha gente si el virus está muy extendido en tu comunidad, o si tienes factor de riesgo.

Uso adecuado de guantes

Cómo quitar de forma correcta los Guantes para evitar contagio Coronavirus (COVID-19)

Los guantes no servirán para nada si te tocas la cara con ellos puestos.
Los guantes también son de un solo uso.

No es necesario usar guantes al hacer la compra salvo cuando se cogen frutas y verduras.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.