Ahora que ha llegado el verano es muy probable que notes tus piernas más pesadas que de costumbre. Esto es debido a un deficiente retorno venoso, que con el calor empeora.

piernas-pesadas

El resultado es pesadez, dolor, hormigueos, calambres, etc. Si no le pones remedio, quizás en un futuro en tus piernas acaben apareciendo varices o trombos.

Si además de la mala circulación, tú sistema linfático no funciona bien, el malestar de las piernas puede empeorar debido a la retención de líquidos.

sintomas-y-signos

Para mejorar la circulación de la sangre y evitar la retención de líquidos sigue los siguientes consejos:

Consulta con tu médico si te conviene usar medias de comprensión para ayudar a que se active la circulación.

Duerme con las piernas un poco elevadas con la ayuda de un cojín. Dormir sobre el lado izquierdo también favorece el retorno venoso.

Incluye en tu dieta: Frutas y verduras, (frutos rojo, piña, ajo, cebolla y pomelo son imprescindibles).

Hay plantas como el castaño de indias o el rusco que tonifican las venas. Puedes pedir asesoramienro en la farmacia o herbolario.

No te depiles con cera caliente.

No uses ropa ajustada.

Evita los zapatos planos y los tacones muy altos.

Elimina las grasas y la sal de tu dieta.

Evita fumar y tomar alcohol.

No entres en la sauna.

Evita coger sol en las piernas.

Camina a diario y si puedes hacerlo en la playa mejor. Debes fortalecer los músculos para que puedan ayudar a tus venas a funcionar correctamente.

Procura no estar más de 2 horas sentada o de pie sin moverte. Da pequeños paseos y mueve los pies con frecuencia. No cruces las piernas.

Toma fibra para evitar el estreñimiento, ya que el esfuerzo realizado para defecar, debilita la circulación de las piernas.

Cuando te duches no uses agua demasiado caliente y acaba siempre con agua fría, desde los pies hacia los muslos.

Date masajes ascendentes y circulares con aceites esenciales o geles fríos. Y si puedes, en alguna ocasión acude a un centro profesional donde te den masajes drenantes o presoterapia.

Algunos ejercicios para mejorar las molestias de las piernas

  1. Camina sobre los talones.
  2. Camina sobre las puntillas.
  3. Sentada, con los pies juntos, separa y junta la punta. 25 veces
  4. Sentada, balancea puntas y talones. 25 veces
  5. Sentada, flexiona y estira los dedos. 25 veces
  6. Tumbada, haz movimientos en forma de tijera. 20 veces
  7. Tumabada, pedalea con las piernas en el aire. 25 veces
  8. Tumbada, extiende las piernas y haz giros. 15 veces
Comparte este artículo!