Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

neuralgia pudendo

¿Qué es la Neuralgia del pudendo?

La neuralgia pudenda es un dolor pélvico a largo plazo que se origina por el daño o la irritación del nervio pudendo, un nervio principal en la pelvis.

El nervio pudendo suministra áreas que incluyen:

  • Zona inferior de las nalgas.
  • Área entre las nalgas y los genitales (perineo).
  • Área alrededor del ano y recto.
  • Zona genital femenina.
  • Escroto y pene en hombres.

La neuralgia pudenda puede ser muy incómoda y angustiosa, pero hay ayuda disponible.

Síntomas de la neuralgia pudenda

El síntoma principal de la neuralgia pudenda es el dolor pélvico. Cualquiera de las áreas suministradas por el nervio pudendo puede verse afectada.

El dolor puede:

  • Sentirse como una sensación de ardor, aplastamiento o picazón.
  • Desarrollarse gradualmente o repentinamente.
  • Ser constante, pero peor en algunos momentos y mejor en otros.
  • Empeorar al sentarse y mejorar al estar de pie o acostado.

Otros síntomas pueden incluir:

  • Adormecimiento y sensación de alfileres y agujas en la zona pélvica.
  • Aumento de la sensibilidad al dolor: puede que le resulte incómodo un toque ligero o el uso de ropa.
  • Sentir como si hubiera hinchazón o un objeto en su perineo; a menudo se lo describe como sentirse como una pelota de golf o de tenis
  • Necesidad de ir al baño con frecuencia o de repente.
  • Dolor durante las relaciones íntimas y disfunción eréctil en los hombres.

Cuándo obtener asesoramiento médico

Consulte a su médico de cabecera si tiene dolor pélvico persistente.

No se demore en buscar consejo si el dolor está causando problemas. La neuralgia pudenda puede seguir empeorando si no se trata, y el tratamiento temprano puede ser más efectivo.

El estrés de vivir con neuralgia pudenda también puede tener un impacto significativo en su salud física y mental si no se trata.

Pruebas de neuralgia pudenda

Su médico de cabecera le preguntará acerca de sus síntomas y puede examinar el área para detectar cualquier causa obvia de su dolor.

Si piensa que podría tener una neuralgia pudenda o no está seguro de qué es lo que le causa dolor, pueden remitirlo a un especialista para que le realice otras pruebas.

Estas pruebas pueden incluir:

  • Un examen vaginal o rectal: para ver si el dolor ocurre cuando su médico aplica presión sobre el nervio pudendo.
  • Un escáner de resonancia magnética: para detectar problemas como un nervio pudendo atrapado y descartar otras posibles causas de su dolor.
  • Estudios de los nervios: se utiliza un pequeño dispositivo insertado en el recto para estimular los nervios cercanos con impulsos eléctricos leves para verificar qué tan bien están funcionando los nervios.
  • Inyecciones de bloqueo nervioso: se inyecta analgésico alrededor del nervio pudendo para ver si su dolor mejora.

Tratamientos para la neuralgia pudenda

Los tratamientos para la neuralgia pudenda incluyen:

  • Evitar las cosas que empeoran el dolor, como montar en bicicleta, estreñimiento o estar sentado por un tiempo prolongado. Puede ser útil usar un cojín especial con un espacio en el medio al sentarse y probar tratamientos para el estreñimiento.
  • Medicamentos para alterar el dolor: normalmente serán medicamentos especiales para el dolor de los nervios, en lugar de analgésicos comunes como el paracetamol.
  • Fisioterapia: un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios para relajar los músculos del piso pélvico (músculos que usa para controlar la micción) y otros músculos que pueden irritar el nervio pudendo.
  • Inyecciones analgésicas: las inyecciones de anestesia local y medicamentos esteroides pueden aliviar el dolor durante unos meses.
  • Cirugía de descompresión: si algo presiona el nervio pudendo, como un pedazo de tejido, la cirugía para alejarlo del nervio puede ayudar a mejorar su dolor.
  • Estimulación nerviosa: se implanta quirúrgicamente un pequeño dispositivo debajo de la piel para administrar leves impulsos eléctricos al nervio e interrumpir las señales de dolor enviadas al cerebro.

Es posible que lo remitan a un equipo especializado en el manejo del dolor para recibir apoyo y asesoramiento sobre el tratamiento.

Causas de la neuralgia pudenda

La neuralgia pudenda puede ocurrir si el nervio pudendo está dañado, irritado o atrapado.

Las posibles causas incluyen:

  • Compresión del nervio pudendo por parte de los músculos o tejidos cercanos, a veces llamado atrapamiento del nervio pudendo o síndrome del canal de Alcock.
  • Estar sentado durante mucho tiempo, montar en bicicleta, montar a caballo o estreñimiento (generalmente durante meses o años): esto puede causar daños menores repetidos en el área pélvica.
  • Cirugía del área pélvica
  • Un hueso roto en la pelvis.
  • Daño al nervio pudendo durante el parto. Esto puede mejorar después de unos meses.
  • Un crecimiento no canceroso o canceroso que presiona el nervio pudendo.
  • En algunos casos, no se encuentra una causa específica.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.