Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

extirpacion vesicula

Extirpación de la vesícula biliar

La cirugía de extirpación de la vesícula biliar, también conocida como colecistectomía, es un procedimiento muy común.

La vesícula biliar es un órgano pequeño en forma de bolsa en la parte superior derecha de su barriga.

Almacena la bilis, un líquido producido por el hígado que ayuda a descomponer los alimentos grasos.

No necesita una vesícula biliar, por lo que a menudo se recomienda la cirugía para extirparla si tiene algún problema.

¿Cuándo es necesario extirpar la vesícula biliar?

La cirugía para extirpar la vesícula biliar generalmente se realiza si usted tiene cálculos biliares dolorosos.

Estas son pequeñas piedras que pueden formarse en la vesícula biliar como resultado de un desequilibrio en las sustancias que forman la bilis.

Los cálculos biliares a menudo no causan síntomas y es posible que no se dé cuenta de que los tiene, pero en ocasiones pueden bloquear el flujo de la bilis e irritar la vesícula biliar (colecistitis aguda) o el páncreas (pancreatitis aguda).

Esto puede causar síntomas tales como:

  • Dolor de barriga repentino e intenso.
  • Náuseas y vómitos.
  • Coloración amarillenta de la piel y en el blanco de los ojos (ictericia).

Muy ocasionalmente puede ser posible tomar medicación para disolver cálculos biliares, pero la cirugía para extirpar la vesícula biliar es el tratamiento más efectivo en la gran mayoría de los casos.

¿Qué sucede durante la cirugía de extirpación de la vesícula biliar?

Hay 2 formas principales de extirpar la vesícula biliar:

  • Colecistectomía laparoscópica: se hacen varios cortes pequeños (incisiones) en la barriga (abdomen) y se utilizan instrumentos quirúrgicos finos para acceder y extraer la vesícula biliar.
  • Colecistectomía abierta: se hace una incisión más grande en su abdomen para acceder y extraer su vesícula biliar.

La primera intervención se usa con más frecuencia porque puede irse del hospital antes, recuperarse más rápido y queda con cicatrices más pequeñas que con un procedimiento abierto.

Ambas técnicas se realizan bajo anestesia general, lo que significa que estará dormido durante la operación y no sentirá ningún dolor mientras se realiza.

Recuperación de la cirugía de extirpación de la vesícula biliar

Por lo general, no toma mucho tiempo recuperarse de la Colecistectomía laparoscópica.

La mayoría de las personas pueden abandonar el hospital el mismo día o la mañana siguiente.

Probablemente podrá volver a la mayoría de sus actividades normales en unas 2 semanas.

Se tarda más en recuperarse de una cirugía abierta. Es posible que deba permanecer en el hospital de 3 a 5 días y pueden pasar de 6 a 8 semanas antes de que vuelva a la normalidad.

Vivir sin la vesícula biliar

Puede llevar una vida perfectamente normal sin su vesícula biliar.

Su hígado todavía producirá suficiente bilis para digerir su comida, pero en lugar de almacenarse en la vesícula biliar, gotea continuamente en su sistema digestivo.

Es posible que se le haya recomendado consumir una dieta especial antes de la cirugía, pero esto no necesita continuar después.

En su lugar, debe aspirar a tener una dieta generalmente saludable y equilibrada.

Algunas personas experimentan problemas como hinchazón o diarrea después de la cirugía, aunque esto generalmente mejora en unas pocas semanas.

Si observa que ciertos alimentos o bebidas desencadenan estos síntomas, es posible que desee evitarlos en el futuro.

Riesgos de la cirugía de extirpación de la vesícula biliar

La cirugía de extracción de la vesícula biliar se considera un procedimiento seguro, pero, como cualquier tipo de cirugía, existe el riesgo de complicaciones.

Las posibles complicaciones incluyen:

  • Infección en la herida.
  • Bilis goteando en la barriga.
  • Daño en una de las aberturas (conductos) que llevan la bilis fuera del hígado.
  • Coágulos de sangre.

Hable con su cirujano acerca de los beneficios y riesgos de la cirugía antes de su operación.