El término eczema se refiere a una serie de alteraciones de la piel en la que se enrojece y se irrita y ocasionalmente desembocan en pequeñas protuberancias llenas de líquido que se humedecen y supuran.

La causa más común de eczema es la dermatitis atópica, a veces denominada eczema del lactante, aunque se puede presentar en lactantes y niños mayores.

La palabra "atópica" describe las condiciones que se producen cuando una persona es demasiado sensible a los alérgenos en el ambiente, como el polen, moho, polvo, caspa de animales y ciertos alimentos. "Dermatitis" significa que la piel está inflamada, enrojecida o irritada.

Aproximadamente 1 de cada 10 niños tiene eczema. Por lo general, los síntomas aparecen dentro de los primeros meses de vida, y casi siempre antes de que el niño cumpla 5 años. 

Signos y síntomas del eczema

Los signos y síntomas del eczema pueden variar considerablemente durante las primeras fases. Entre los 2 y 6 meses de edad (y casi siempre antes de los 5 años de edad), los niños con eczema suelen presentar picor, piel seca y roja y pequeñas protuberancias en las mejillas, la frente o el cuero cabelludo. La erupción puede extenderse a las extremidades (brazos y piernas) y el tronco.

También pueden experimentar picazón, descamación y erupciones en los pliegues de los codos, detrás de las rodillas, o en el dorso de las muñecas y los tobillos.

Los niños a menudo tratan de aliviar la picazón rascando las zonas afectadas, pero rascarse puede empeorar el sarpullido.

¿Cuánto tiempo dura el eczema?

En muchos casos, el eczema entra en remisión y los síntomas pueden desaparecer durante meses o incluso años.

En algunos niños, la afección puede mejorar y luego reaparecer en el inicio de la pubertad (hormonas, estrés, cosméticos, etc.). Algunas personas experimentan algún grado de dermatitis en la etapa adulta, con áreas de picazón y secas y escamosas.

El eczema no es contagioso.

Prevención del excema

Los científicos creen que el eczema es hereditario, por lo que no hay manera de evitarlo. Sin embargo, debido a factores desencadenantes específicos pueden empeorar las cosas, los brotes pueden prevenirse o mejorarse evitando algunos factores desencadenantes como:

  • Polen
  • Polvo
  • Caspa de los animales
  • Aire seco del invierno con poca humedad
  • Permitiendo que la piel se seque demasiado
  • Ciertos jabones y detergentes
  • Ciertos tejidos (como lana o los materiales vastos)
  • Cosméticos, perfumes y aguas de colonia (en particular los que contienen alcohol)
  • Humo de tabaco
  • Algunos alimentos (esto depende de la persona, pero los productos lácteos y los alimentos ácidos como los tomates son muy comunes)
  • Estrés emocional
  • Calor excesivo
  • Sudoración
  • Además, frenar la tendencia a rascarse la erupción puede evitar que la enfermedad empeore y se haga lesiones cutáneas más severas.

Diagnóstico del eczema

El diagnóstico del eczema puede ser un reto debido a que cada niño experimenta una combinación única de síntomas que también tienden a variar en severidad.

A veces se confunde con otras enfermedades de la piel, como dermatitis seborreica (más conocido como "costra láctea"), psoriasis (una enfermedad genética que hace que la piel se vuelva escamosa e inflamada), y dermatitis de contacto (causadas por el contacto directo de la piel con una sustancia irritante, como metales, medicamentos, o jabones).

Además de realizar un examen físico, el médico probablemente le preguntará acerca de sus síntomas y su historial de salud, la salud de su familia, los medicamentos que esté tomando, cualquier alergia que el niño pueda tener y otros temas.

El médico también le ayudará a identificar las cosas en el entorno de su hijo que pueden contribuir a la irritación de la piel. Por ejemplo, si su hijo comenzó a utilizar un nuevo jabón o loción antes de que aparecieran los síntomas.

El médico también puede preguntar acerca de cualquier tensión ya sea en casa, la escuela o en otro lugar, porque el estrés puede conducir a brotes de eczema.

Probablemente Su médico también hará lo siguiente:

Examinar la distribución y la aparición de la erupción.

Preguntar cuánto tiempo hace que salió la erupción.

El médico querrá descartar otras enfermedades y condiciones que pueden causar inflamación de la piel. El médico puede enviar a su hijo a un dermatólogo o un especialista en alergias.

Su médico también puede pedirle que elimine ciertos alimentos (huevos, leche, soja, o frutos secos) de la dieta de su hijo, detergentes o jabones, o hacer otros cambios para saber si su hijo tiene una reacción a algo.

Tratamiento del eczema

La cortisona o esteroides, son comúnmente utilizados para tratar el eczema, y no son los mismos que los esteroides que utilizan algunos atletas. Estos medicamentos generalmente son aplicados directamente a las zonas afectadas dos veces al día.

Debe seguir el tratamiento que le dicte su médico. También es importante no utilizar estos tratamientos si han sido recetados para otra persona. Estas cremas y ungüentos varían, y su uso en un área sensible puede dañar la piel, especialmente en los bebés.

Otros tratamientos que el médico puede recomendar:

  • Antihistamínicos (para ayudar a controlar la picazón)
  • Antibióticos orales o tópicos (para prevenir o tratar infecciones secundarias, que son comunes en los niños con eczema)
  • Algunos niños mayores con eczema grave también se pueden tratar con luz ultravioleta bajo la supervisión de un dermatólogo.

Cómo ayudar a su hijo en caso de eczema

  • Evite los baños calientes frecuentes, que tienden a secar la piel.
  • Use agua tibia y jabones suaves o limpiadores sin jabón en el baño de su niño.
  • Evite el uso de jabones perfumados.
  • Evite frotar demasiado al secar a su hijo después de bañarlo.
  • Evite vestir al niño con ropa áspera o irritante, como la lana o los materiales vastos. Vista al niño con ropa suave como las de algodón.
  • Aplicar cremas y lociones hidratantes con frecuencia (lo ideal es de dos a tres veces al día). Pero evite las que contienen alcohol. Algunos productos para bebés también pueden contribuir a secar la piel.
  • Aplicar compresas frías (paño húmedo y frío) en las áreas irritadas de la piel para aliviar el picor.
  • Mantenga las uñas del niño cortas para minimizar el daño de la piel causado por el rascado.
  • Trate de que su hijo use guantes finos y cómodos durante la noche si tiene riesgo de rascarse.
  • Elimine los alérgenos conocidos, como ciertos alimentos, el polvo o caspa de las mascotas de su hogar. (Esto se ha demostrado que ayuda a algunos niños pequeños).
  • Haga que su hijo beba mucha agua, lo que aumenta la humedad en la piel.

Usted puede enseñarle a su hijo:

  • A establecer una rutina de cuidado de la piel.
  • Usar sólo maquillaje "sin perfume" y protectores solares y cremas hidratantes faciales no comedogénicos y sin aceite.
  • Reconocer las situaciones estresantes (como un examen en la escuela o competiciones deportivas) y la manera de gestionarlos (como tomar respiraciones profundas y relajantes, centrándose en una actividad agradable, o tomar un descanso).

Cuándo llamar al médico

Los niños y adolescentes con eczema son propensos a las infecciones de la piel, sobre todo por estreptococos o el virus del herpes. Llame a su médico inmediatamente si nota alguno de los primeros signos de infección en la piel, que pueden incluir:

  • Fiebre
  • Enrojecimiento y calor en las áreas afectadas
  • Protuberancias llenas de pus en las áreas afectadas
  • Además, llame a su médico si nota un cambio repentino o empeoramiento del eczema o si no responde a las recomendaciones del médico.

Aunque el eczema puede ser una verdadera lata para los niños y para los padres, adoptando algunas precauciones y siguiendo las indicaciones del médico pueden mantenerlo bajo control.

Comparte este artículo!