Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

diabéticos, diabetes, coronavirus, covid-19, complicaciones

Las personas con diabetes pueden tener un mayor riesgo de COVID-19: esto es lo que debes hacer

Los profesionales de la salud dicen que las personas con diabetes pueden estar en mayor riesgo de complicaciones con el coronavirus que el resto de población en general, aunque los estudios no son definitivos.

Las personas mayores de 60 años con diabetes y otros problemas de salud están especialmente en riesgo.

La diabetes y los niveles altos de glucosa están asociados con mayores complicaciones, insuficiencia respiratoria y mortalidad en pacientes hospitalizados con COVID-19.

Diabetes y riesgo de COVID-19

Los investigadores no están seguros de por qué las personas con diabetes pueden tener un mayor riesgo de complicaciones y muerte por COVID-19, o si existe un riesgo aún mayor.

Por ejemplo, un estudio de más de 72,000 casos de COVID-19 en China continental publicado en la revista JAMA encontró que las personas con diabetes tenían más del triple de la tasa de mortalidad de las personas sin diabetes, alrededor del 7 por ciento en comparación con alrededor del 2 por ciento.

Si bien otros estudios lo han corroborado, todavía hay otros que no han confirmado estos hallazgos. La enfermedad COVID-19 todavía es nueva, por lo que el conocimiento es limitado y está evolucionando.

Sin embargo, es de especial interés el riesgo aparente para las personas con diabetes tipo 1, así como para las personas con diabetes tipo 2.

Las personas con diabetes, particularmente el tipo 1, que experimentan una infección viral tienen una mayor probabilidad de tener cetoacidosis diabética, lo que inhibe la capacidad del cuerpo para mitigar la sepsis, un importante contribuyente a la muerte entre las personas con COVID-19.

Cómo prepararse para COVID-19

Conociendo los riesgos, la pregunta es cómo prepararse mejor.

Si tiene chequeos o visitas al médico fuera de casa, considera reprogramar o ver si hay opciones telefónicas o telemáticas.

Más allá de tener una reserva adecuada de insulina, las personas con diabetes deben prepararse para COVID-19 de la misma manera que todos los demás: prestando especial atención a lavarse bien las manos, desinfectar las superficies, practicar el distanciamiento social y aislarse lo máximo posible.

Además, los médicos recomiendan:

  • Mantener un buen control glucémico. Esto podría ayudar a reducir el riesgo de infección y también la gravedad de la enfermedad. Controla con frecuencia los niveles de glucosa en sangre.
  • Come sano. Es importante prestar atención a la nutrición y la ingesta adecuada de proteínas, así como evitar las deficiencias de minerales y vitaminas.
  • Ejercicio. El ejercicio puede mejorar la inmunidad.
  • Estar vacunado contra la gripe y la neumonía podría disminuir las posibilidades de neumonía bacteriana secundaria después de la infección viral respiratoria. Pero no previene el coronavirus.

Qué hacer si crees que tienes COVID-19

Si tiene diabetes y cree que puede haber contraído el nuevo coronavirus, el primer paso es llamar al número que se ha facilitado para la atención al coronavirus y seguir todas sus indicaciones.

Pautas generales en casa.

  • Si la cuarentena la estás haciendo en casa asegúrate de tomar suficiente líquido para hidratarte. Realiza un seguimiento del consumo de líquidos y controla tus niveles de glucosa y cetonas.
  • Controla tu nivel de azúcar en sangre más veces durante el día y la noche. Si tu nivel de azúcar en la sangre ha registrado un alto más de 2 veces seguidas, verifica las cetonas para evitar la cetoacidosis diabética. Es importante tomar precauciones adicionales para COVID-19. Más allá de estos, si tienes síntomas, trátalo como un caso grave de gripe.
  • Asegúrate de tener medicamentos de venta libre para tratar la fiebre y otros síntomas. La mayoría de las personas podrán recuperarse de COVID-19 en casa.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.