Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

síntomas del coronavirus, la gripe y las alergias

¿Crees que puedes tener COVID-19?

Estos son los síntomas del coronavirus, la gripe y las alergias.

Los expertos señalan que el nuevo coronavirus, la gripe y las alergias tienen síntomas diferentes.

Los síntomas principales del nuevo coronavirus son fiebre, cansancio, tos seca y falta de aliento. Las alergias tienen síntomas más crónicos e incluyen estornudos, sibilancias y tos. La gripe tiene síntomas similares al nuevo coronavirus, como fiebre y dolores corporales, pero la gripe generalmente no causa dificultad para respirar.

Si tienes secreción nasal o picazón en los ojos, no significa que tengas el nuevo coronavirus.

Sin embargo, si tiene tos seca, fatiga y fiebre, es posible que tengas COVID-19.

Por otra parte, también podría ser gripe estacional.

Hay muchos síntomas de resfriado, gripe y COVID que son similares, y puede ser difícil de distinguir. Sin embargo, una diferencia clave entre los tres es un síntoma del coronavirus, la falta de aliento. La falta de aire es un signo común de COVID-19 que ocurre antes del desarrollo de la neumonía. En general, la gripe o un resfriado no causan dificultad para respirar a menos que haya progresado a neumonía.

El resfriado común rara vez causa dificultad para respirar después de que se desarrolla la fiebre.

La gripe sí imita al COVID-19 muy de cerca, pero la falta de aliento no suele ser tan grave como con COVID-19.

Con el COVID-19, la falta de aire a menudo ocurre de 5 a 10 días después del primer signo de fiebre.

Estornudar no es un síntoma

Estornudos, secreción nasal, dolor facial, goteo posnasal y picazón en los ojos son síntomas comunes de alergias o resfriado común. Pero no son típicos de COVID-19.

Los síntomas más comunes de COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Algunos pacientes pueden tener dolores y molestias, congestión nasal, secreción nasal, dolor de garganta o diarrea.

Los síntomas de COVID-19 generalmente aparecen de 2 a 14 días después de la exposición.

Sin embargo, algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se sienten mal. Estas personas aún pueden transmitir el virus a quienes les rodean, incluso si no se sienten enfermos.

Las alergias tienen síntomas crónicos

El COVID-19, como la gripe o el resfriado común, es una enfermedad aguda, lo que significa que las personas se sienten bien hasta que los síntomas comienzan a aparecer.

Las alergias, por otro lado, generalmente son crónicas y se presentan con síntomas de forma intermitente durante semanas, meses o incluso años. Las alergias no deberían causar fiebre ni dolor de cuerpo y en general, no hay tos a menos que se tenga mucho drenaje nasal.

Las alergias también pueden causar sibilancias, agregó, especialmente en personas con asma.

Los síntomas de alergia tienden a variar con el entorno: empeoran con la exposición al polvo, el polen o la caspa de los animales, mientras que los síntomas del resfriado tienden a persistir independientemente de la hora del día, el clima, la localidad u otros factores ambientales.

Además, al igual que con COVID-19, los resfriados tienen más probabilidades de tener síntomas generalizados como fiebre, dolor de cabeza y dolores corporales, mientras que las alergias generalmente solo afectan el tracto respiratorio.

A pesar de los síntomas, no es la gripe

El COVID-19 no es la gripe.

Como uno de una clase de patógenos conocidos como coronavirus, en realidad está más estrechamente relacionado con el resfriado común que con la gripe estacional.

Sin embargo, a pesar de cierta superposición, los síntomas típicos de COVID-19 son más similares a la gripe (fiebre, tos, dolor de garganta, secreción nasal o congestión nasal, dolores musculares o corporales, dolores de cabeza, fatiga) que el resfriado común (secreción nasal o nariz tapada, dolor de garganta, tos, congestión, dolores corporales leves, dolor de cabeza leve, estornudos, fiebre leve, malestar general).

En términos de diferenciar entre gripe y COVID-19, puede ser casi imposible distinguirlo es por eso que se recomienda a las personas vacunarse contra la gripe para que al menos pueda minimizar el riesgo de gripe a la luz de todo lo demás. Las fiebres, los dolores corporales, la tos y los estornudos podrían atribuirse a ambos por igual, por lo que realmente significa que si hay una preocupación por la gripe, hay una preocupación por COVID-19.

Los casos pueden ser mortales

Se cree que los casos leves de COVID-19 duran aproximadamente 2 semanas. La gran mayoría de los casos son leves.

Casi nadie muere de resfriado común. Y la mayoría de las alergias estacionales son más molestas que peligrosas.

Sin embargo, la gripe si causa muchas muertes en el mundo cada año.

El COVID-19 tiene el potencial de causar aún más muertes porque se transmite fácilmente, la población carece de inmunidad a la enfermedad y las complicaciones en casos graves pueden incluir neumonía potencialmente mortal.

Si te sientes enfermo o crees que has estado expuesto al COVID-19, debes someterte a cuarentena durante al menos 2 semanas para evitar una mayor propagación de la enfermedad.

Los síntomas graves de COVID-19 que requieren atención médica inmediata incluyen dificultad para respirar, dolor o presión persistentes en el pecho, confusión o incapacidad para despertar, o labios o cara azulados, lo que indica una escasez de oxígeno en el torrente sanguíneo.

Alrededor de una de cada seis personas que contrae COVID-19 se enferma gravemente y desarrolla dificultad para respirar. Las personas mayores y las personas con problemas médicos subyacentes, como presión arterial alta, problemas cardíacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades graves.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.