Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para evitar la presencia de parásitos vivos en el pescado, es necesario cocinarlo correctamente o, si se consume crudo congelarlo previamente durante una semana.

anisakiasis

La anisakiasis es una parasitosis del pescado y de los cefalópodos causada por larvas de nematodos del género Anisakis que puede afectar al hombre si no se llevan a cabo las medidas preventivas adecuadas.

Los Anisakis se presentan dentro del tubo digestivo de peces y cefalópodos marinos, así como en sus vísceras y musculatura. Tiene color blanquecino, forma cilíndrica y sección redondeada, apareciendo generalmente enroscados en forma de espiral típica.

La anisakiasis puede presentarse de dos formas en el hombre:

  • Aguda: al ingerir pescado de origen marino crudo o poco cocinado, que contenga larvas vivas de Anisakis. Los síntomas son digestivos (diarreas, vómitos, etc). Pueden aparecer picores.
  • Alérgica: el parásito puede provocar reacciones alérgicas, en personas que previamente pasaron la forma aguda de la enfermedad, al consumir pescado parasitado sin someter a congelación previa.

Prevención de la anisakiasis:

Cocinar el pescado adecuadamente. Una temperatura en el centro de la pieza, mayor o igual a 60º durante un mínimo de 10 minutos, destruye cualquier posible larva de Anisakis que pudiera encontrarse en dicho pescado. El microondas no lo destruye.

En caso de elaborar platos a base de pescado crudo o prácticamente crudo como es el caso de sushi, pescado marinado, boquerones en vinagre, etc, es necesario aplicar antes de su consumo una congelación de -20º en el interior del pescado durante una semana para matar al parásito y eliminar así el riesgo de contraer la enfermedad.

En los boquerones en vinagre, la congelación se hará antes o después de someterlos al marinado en el vinagre.

Fuente: Instituto de Salud Pública de Madrid